Simón Rodríguez vigencia del precursor de la pedagogía revolucionaria

"Cuando una cosa se desprecia es por uno de dos motivos: o por temeridad, o por ignorancia"

Simón Rodríguez (Caracas, 28/10/1769- Perú, 28/02/1854)

 

Para una interpretación analítica socio - histórica e ideológica-política, del pensamiento educativo de nuestro maestro, el más universal de todos - Simón Rodríguez -,debemos ir a las fuentes de sus escritos, he allí en los fundamentos de sus reflexiones – vivencias - experiencias - acciones – observaciones, y transformaciones, hechas en hombres como nuestro Libertador Simón Bolívar, por la construcción de una nueva sociedad, donde las luces, las virtudes, la libertad y la construcción de una república independiente, eran los gérmenes impulsores de una utopía o una demanda histórica aún vigente realizable por y para el bienestar colectivo, en una sociedad de explotación – marginación – exclusión, que pervive desde la colonia hasta nuestros días, a pesar de estar en construcción un proceso revolucionario de transformación política, social y cultural (1999 – 2015), iniciado por nuestro comandante eterno y supremo Hugo Chávez, pero que la lógica del estado burgués y de las clases dominantes a través del gran capital y de instrumentos como la educación, no hemos superado con creces, reconociendo los avances que se han logrado en materia de inclusión, asumiendo el conocimiento como un bien público y la educación como un derecho humano, para el servicio de la humanidad.

Las limitaciones encontradas, es porque no se han trastocado los intereses y las estructuras de la dominación, todavía persiste el llamado de nuestro maestro "una revolución política llama a una revolución económica", en palabras de Carl Marx "la vida material determina la vida social, política y espiritual…", ambos maestros indican el camino a construir para lograr esa nueva sociedad que establezca nuevas formas de relaciones sociales, que estén basadas en la solidaridad, el bienestar colectivo, que asume al individuo no en su necesidad y su realización aislada, sino al individuo como comunidad -parte del colectivo en la construcción solidaria – cooperativa – pensando en todos y para el bienestar de todos y todas, sin división de clases: amos / esclavos – reyes / siervos - explotadores / explotados.

Debemos hacer introspección de su pensamiento para llevarlo a un plano prospectivo a las nuevas realidades y demandas sociales, políticas y económicas que actualmente vive nuestra patria, ya que nuestro proceso revolucionario en materia educativa, como instrumento para la liberación no solo está en construcción, allí conseguiremos tareas revolucionarias aún por erigir debido a las contradicciones y dependencia de la lógica de su estructura, que no permite el proceso constituyente permanente, desde abajo y desde adentro, para dilucidar y discernir como seguir construyendo un modelo liberador o emancipador a través de un proceso cultural en especial en el campo de la educación no sólo la formal sino aquella que se construye con resistencia al sistema capitalista, en todos los espacios de lucha, en especial a través de los movimientos sociales de base y en la construcción del nuevo modelo político-económico a construir, Comuna o nada…

nestorhred@gmail.com

 – comunero -

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1454 veces.



Néstor Hugo Angulo


Visite el perfil de Néstor Hugo Angulo Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: