Ramos Allup no ofendió al Presidente en la Asamblea, ¿qué raro, verdad?

Bravo por ese discurso de Henry Lisando al cierre de la Memoria y Cuenta del año 2015 del Presidente Maduro en la Asamblea Nacional el 15E.

Según él, “dijo sus verdades” sin llegar a maltratar al Presidente Nicolás Maduro, por lo que se permitió autocalificarse de venial en su intervención. Me atrevo a imaginarme que Henry Lisandro al verse en el espejo del baño, en su intimidad, y con su típica sonrisita en el rostro pensaría “Ay Nicolás, no te imaginas la andana de insultos que te tengo preparados.”

Todos conocemos a Henry Lisandro y de lo que es capaz. Y hasta sus propios compinches de la MUD que lo colocaron allí por razones tácticas, y como único medio de preservar la “unidad” tan indispensable para ellos, lo detestan por su pasado adeco y por su adequismo, que podemos esperar los revolucionarios de este señor que a punta de su verbo ramplón se ha ganado su lugar entre los enemigos de la Patria.

Cualquiera pudo imaginarse que Henry Lisandro diría en su intervención “Mire Presidente Nicolás, Ud. es una basura igualita que su jefe Chávez. Una basura igual que los retratos esos que yo boté del Parlamento y así como eché de aquí ese imaginario que el teniente Cabello impuso en la Asamblea yo lo echaré a Ud. de Miraflores en 6 meses a la calle.

Créamelo Presidente, y le digo más por ahí están diciendo los pusilánimes suyos que nosotros reculamos porque acatamos al TSJ, no sea pendejo presidente, no crea esas ficciones. No ha llegado aún el momento y como Ud. ha podido ver yo soy paciente. Y como estamos en cadena de radio y televisión aprovecho para decirle a esa minoría de 5 millones de arribistas, chusmas, lumpen que votaron al chavismo el 6D que vayan viendo donde se van a esconder porque después que este señor que hoy los representa no esté en Miraflores buscaremos a cada uno hasta debajo de las piedras y pagaran uno a uno estos 17 años de sufrimiento que hemos vivido, pero que yo especialmente he sufrido. Se los juro, por la memoria de Rómulo y de Jóvito que fueron dos de los más grandes represores de Venezuela cuando fuimos felices y los idiotas, pánfilos, mentecatos ni siquiera lo sabían”.

Pero no, Henry Lisandro no dijo nada de lo que muchos se imaginaron que diría. Mantuvo la compostura, ni de vaina se le ocurrió decir lo que piensa y siente, él sabe que aunque le cedieron la Presidencia del Parlamento no tiene el Poder que requiere para eso, pero él está muy contento con lo que hizo con las imágenes de Bolívar y Chávez y con la proyección que esto le dio, porque él más que nadie está clarísimo que la contrarrevolución requiere un “hombre fuerte” que tenga el mando y la dirección única para aplastar definitivamente a la Revolución, y está convencido que ese hombre providencial es él, no hay otro.

Así, después de esta rendición de Memoria y Cuenta del Ejecutivo, la dirigencia del chavismo seguirá insistiendo que derrotamos a la derecha por lo de los 3 diputados; que el Presidente hizo un discurso extraordinario y que el pobre Henry Lisandro no tuvo razones para ofenderlo; que la revolución es mejor y más buena que la contrarrevolución y que por eso el pueblo volverá a votar a la revolución; que además el Presidente le dijo en su cara a Ramos Allup que él es un hombre honesto y que así se va a morir y que cuando Ramos Allup oyó esto bajo la cara avergonzado; etc, etc, etc.

Y así pasamos este capítulo de la Rendición de Memoria y Cuenta y pasamos al Decreto de Emergencia Económica y el olor a “pacto” parece comenzar a hacerse más persistente que nunca.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4241 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: