Maduro compartió Plan de la Patria desde la ONU

El Segundo Plan Socialista de la Nación 2013 -2019, también conocido como el Plan de la Patria, es hechura del ingenio del Comandante Hugo Chávez y del Pueblo que con su sabiduría inspiró, discutió y corrigió este legado que nos dejó el liberador de los pobres y emancipados del siglo XXI, obra que el obrero Presidente Nicolás Maduro convirtió en Ley Orgánica de la República Bolivariana de Venezuela con la venia del Polo Patriótico en la Asamblea Nacional (AN).

Este Plan de la Patria no es ninguna Executive Order al mejor estilo imperial, que hemos conocido para invadir y asesinar en masa (genocidio), ni es la orden ejecutiva por la que con la excusa de llevar democracia capitalista, lo que han hecho es robar a las naciones y pueblos indefensos para sostener sus economías parasitarias. Tampoco se trata de operaciones financieras al mejor estilo del Banco Mundial, el Banco Europeo y el Fondo Monetario Internacional (FMI), los que con la rapiña imperial quiebran economías nacionales y dan fondos crediticios a países a los que con usura les imponen un recetario de medidas que garanticen la eterna hipoteca a costa de ruindad de los trabajadores del mundo, todo ello, con la anuencia y mirada cómplice de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuyo Consejo de Seguridad compuesto por cinco naciones imperiales con derecho a veto, hacen posible ese estado de injusticias por encima del resto de naciones, países y gobiernos del mundo.

El Plan de la Patria cuyo contenido ha expuesto como propuesta el primer presidente chavista de Venezuela, Nicolás Maduro, consta de cinco objetivos históricos, desde la perspectiva del nuevo mundo, multicéntrico y pluripolar, que está empezando a ser posible y que es la garantía de paz y la coexistencia entre los pueblos. Estos objetivos históricos son:

I. Defender, expandir y consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: La Independencia Nacional.
II. Continuar construyendo el Socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, como alternativa al modelo salvaje del capitalismo y con ello asegurar la "mayor suma de seguridad social, mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad", para nuestro pueblo.
III. Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la gran potencia naciente de América Latina y el Caribe, que garanticen la conformación de una zona de paz en nuestra América.
IV. Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo mundo multicéntrico y pluripolar que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria.
V. Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

Absolutamente, todas estas propuestas son posibles y prueba de ello son todos los pueblos emancipados que hoy fuerzan junto con sus líderes y gobernantes progresistas y revolucionarios que han sabido interpretar la necesidad de un nuevo mundo, multicéntrico y pluripolar, que están conjurando la parasitaria noción imperial del viejo mundo unipolar y están demostrando que otro mundo es posible desde la solidaridad, la paz, la transferencia del conocimiento y la preservación del planeta como nuestra "única casa", según palabras del Papa Francisco, que bien interpretaron, el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin y el de Venezuela, Nicolás Maduro, quienes concretaron un Acuerdo de Supresión de Armas en el Espacio, tema en el que además, está involucrado el gobierno chino, aunque los gobiernos al servicio imperial de Estados Unidos de Norteamérica (EEUU), han desestimado, aunque desde los países miembros de la ALBA-TCP, la UNASUR, PetroCaribe y los BRICS, la independencia nacional y sus respectiva soberanías, la hegemonía de los sectores progresistas y revolucionarios en contraposición al capitalismo, la potencia de paz en cada uno de estos países, la construcción del nuevo mundo multicéntrico y pluripolar y la salvación del planeta, están imponiéndose como realidad a la que la ONU no puede desestimar o darle un bypass en cada una de las cumbres en las que nuestros pueblos reclaman por un mundo mejor y que desde el micrófono expuso al mundo, con palabras sencillas y concretas, Nicolás Maduro y todos los pueblos emancipados, representados por gobernantes que son gente de paz que solo aspira el buen vivir y el vivir bien de sus pueblos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 992 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a214576.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO