Los militares tienen apellido, bolivarianos como la Constitución

De acuerdo con informaciones de la fuente Cifrasonlinecomve, EL 15-01-2015, En respuesta al discurso de presentación de la Memoria y Cuenta del Presidente Nicolás Maduro, el diputado Henry Ramos Allup, en su carácter de presidente de la Asamblea Nacional, abordó el tema militar (….) según Ramos Allup, estos temas deben ser tratados abiertamente, pero con respeto.

¿Quién o quienes no ha tratado el asunto militar en el país con respeto después del 23 de enero de 1958, el 27 de febrero de 1989? En la IV República los civiles fue utilizaron para un golpe militar contra la dictadura, arribaron al Poder del Estado tratando luego el tema militar, ausentándolos de la sociedad, eran utilizado con fines de guardianes del orden constitucional, como gendarmes necesarios desvinculados de las necesidades del desarrollo del país, podría decirse que su papel se redujo a reprimir a la población en caso de protestas sociales, lo cual dicen de los militares que obedecía a una parcialidad política en el gobierno.

Con la revolución bolivariana, el rumbo de la institución castrense adoptó otro, el contribuir al desarrollo social, el de prestar atención al desarrollo de los ciudadanos y ciudadanas, las fuerzas armadas se deben al pueblo, ellas existen por el pueblo y para el pueblo, desde entonces, las fuerzas armadas nacionales se han venido ganando el espeto social de la población nacional por sus aportes a la recuperación social del país.

Quiere decir que las fuerzas armadas asumen las políticas de Estado como suyas, constitucionalmente hablando, no al servicio de parcialidad política alguna, sino las políticas de Estado que contribuya al desarrollo nacional, la independencia y el fortalecimiento de la soberanía nacional, el resguardo del patrimonio público, la propiedad pública, en ese sentido las fuerzas armadas son "deliberantes" sobre todos los asuntos públicos comunes, sobre los asuntos de la Nación, la independencia y la soberanía, ellas las fuerzas armadas no pueden enajenarse.

La definición de las fuerzas armadas todos sabemos responden a la organización del Estado para la defensa nacional y seguridad del país, ellas son definidas por leyes que derivan de la Constitución, ahora bien si la Constitución es nombrada y reconocida por el pueblo como Bolivariana, ¿podría alguien cuestionar que dichas fuerzas armadas no son constitucionalistas o mejor decir, bolivariana?.

Creo que el diputado de la Asamblea Nacional R. Allup no siendo serio en cuestionar el carácter bolivariano de las fuerzas armadas, recordemos que ellas están inspirada en la doctrina de Bolívar, siendo así porque el Presidente de la Asamblea Nacional, que es uno de los poderes públicos decide aislar la calidad bolivariana a ellas, será que no se da cuenta o sencillamente pretende desideologizar y neutralizar a las fuerzas armadas nacionales bolivariana (FANB), concretamente el espíritu nacionalista, independentista, latinoamericanista y antimperialista.

Esto es lo que teme el señor Allup, el miedo a la cohesión de la Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana, en torno al ideal de Bolívar es monolítica, ella es patriótica, se rige por los sagrados ideales del Libertador, y el señor diputado de la Asamblea pretende desarmarla ideológicamente, someterla, y despolitizarla, además declarando que el "militar que quiera hacer política que cuelque el uniforme", al parecer este diputado no ve la diferencia entre el carácter deliberante y beligerante, el primero alude a participar en tanto que el segundo término a asumir parcialidad.

La FANB debe deliberar sin asumir partido político, solo que haciéndolo, asume criterios de Estado, de país, de nación, de independencia, de antimperialismo, es decir aquellos principios reconocidos por el Libertador que hace de la política un asunto de Estado en todos los órdenes sociales, económicos y político. El militar para hacer política en la sociedad no tiene el por qué colgar el uniforme, sencillamente asume las responsabilidades sociales y militares de Estado, ninguna área social está vedada, cada quien delibera a su modo, según sus limitaciones y capacidades, puede haber militares muy competentes como civiles incompetentes, debemos acabar con el mito de que el militar en funciones públicas son incompetentes como los civiles competentes, lo que no debemos hacer es castrar los derechos políticos de los hombres y mujeres de armas así como los que no lo son.

Así pues las fuerzas armadas nacionales tiene un apellido, tiene un ideal, un líder incuestionable, una guía en los tiempos de hacer Patria, de construir el país bajo los nobles ideales del Libertador, Bolívar como bien se llama la Constitución, y los militares son constitucionalistas, por tanto son bolivarianos, llevan ese nombre con todo honor como divisa, bolivariana, bolivarianos como dignos herederos de las tradiciones históricas de los próceres de la Patria, recordando al poeta chileno, Pablo Neruda, "Padre todo lleva tu nombre, ser Bolivariano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1231 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a221323.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO