1ero de Mayo , LOTTT y Maduro

Se ha hecho histórico el que en el mundo occidental los trabajadores salgamos a marchar, por nuestras demandas o exigencias y por nuestros logros, como un solo cuerpo que movemos el curso de la historia, por ser el sector productivo por excelencia. El problema está en que la ganancia de la producción de todos los trabajadores se la lleva la burguesía como clase exploradora, lo que a nivel mundial, bajo el signo del viejo mundo unipolar, capitalista y saqueador, ha sido la constante por la que hoy fuerzan por destruir el nuevo mundo de la clase trabajadora, que de explotada, ha de pasar a emancipada y de la solidaridad sin limosna, como estamos empezando a ser en el nuevo mundo multicéntrico y pluripolar, del que Venezuela ha emergidos de la mano del Comandante Hugo Chávez, quien entre tantas cosas y nuevos valores nos legó la novísima

Ley Orgánica del Trabajado, de las Trabajadoras y los Trabajadores (LOTTT), la que el Presidente chavista Nicolás Maduro se ha esforzado por pasarla de la letra y su articulado, a una praxis emancipadora, lo que le ha granjeado una lucha encarnizada por sacarlo de la presidencia y liquidar todo rastro del chavismo, incluso, con nuestro silencio cómplice o celestinaje con la derecha a cuenta de una hipercriticidad de cafetín.


Es por ello que de la tradición del Primero (1ro) de Mayo, en la tierra de Simón Bolívar, desde que insurgió el Comandante Chávez, en este mes, ya no se trata sólo del primer día de este mes de glorias, sino que es uno entre los otros días, en los que la clase trabajadora, se está forjando su protagonismo en la historia y su futuro, como una esperanza de vida y paz, razón por la cual, cuando se celebra el Día del Trabajador, es la celebración del trabajo emancipado y liberador, en el que, por primera vez y sin el asqueroso clientelismo adeco-copeyano al que acostumbraban en la IV República, la celebración y nuestra marcha son muy contrarias a las que ahora desde la V República estamos haciendo como un hecho natural: Pueblo y gobierno marchamos juntos, porque somos una revolución decidida a liquidar la explotación del hombre.
Pero, esto no es bucólico. Por una parte, tenemos una bestial guerra económica, con desabastecimiento programado, simplificación de la producción, escasez deliberada, tácticas de brazos caídos, híperinflación provocada para estrangular económicamente al Pueblo, bachaqueo, contrabando y toda clase de vicios conexos en medio de la corrupción que ha buscado socavar las bases de la revolución, mientras desmoraliza a los leales al proceso revolucionario.


Por otra parte, la acción fascista de los sectores que fuerzan por la restauración de los viejos modos de ser de la IV República y sus lacras, se expresa en el boicot político, la búsqueda de la desinstitucionalización desde la Asamblea Nacional, con el apoyo y dirección del gobierno estadounidense.


Estos sectores fascistas enemigos de los trabajadores, están decididos en desaparecer la LOTTT y hacer otra ley a la medida de los explotadores, incluso, rescatando el viejo criterio capitalista de "patrón", porque para ellos, los trabajadores sólo son peones, incluyendo a los profesionales que dedican su conocimiento y su ciencia, para mejorar la producción, siempre un cuando esto represente mayor acumulación de capital o riqueza en manos de los exploradores, es decir, de la burguesía, que es parasitaria por esencia y la que por el solo hecho de ser dueña de los medios de producción, se queda con la ganancia del esfuerzo del trabajador que vende lo único más preciado que tiene, es decir, vende su fuerza de trabajo. Pero, son pocos los que se detienen a pensar el porqué esa burguesía hoy es dueña de los medios de producción, porque ellos o sus abuelos robaron y asesinaron para hoy tener tanta riqueza económico-material concentrada en sus manos y hoy se visten de trajes, buenos modales y perfumes, escondiendo la inmundicia de su latrocinio y con la bendición de la cleresía amiga del lucro.


Por ello, quieren salir de Nicolás Maduro a costa de lo que sea, y ése "lo que sea" no es otra cosa que nuestra sangre, es decir, acabar con nuestras vidas si nos enfrentamos a su golpismo en progreso, porque esa burguesía no logra entender, cómo en medio de la crisis que ellos crearon, el Estado y su gobierno revolucionario presidido por Nicolás Maduro, un día antes del uno de mayo, anunciara aumentos salariales y la protección del salario global de la familia, como los cestaticket y el amparo especialísimo para los pensionados, como garantía de una vida digna en la tercera edad.


Hoy, con la alegría por nuestros logros como trabajadores en revolución, con el sinsabor del boicot económico a pesar de que no hay un solo empresario o comerciante quebrado en Venezuela, pero sí miserabilizada la vida de los trabajadores, podemos contar con una revolución que es más que un gobierno, la que fuerza por hacer eterna nuestra LOTTT y todos los beneficios de nuestras mujeres, madres, hijos y trabajadores en general. Por ello, la clase trabajadora está dispuesta a luchar por sus logros conquistados con Chávez y Maduro, pase lo que pase, a pesar del golpismo y de su guerra económica, consientes de que aún falta mucho por hacer, pero estamos en el camino de nuestra emancipación.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1525 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a227150.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO