Los adecos son más pavosos que usar alpargatas con medias y overoles

La gente de la MUD sección beta malasangres, es decir los otros
partidos que componen esta cofradía de burros con sueño y gatos
lagañosos fuera de AD debe estarlo sintiendo en carne de gallina
propia. Desde que llegó Hugo Chávez al lado de su pueblo dijo que “No
volverán”, para referirse a copeyanos y adecos, plasmando en el texto
político algo que no tenía vuelta atrás. Los adecos y copeyanos
enemigos acérrimos del pueblo al que domesticaron durante casi
cincuenta años, se largaban a la M....

Pero en realidad el chavismo ganó con miles de votos que antes fueron
de AD y Copei, es decir no fueron votos de gente de esos partidos,
pero que en efecto si votaban por ellos, esperando que llegara un
hombre aséptico, limpio, patriota de carne pueblo como lo fue el
barinés de Sabaneta. Se anexaron a él hasta el día final de su muerte
y en el LEGADO que aquella terrible noche…”Quiero que voten por
Nicolás”,

Pasaban los días, los meses y los años y los adecos enviados al
ostracismo parecían sombras fantasmales viviendo de los recuerdos, del
cuanto hay pa eso, de la banca me engañó, de no hay razón para no
robar, de no somos suizos, de un hombre debe tener ocho mujeres. Del
adulterio desde Miraflores. Sentían nostalgia por los años de las
bacanales, de las orgías, de la libertad sexual, de la corrupción, del
dinero del Estado, de la trampa, el ajiley, la baraja marcada, la
anotación en la tantera del billar; los adecos fueron creados a imagen
y semejanza con los vicios, la vagancia, el choreo y el chuleo.

No existe nada más dramático que una muerte lenta. Los adecos creen en
la reencarnación, en brujerías, en sayonas y diablos. En cuartas y
quintas pailas. Ven números de terminales en tabacos y cigarrillos, en
dibujos y no sueltan una gaceta hípica para recoger y dar dato. Es
decir son unos carajos que al parecer nos enviaron a Venezuela desde
el SODOMA Y GOMORRA novelesco. Ellos inventaron aquello de que “vuelan
vuelan”, son admiradores del faranduleo, del chisme, del “raro” que
habla de actores y actrices. De la vieja que pone sapos, del
aquelarrito que quita maridos y coloca millonarios en los sueños de una
soñadora, Así son ellos, ah y bebedores de cerveza en taguaras y
lupanares, saboreadores de güisqui al que acompañan con pasapalos de
yuca frita y trocitos de mortadela fría con cebolla y mostaza….¡Guácala!!

Cuando creíamos que sus sobras estaban esparcidas en el Cosmos,
envenenando campos fértiles, aguas y ríos, uno de ellos al que la voz
de alguien en el pueblo llama EL CARCAMAL LIBANÉS, comenzó una
cruzada de viejo ridículo que le dio frutos cuando valiéndose de sus
arrugadas patrañas de carcamal de 74 años y una GUERRA COMERCIAL
inventada por ellos mismos más FEDECÁMARAS Y OTROS, ordenó a sus
huestes de jala bolas y pedigüeños ir a las COLAS donde la gente
trataba de adquirir alimentos, a decirles que DESPUES DEL 6-D
ACABAREMOS CON LAS COLAS pero para eso queremos sus votos”.

El pueblo venezolano no tiene una gota de tonto, Con picardía aceptó
el reto ADECO, mientras por dentro pensaba; “Después que bajen los
precios y aparezca la comida LOS MANDO AL CARAJO”. Pero pecó en su
traviesa inocencia: “Ser Presidente de la AN no es gobernar el país”.
Los adecos que como dice el título de esta nota son bien pavosos, se
volvieron una sopa de fideos. Uno por aquí otro por allá y un camino
largo que llega y se pierde…Y en efecto perdieron la brújula; todo fue
mentira, engaño, burla, aprovechamiento de la desesperación de una
comunidad. Los adecos que son más pavosos que andar con un collar de
cachitos en el cuello, no encuentran que hacer. Prometieron sacar a
Maduro, soltar a Leopoldo, darle libertad a todos los guarimberos y
mandarle a reconstruir el rostro a una adeca llamada GABY, devolverle
la libertad política a la anciana guarimbera María Corina y no comer
LANGOSTINO porque ese es el apellido de la anciana esposa del CARCAMAL
LIBANÉS, lloran la nostalgia de aquellos años cuando se hicieron
dueños de mansiones y quintas al Este de Caracas producto de la
rapiña. Total que eso de tener un pana adeco es más pavoso y
antihigiénico que cepillarse los dientes con un cepillo prestado…


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1133 veces.



Angel V Rivas

Limpiabota, ayudante de pintura, articulista, Productor Nacional Independiente, editor de El Irreverente. Animador del programa Gigantes del Romance, autor del libro Pacto Satánico y poeta en estado de frustración.

 legavicenta@gmail.com      @legavicenta

Visite el perfil de Angel V Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Angel V Rivas

Angel V Rivas

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a229136.htmlCd0NV CAC = Y co = US