Abastecimiento soberano y rapiña

Los efectos del desabastecimiento programado, con la especulación o sobreprecio y las largas colas, han sido devastadores. También, sabemos que las medidas asumidas por el gobierno nacional han conjurado la hambruna que los sectores plutocráticos que controlan el noventa y dos por ciento (92%) de la producción, distribución y comercialización se han propuesto con un único fin: liquidar al chavismo en todas sus manifestaciones, lo que pasa por "La Salida" de Nicolás Maduro Moros, por cualquiera de los mecanismos de lucha combinados, basados en el rechazo que han traficado en su contra, en cada cola de cada día, bajo el sol y el agua, más la compra exigua de uno que otro producto alimenticio de primera necesidad, en el que la harina precocida es el primero de entre otros alimentos que venden a precio especulativo, lo que ha erosionado estratosféricamente el poder adquisitivo de todos los trabajadores.

En este contexto, toda la culpa es directamente atribuida al Presidente Nicolás Maduro, con la campaña abierta y retadora de los medios de comunicación privados, entre los que destacan Globovisión, Televén y Venevisión, ahora ayudados por tontos útiles que una vez militaron en las filas del chavismo, entre cretinos que sienten que sólo ellos saben gobernar pero fueron unos inútiles cuando ocuparon cargos, además de que fueron los quintacolumnas que favorecieron y fortalecieron el golpismo opositor en áreas y espacios, como el universitario, craso error que hoy estamos pagando los venezolanos, a un costo muy alto.

Hoy, a pesar de que el panorama luzca desolador y desde los oposicionismos liderados por el gobierno estadounidense y nucleados en Venezuela en Fedecámaras-Venamcham, sin distraernos en los bufones de la MUD, podemos también percatarnos de que los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) han empezado con buen pie, aunque han sido insuficientes e inconstantes, además de que la activación de la Gran Misión de Abastecimiento Soberano, se perfila como la punta de lanza para derrotar la guerra económica que muchos pretenden banalizar, pero que ha hecho híperpluscuammillonarios a los ricos y neorricos, a costa de la ruina del pueblo.

Ahora bien, el tiempo conspira contra el gobierno revolucionario y contra el Pueblo llano, sencillo y encabronado con las largas colas de indignidad y robo a su bolsillo. Eso es, precisamente, lo que están calculando desde los sectores oposicionistas y es lo único que les ha resultado para derrotar y liquidar al chavismo, luego de diecisiete años de revolución, en donde apenas se han podido establecer las bases sociales de la revolución bolivariana, socialista y chavista, que ha entendido que es imposible hablar de revolución y de socialismo a familias que no tienen techo o que han vivido en los cordones de miseria y muerte que les dio la IV República de adecos corruptos y asesinos, alternados con las otras lacras con modales, los copeyanos, ahora mutados en Primero Justicia, Voluntad Popular, Vente Venezuela et al.

Hoy, quienes fuercen por preservar el legado del Comandante Hugo Chávez y por profundizar la revolución bolivariana, socialista y chavista, no pueden darse el lujo de dudar y deben colocarse en la ofensiva política en defensa del Pueblo, atacando la guerra económica y, sobre todo, bajo el liderazgo y órdenes de Nicolás Maduro Moros.

También, se requiere de la mayor humildad y disposición de trabajo, lucha y unidad de nuestra parte, que ayuden al Presidente Nicolás Maduro a sacarnos de este atolladero, sin mentiras, sin lisonjas estúpidas y con propuestas racionales, en el marco de los revolucionarios, porque no podemos derrotar el capitalismo con sus reglas capitalistas, ni haciendo carantoñas y concesiones a la derecha plutocrática. Es un grave error por ejemplo, tratar de ganar la guerra económica, haciendo complacencias y congraciándose con el sector privado, cuando todos sabemos que su cercanía con el gobierno al que desprecian, es sólo, en tanto y en cuanto, les provea dólares y beneficios para hacerse ellos aún más ricos.

Ahora bien, sí podemos superar la crisis de abastecimiento, en un lapso de tres meses, porque:

• no hay más bachaqueros de cuello blanco que la Juventud del PSUV y de los jóvenes del Gran Polo Patriótico y colectivos juveniles;
• la cadena de distribución y comercialización del sector privado no es mayor en capacidad, ni mejor organizada que nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB);
• no es más efectivo el tal "Código" con el que Empresas Polar vende a precios leoninos unas bolsas con tres productos, para sabotear y desdibujar las repartidas en los operativos de los CLAP, ni el virrey Lorenzo Mendoza y su combo de rateros no son más inteligentes y capaces, que Nicolás Maduro y los dirigentes chavistas;
• no pueden ser más inteligentes, ni mover más masas de Pueblo y trabajadores, los rectores golpistas de la AVERU, que las UBCH y los CLP;
• no hay más países productores de alimentos, insumos y servicios alineados con el golpismo contra Venezuela y subordinados al gobierno estadounidense, que los países hermanos que estén dispuestos a pasar de las palabras solidarias a los hechos concretos, con los que podamos intercambiar petróleo crudo, gasolina, gas, coltán, oro, hierro y otras materias primas y elaboradas, por alimentos y productos que requerimos mientras impulsamos nuestras empresas de producción social (EPS), que nos puedan autoabastecer en el mercado nacional.

Dicho en términos latos, podemos revertir la situación del abastecimiento soberano del Pueblo venezolano, aprovechando esta circunstancia para deslastrarnos de la traición, confiscar la empresas en manos de la parasitaria Fedecámaras-Venamcham, promover las empresas mixtas, privadas nacionalistas y las EPS, como camino concreto a la realización del socialismo. En estas circunstancias al Pueblo y a los productores patriotas no les caería mal una conversión monetaria inesperada, combinada con congelación de precios y revisión de salarios de todos los trabajadores y profundización de todas las misiones y programas sociales amén de la transformación de todo el sistema educativo, para que empecemos a pensar y actuar colectívamente, como socialistas bolivarianos y chavistas del siglo XXI. Y quien diga que ahorita no es conveniente, ténganlo por seguro que más temprano que tarde, lo veremos en el combo de los traidores pujando por la salida de Nicolás Maduro y al lado del loco adeco y su doñita aporofóbica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1234 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a231099.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO