Simulacro electoral y golpe de estado con ayuda

Si a los oposicionismos les irrita el simulacro del pasado dieciocho de octubre (18-O), no es culpa de la filas progresistas y revolucionarias. Les ha irritado desde el mismo momento en que el Consejo Nacional Electoral (CNE) lo anunció y convocó, porque: 1. Se puso de manifiesto la pulcritud del proceso electoral, a la vista y con la participación de tirios y troyanos, lo que conjura la campaña difamatoria que fracasó contra el árbitro electoral, que ha perfeccionado y auditado todo el proceso; 2. Evidenció las debilidades de los diversos oposicionismos, desde la carencia de masas que los sigan y depositen su confianza en ellos, pasando por la falsa unidad de la que ufanan, hasta llegar a lo que están manejando desde varias agendas ocultas, dado el estrepitoso fracaso electoral que supone para la derecha venezolana las elecciones del próximo seis de diciembre del año dos mil quince (6-D).


Ahora bien, sin ocultar la alegría que pueda embargar a los sectores patrióticos nucleados en el Gran Polo Patriótico (GPP), sobre todo, al más activo de todos y el que ha concitado la mayor voluntad del electorado, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y su Juventud Revolucionaria (PSUV), debemos considerar que de aquí al 6-D y los meses posteriores, estamos ante un muy grave riesgo de estabilidad, porque hasta las piedras saben que el gobierno que preside Barack Husseín Obama y sus aliados están decididos a derrocar al gobierno revolucionario que preside Nicolás Maduro, lo que se ha apurado porque con el paso de los días y meses, han venido siendo desenmascarados y desarticulados, lo que implica que la exigua influencia que mantienen en un centenar de oficiales corruptos en el seno de la FANB, ante la posibilidad de la derrota de su plan de "La Salida II", los lleve al replegarse y disfrazarse de "institucionalistas", en espera de un mejor momento, que coincida con la pléyade de nuevos magistrados que ellos aspiran se cuelen en este proceso de selección, habida cuenta de que en el oposicionismo insurreccional se dedicaron con suma disciplina y cuidando todos los detalles, a prefabricar a sus mejores candidatos al formar parte del nuevo Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), desde donde ellos articularían la jugada maestra del golpe de Estado institucional con la camarilla de militares felones que están dispuestos al derramar la sangre de Pueblo, con el mismo libreto que aplicaron a Salvador Allende.

Por otra parte, la orden acordada entre las autoridades universitarias que se nuclean en la AVERU y el señor del megáfono de la U.S. Embassy en Caracas, la están ejecutando para hacer posible el "Paro Guarimbero", que no es universitario, pero que sí está montado desde las universidades públicas y privadas, con dinero sucio y con un contingente de nuevos asesinos que lucen bien entrenados y equipados, para hacer posible el caos que se proponen desde las universidades, con cuanta excusa sea posible enunciar desde sus medios de comunicación privados, como el rechazo al sustancioso aumento salarial del IICCU, la falta de presupuesto que no es tal, la no rendición de cuentas, la retención del dinero enviado por el gobierno nacional a sus trabajadores y el supuesto "cierre técnico", que están empezando a estrenar, desesperados porque la guarimba de caos y muerte no termina de cristalizar. Vienen acciones peores de parte de agentes del golpismo fascista que se han apoderado de las universidades, con la ayuda de ciertos jueces y funcionarios que hacen posible la más absoluta impunidad.

No en vano vino a Venezuela el prófugo de la justicia, Manuel Rosales, quien sabe que su corrupción es inocultable, pero se vino con la promesa de que van a derrocar a Nicolás Maduro y el saldrá en hombros como el prócer preso político para ser presidente. Menos en vano, el rey de la PanHarina (que no es harina, sino maíz), está negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI), porque sabe que el dinero le ha dado impunidad y desde el gobierno le han manifestado culillo, lo que lo hace más presidenciable o Virrey de Venezuela, con el reestreno de la Constitución de 1961.

Otro peligro que se cierne en estos días de ayuda para liquidar la esperanza y fervor chavista demostrado en el simulacro electoral, consiste en profundizar la guerra económica con la ayuda externa y nuestros errores, al mayor y al detal, en materia económica, en donde la especulación, la usura, el sobreprecio y el desabastecimiento programado se impusieron a la fuerza y los está pagando directamente el Pueblo y el gobierno que no se da abasto en medidas de protección de la familia venezolana, incluso con los ataques desmoralizadores que desde el teclado muchos lanzamos como magos poseedores de la verdad, más el jalabolismo de otros, que prefieren mentir y adular, antes que mostrar salidas socialistas y revolucionarias a la crisis económica actual, a la que nos han llevado los golpistas y los corruptos, éstos últimos, sin alguna bandera política, porque el corrupto se disfraza de lo que sea para alcanzar su riqueza súbita y malhabida.

No menos colaboracionistas con los oposicionismos golpistas, son los autoproclamados chavista puros y "chavismo sin Maduro", con ex funcionarios que aún gobiernan y controlan vicepresidencias, ministerios e institutos, en donde se han propuesto el descalabro, la inercia, el parasitismo, el maltrato a los ciudadanos, las mentiras, falsas promesas y el cao, para que, según sus cálculos, se descalabre el gobierno que preside Nicolás Maduro, a la par de una guerra soterrada contra Diosdado Cabello, para así, ellos como verdaderos herederos del legado del Comandante Chávez en una alianza estratégica con los oposicionismos golpistas, instalen un supuesto gobierno de transición.

Estos traidores a la Patria y al Pueblo son los peores.

Dado lo anterior expuesto, la única fórmula, no mágica, sino concreta, es la que nos enseñó el Comandante Hugo Chávez: unidad de los Patriotas con el presidente obrero, Nicolás Maduro. Aferrarnos al la paz y rechazar toda violencia. Liquidar tajantemente las guarimbas desde las universidades y hacer que la justicia y las instituciones funcionen y, sobre todo, avasallar a los funcionarios mediocres y burócratas con mayor fervor chavista y hacer hasta lo imposible para que cada ciudadano que recurra a las instituciones, a los ministerios, gobernaciones y alcaldías, sean atendidos efectívamente y, sobre todo, fortalezcamos las Comunas por encima se todo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1791 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a215686.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO