Análisis de la respuesta de Ramos Allup al Presidente en la Asamblea Nacional

Es inusual que el Presidente de la Asamblea Nacional pronuncie un discurso, en el mismo acto y luego de que el Presidente de la República haya presentado su memoria y cuenta anual. Sin embargo, Ramos Alllup sucumbió a la tentación de responder a algunas afirmaciones del Presidente de la República. Pero como no hay mal que por bien no venga, ese discurso de Allup despejó muchas dudas y algunos podríamos decir que varias respuestas de Ramos Allup terminaron siendo confesiones. Pasemos sin más preámbulos al análisis:

Ramos Allup: "…Además Presidente, y es bueno que lo recuerden los poderes que aquí están, los dos únicos poderes, los dos únicos poderes que tienen legitimidad de origen en el sufragio popular, son el Presidente de la República, órgano unipersonal, y el Poder Legislativo Nacional órgano corporativo; los demás son poderes derivados, sujetos a control…"

Ya Ramos Allup ha esgrimido esta tesis de la "legitimidad de origen del parlamento" para justificar el desacato a los dictámenes del TSJ y el desconocimiento a las otras ramas del Poder Público. Él debería saberlo como abogado, pero es bueno develar el engaño que encierra esa expresión de Ramos Allup. La legitimidad de origen la tiene la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, ya que ella es el resultado del Poder Constituyente que sólo lo detenta el pueblo en ejercicio de su soberanía. Todos los entes y órganos que están establecidos en la Constitución SON DERIVADOS, porque derivan del Poder Constituyente del pueblo, y la legitimidad de esos entes y órganos del Poder Público va a depender de que respeten los valores y principios constitucionales, y no extralimiten las funciones que le están conferidas dentro de la misma Constitución. En pocas palabras, el hecho de que sea el pueblo quien elija directamente a los representantes de las ramas ejecutivas en sus distintos niveles (Presidente de la República, gobernadores y alcaldes), así como también, a los miembros de las ramas legislativas (diputados, legisladores y concejales), no significa que el pueblo les entrega el poder constituyente o parte de la soberanía a ellos para que sean suprapoderes. Constitucionalmente no existe ningún poder por encima de otro. El hecho de que haya diferencia en cómo se eligen sus representantes, no coloca a un poder por encima del otro. Las distintas ramas del Poder Público (legislativo, Ejecutivo, Judicial, Ciudadano y Electoral) no se diferencian por grados de jerarquías, sino por las funciones que les confiere la Constitución Nacional.

Ramos Allup: "… En estos 17 años, Presidente, asidos a un modelo económico, a un modelo de desarrollo que no ha tenido buenos resultados; requería desde hace bastante tiempo rectificaciones… y las consecuencia son cada día peores, porque el modelo se ha equivocado… hay que ver lo que es haber dispuesto, no usted, por cierto porque a usted le tocó la botija vacía. Hay que ver lo que es haber dispuesto, la bicoca de un billón (sic) quinientos mil millones de dólares, más toda la renta interna; bueno, bajan los precios del petróleo, no hay con qué financiar un modelo absolutamente ruinoso; y ese es el colapso. Un país que tiene que importar el 70% de todo lo que consume, trátese de comida, bienes de capital, repuestos, químicos, insumos; bajan los precios del petróleo, no hay con qué importar, y ese es el colapso de la economía… si alguien necesita dólares para importar y accede al mercado, y no los consigue porque el gobierno, que es el que suministra la mayor parte de las divisas no los provee, el que los necesita recurre al que los vende, y cuánto vale, lo que esté dispuesto a pagar el que los necesita, y lo que esté dispuesto a cobrar el que los vende… si hubo complicidad del sector privado para evaporar las divisas, eso es otro cantar…"

Este es un momento interesante del discurso de Allup, porque aquí podemos decir, que a confesión de parte, relevo de pruebas. Cuando hace sus consideraciones en lo relativo al modelo económico y dice que tenemos 17 años agarrados a un modelo económico que no ha generado buenos resultados, aunque no dice cuál es ese modelo económico; sin embargo, luego lo describe, cuando dice: "Un país que tiene que importar el 70% de todo lo que consume, trátese de comida, bienes de capital, repuestos, químicos, insumos; bajan los precios del petróleo, no hay con qué importar, y ese es el colapso de la economía…" Es obvio que el modelo económico al que se refiere Ramos Allup es el modelo de economía rentista dependiente del petróleo que heredamos de la cuarta república. Es el modelo que implementaron en Venezuela los partidos del pacto de Punto Fijo, junto con el empresariado. Es el modelo que hizo millonarios a un grupúsculo de empresarios y políticos de la cuarta república y que le funcionó a ellos porque las caídas de los precios petroleros las soportaba el pueblo al sumirlo en la pobreza y alejándole de la posibilidad de satisfacer necesidades básicas. Ese modelo rentista funciona perfectamente, con un sistema social excluyente de las mayorías. Eso lo corrobora el hecho de que cuando Chávez gana por primera vez las elecciones presidenciales, Venezuela tenía más de la mitad de la población en estado de pobreza; específicamente, 51% de pobreza y 25% de pobreza crítica (según datos de la CEPAL). Era de esperarse que en un sistema social que incluye a todo el país, como el que se implantó con la llegada del presidente Chávez, ese modelo económico era inviable. En este punto, Ramos Allup reconoce que no es culpa de la administración del Presidente Nicolás Maduro el colapso de la economía, cuando dice: "…bajan los precios del petróleo, no hay con qué importar, y ese es el colapso de la economía…" Sin duda que ese ha sido un factor principal de la actual dificultad económica. Un país importador que depende de las divisas que obtiene con la venta de petróleo, al caer en casi un 80% el precio del petróleo, es obvio que tendrá problemas graves en su economía; y la administración del Presidente Maduro, no tiene control alguno sobre los precios internacionales del petróleo. Así que esa letanía politiquera de que Maduro en 3 años destruyó la economía del país, queda abolida con las afirmaciones del principal líder y vocero actual de la oposición venezolana, y más aun con lo que de seguida analizaremos del discurso de Ramos Allup.

Cuando Ramos Allup dice: "… En estos 17 años, Presidente, asidos a un modelo económico, a un modelo de desarrollo que no ha tenido buenos resultados.." Tiene razón, porque como ya explicamos, nuestro modelo de desarrollo de inclusión social es incompatible con el modelo económico de la cuarta república (rentismo petrolero). Pero cuando se refiere al modelo de desarrollo de inclusión social que implantó Chávez y continúa Nicolás, se le ven las costuras del egoísmo y la exclusión, propias del pensamiento liberal al que Ramos Allup negó como San Pedro a Cristo, aun siendo un apóstol de esa corriente del pensamiento. En este sentido, escuchamos decir a Ramos Allup: hay que ver lo que es haber dispuesto, no usted, por cierto porque a usted le tocó la botija vacía. Hay que ver lo que es haber dispuesto, la bicoca de un billón (sic) quinientos mil millones de dólares, más toda la renta interna; bueno, bajan los precios del petróleo, no hay con qué financiar un modelo absolutamente ruinoso…" Aquí vuelve a exculpar al Presidente Maduro de la responsabilidad del actual problema económico cuando dice que el Presidente recibió la botija vacía; aunado a la caída de los precios petroleros, Ramos Allup reconoce entonces, que era falsa y mal intencionada la campaña electoral de ellos cuando le estaban echando la culpa a Nicolás del problema económico.

La cifra que menciona Ramos Allup (que no sé de dónde la saca), por sí sola no dice nada, ya que si su intención es decir que se despilfarró ese dinero, tendría que sacar cuenta, primero, de cuanto ha costado las misiones, las pensiones, las subidas salariales, las universidades, las autopistas, los planes de alimentación, las viviendas y todo lo que ha hecho el gobierno revolucionario por el ser humano en este país durante 17 años. Si hicieran ese ejercicio, se darían cuenta en qué se gastó casi todo ese dinero. Pero es lógico que no harán ese ejercicio porque de plano a ellos les parece que ese tipo de inversión es "ruinosa". Invertir en el ser humano para ellos, es "ruinoso" (y digo "ellos" porque Ramos Allup dejó claro que hablaba en nombre de toda la representación opositora del parlamento); y Ramos Allup fue claro en este sentido: "…bajan los precios del petróleo, no hay con qué financiar un modelo absolutamente ruinoso…". El único modelo que se "financia" en Venezuela, es el modelo de inclusión social.

Luego, Ramos Allup acepta que los empresarios nuestros no producen divisas y sólo pretenden que el Estado les mantenga el suministro de divisas sin que ellos las generen para autosustentarse en ese sentido. Es lo que han hecho desde el derrocamiento de Medina Angarita; incluso desde antes; ser parásitos del Estado. Además Ramos Allup justifica la especulación cambiaria que afecta incuestionablemente la economía; aunque también reconoce la corrupción del sector privado en el manejo de las divisas.

En el caso de la Ley que mencionó Julio Borges en la Asamblea Nacional, pero que nunca presentó, sobre la propiedad de las viviendas de la Gran Misión Vivienda, Ramos Allup, le dio un chinazo a la Ley cuando dijo, luego de reconocer públicamente que esa misión es muy buena:

Ramos Allup:"…el proyecto que está proponiendo el diputado Julio Borges, no es ningún proyecto para crear un mercado capitalista paralelo con esas viviendas. Pero se trata de titular, para que los poseedores precarios tengan un título con ciertas limitaciones para que no la recomercialicen. De eso se trata…"

Si eso es así, cuál es la diferencia entonces, con la ley ya existente sobre propiedad de esas viviendas, la cual fue explicada por el diputado y exministro de vivienda Ricardo Molina. Entonces qué sentido tiene hacer una ley idéntica a la que ya está vigente. Eso puede demostrar una de dos cosas, que también las señaló el diputado Molina: o la bancada opositora tiene un profundo desconocimiento del ordenamiento jurídico nacional, o pretenden manipular a la opinión pública para ganar gloria con escapulario ajeno. Yo en lo particular creo que hay una mezcla de las dos. En todo caso, hay que tener cuidado, porque si insisten con esa ley, es porque ahí viene un gallo tapado, No hay que soslayar que la oposición ha sido financiada todo este tiempo por los empresarios, banqueros y los gringos; ahora les deben estar exigiendo pagar facturas.

El discurso fue más largo, pero considero que acabamos de exponer los elementos medulares del mismo.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5567 veces.



Juan Carlos Valdez


Visite el perfil de Juan Carlos Valdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: