Sobre la carta de Néstor Francia

Me siento aludido por la carta abierta de Néstor Francia. No voy a repetir argumentos, los interesados pueden acudir a Aporrea y leerla con detenimiento. Pero puedo hacer un resumen: 1) en un proceso de cambios revolucionarios, Mao estableció la existencia de una "contradicción principal" y, obviamente, contradicciones secundarias. 2) En Venezuela la contradicción principal es contra el imperialismo norteamericano, por ello se cita lo indicado por el Almirante Kurt W. Tidd Comandante del Comando Sur en febrero de este año. 3) Como el imperialismo apoya el revocatorio, entonces, todos los que pidan el revocatorio se alían con el enemigo principal y, por lo tanto, "que cuando ustedes se ponen a respaldar el llamado a Revocatorio, en realidad están apoyando, sépanlo o no, quiéranlo o no, el plan intervencionista del imperialismo contra Venezuela."

Antes de continuar debo agradecer el tono de la carta pública, eleva el debate y lo saca del estiércol de la descalificación. Ello es bueno ponderarlo, agradecerlo y enaltecerlo, y que conste que lo digo de verdad convencido de la calidad personal de Néstor Francia. Ello no impide que discrepe de sus ideas, asunto, que el como dice, es parte de las faenas humanas.

Quiero hacerle una pregunta al camarada Francia, durante el revocatorio del año 2.004, ¿Chávez no pudo ver la contradicción principal (Francia, dixit) de ese momento concreto y terminó sucumbiendo ante la derecha, tanto la del norte como su sucursal interna? Aquí veo un agujero negro en las argumentaciones de quienes homologan el apoyo al revocatorio y la traición a la revolución. No quiero señalar nombres concretos, de todos es conocido y, en el fondo, el propio Francia lo hace con mayor elegancia, pero lo hace igualmente.

Debemos admitir que el revocatorio de 2.004 se hizo en condiciones muy difíciles para el Presidente Chávez, el país venía del Golpe de Estado y del Paro Petrolero. La oposición creyó que el liderazgo del Comandante se había erosionado y cuando comenzó la campaña electoral no estaba claro quién iba a ganar. Recordemos que en ese momento se relanzaron las misiones sociales existentes y se diseñaron nuevas para ofrecer al pueblo chavista una esperanza para que votaran por el NO. El resto es historia, pero deseo enfatizar un hecho admitido por todos, Chávez supo sembrar de nuevo un imaginario positivo en el país y ganó la batalla con ideas renovadoras y de gran aliento popular, comenzó con este triunfo la era dorada del chavismo.

Pero otro elemento no menos importante fue el hecho político de que el Comandante entendió que la Revolución debía batir a la derecha en un espacio nuevo en la Constitución del año 99: los procesos de revocación de mandatos de elección popular. Camarada Francia, Chávez nunca le regaló el referendo a la oposición de entonces, que es casi la misma de hoy en día. No lo hizo y allí comenzó su triunfo, en el momento en que la derecha jugó en el terreno del pueblo, de una conquista del chavismo, comenzó a perder. Después fue coronar su éxito el 15 de agosto.

Se dice fácil, ganó la batalla. Hoy el chavismo que está en Miraflores (sabemos que hay un chavismo que no está con el gobierno y sigue siendo chavista) nunca ha visto el referendo revocatorio como un espacio del pueblo y se lo regaló a la oposición. Ni más ni menos y, Francia, usted también le está dando en bandeja de plata una conquista chavista a la derecha internacional y nacional.

No hay que ser muy astuto para entender que una política de oponerse sistemáticamente a todo lo que venga de la MUD pueda dar un aire nuevo al chavismo. No, al revés, ha fortalecido a la MUD y le dio una inmensa ventaja electoral el pasado 6 de diciembre.

Vamos a realizar un razonamiento un tanto mal intencionado pero que sirve para demostrar un argumento. Si la oposición dice que hay que oponerse a la explotación por el capitalismo global del Arco Minero del Orinoco, entonces, como es una propuesta de la derecha tenemos que enfrentarla y aliarnos con las empresas mineras porque eso si es revolucionario. Así nunca entendió Chávez sus decisiones, por cierto, muy inclinado a dar virajes sorprendentes y a llegar acuerdos pragmáticos cuando veía ventaja o no tenía más opciones.

Pero no se trata de un asunto de pragmatismo sino de principios políticos: la Constitución (con el referendo incluido) es del pueblo, no de la oposición ni del imperialismo. Una parte importante del legado de Chávez está allí y no podemos dejar que otros defiendan lo que los chavistas debemos defender. Da pena ajena ver a operadores rojo/rojitos oponiéndose al referendo como una labor revolucionaria.

Aquellos chavistas que estén con los que deciden y manejan el poder desde Miraflores los respeto, pero no tienen moral para negarme a mí el derecho de revocar a un Presidente que se apartó hace rato del legado de Chávez. Repito, tengo derecho como chavista a revocar a un gobierno que ha conducido al país a su mayor crisis económica. Pero ya sabemos lo que hace el gobierno: rehúye responsabilidades, todos son culpables menos ellos y ahora quieren venderse como los salvadores. El problema es que Maduro está enterrando al chavismo con su incapacidad.

¿Quién vendrá después? La MUD tendrá una inmensa oportunidad de ganar las elecciones. ¿Y el chavismo ofrecerá más de lo mismo? Aquí es donde comienza el calvario para los factores políticos que han luchado por la transformación del país, en lo personal tengo dudas de una recomposición del Gran Polo Patriótico, pero es posible que se pueda dar. He visto síntomas de ese proceso en las últimas semanas, desde los que le piden a Maduro que renuncie para salvar la revolución hasta el predicamento críptico del profesor Barreto, pasando por las críticas públicas del Partido Comunista. Pero quiero ser sincero, no nos queda mucho tiempo.

Lo que si sobra en este momento es temor al pueblo, a la consulta, a los procesos electorales. Hay dirigentes del gobierno que insinúan ilegalizar a la MUD. Otros sueñan con un país sin procesos electorales porque se pueden perder y el enemigo (el imperialismo) ganaría. Noto que desde hace rato que el gobierno extravió el rumbo chavista y el grupo que controla el poder tiene abiertamente un acuerdo con sectores de la derecha venezolana para aplicar soterradamente un plan de ajuste de corte neoliberal. En Venezuela lo que vivimos de un sueldo, y sé que el profesor Francia está en esa condición, padecemos las mordidas diarias de una economía puesta al servicio de la especulación, que es expresión del capitalismo más salvaje.

Amanecerá y veremos estimado profesor Francia. Tal vez un revocatorio produzca el milagro político del resurgimiento del chavismo con nuevas caras y comprometidos con la ética. Porque usted sabe que la corrupción es el telón de fondo de esta crisis.

Quiero finalizar invitándolo a leer un artículo que publiqué hace poco en Aporrea que dar respuesta a otro nivel, ¿Quiénes nos están empujando a los brazos del neoliberalismo del siglo xxi? (http://www.aporrea.org/actualidad/a228738.html) Y no somos precisamente los que criticamos y buscamos alternativas, aunque sean dolorosas.




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1803 veces.



Nelson Suárez

Docente/Investigador Independiente (Literaratura, Ciencia, Tecnología y Sociedad)

 suarez.nelson2@gmail.com

Visite el perfil de Nelson Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Suárez

Nelson Suárez

Más artículos de este autor