El rectorcito y el caso de la camioneta de la ULA

"Yo no soy un payaso, yo tengo una personalidad bien definida"
(Entrevista en el programa "En Confianza", Venezolana de Televisión, Junio, 2006)

"Siempre he dicho lo mismo, nunca he tenido dos discursos"

"Yo no soy superman, pero no tengo miedo de cumplir mi deber"


Palabras de Léster Rodríguez. Las dos últimas frases fueron tomadas de una declaración hecha durante la detención, por parte de la policía regional, de un grupo de militantes del Movimiento 13 de Marzo, quienes se encontraban a bordo de una camioneta oficial de la ULA, el jueves 23 de Junio, cerca del mediodía. Varios testigos afirmaban que los sujetos a bordo de la camioneta se encontraban armados. De manera muy significativa, no había pasado en Mérida ni una semana de la bochornosa marcha de la oposición convocada por las autoridades universitarias bajo la coartada de la defensa de la autonomía universitaria.

Gracias a la aclaratoria de Léster, de que no es un payaso, no tomamos a chiste su declaración: "Siempre he tenido disposición a conversar con todos los grupos y lo que se ha hecho con esta camioneta de la ULA no tiene nombre, y no tiene precedente en los anales de la universidad" ("Frontera", 23-6-2006). Léster no estaba indignado, como el lector inadvertido pensaría, porque un grupo de militantes de un grupo violento dispusiera de una camioneta oficial de la universidad. Pues eso sí que tiene precedentes en una universidad dominada por mafias que constantemente se pagan favores entre sí. Más bien le molestaba que la camioneta hubiera sido detenida y que se intentara revisarla: "No es posible que un piquete de ciudadanos detenga una camioneta de la universidad e insulten a todo el mundo, insulten al rector e intenten revisarle a la camioneta hasta el aire de los cauchos y no encontraron las supuestas armas que allí había, de tal manera, me parece que ésta es una actitud sumamente grotesca y como rector de la ULA la rechazo categóricamente." ("Cambio de Siglo", 23-6-2006).

Se puede entender que el hecho de que unos militantes del Movimiento 13 de Marzo no estuvieran armados sea lo único que resaltado por el rector y los medios de comunicación regionales. Algunos de los sujetos a bordo de la camioneta han sido fotografiados en disturbios recientes haciendo uso de armas de fuego de alto poder, y se conoce su control territorial armado de amplios espacios universitarios, control ejercido con absoluta impunidad. Pero hay algo muchísimo más importante, de lo cual los medios y el rector pretenden desviar la atención. Lo más relevante en esta detención es que se evidencia el grado de corrupción que existe en el uso de los bienes de la universidad, en este caso sus vehículos, y el grado de colaboración y complicidad de las autoridades rectorales con grupos terroristas que utilizan a la universidad como santuario "autónomo" fuera del alcance de la autoridad y la ley.
Los universitarios, y la ciudad en general, está a la merced de estos criminales, protegidos por su padrino, Léster.

La periodista del "Diario Frontera" Daysi Díaz fue la única, de todos los medios presentes, que atinó a hacer la pregunta pertinente:
-"¿Por qué estos estudiantes identificados con el movimiento 13 estaban a bordo de una camioneta de la ULA?"
-Léster:"Hay que hacer una investigación para saber por qué estos estudiantes están circulando en una camioneta de la universidad"

Que nadie espere que las autoridades universitarias den curso a esa investigación. Las autoridades están demasiado implicadas como para investigarse a sí mismas. Nunca podrían hacerlo de manera imparcial. Que lo haga la fiscalía, y determine si hay delito en el uso que se le da a los vehículos de la universidad. Pueden tomar las reseñas periodísticas citadas como noticia criminis.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2616 veces.



Simón Rodríguez Porras

Músico y militante del Partido Socialismo y Libertad.

 @guitarraylapiz

Visite el perfil de Simón Rodríguez Porras para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: