Crear facilidades, para que no sean como letras muertas, lo que se aprende en los centros educativos

En la década de los 60, después de una largo recorrido entre Lagunillas y Palmarejo. Donde para la época, había que embarcar en ferry para llegar a la ciudad de Maracaibo. Una vez que el ferry atracaba en el malecón, en solo diez minutos, a la izquierda, se llega al mercado Las Pulgas. Era la primera visita, acompañaba a mis padres a comprar ropa. Impresionaba la cantidad de gente comprando y de sitios comerciales. Recuerdo, el viejo mercado, aunque no llamaba la atención la basura; el aspecto no era muy agradable. Casi todo el dia caminando y observando numerosos artículos, al final, el cansancio y el hambre era evidente. Regresamos por el mismo camino a casa y después de comer; quedaba la satisfacción de ver lo que se había comprado.

Al terminar bachillerato, tenía la aspiración de estudiar Física, en la Facultad de Ciencias en la UCV. Por motivo ajeno a mi voluntad, no pude lograr la inscripción. Luz, estaban abriendo una nueva carrera llamada Electromecanica. Lo que motivó a ir de nuevo a Maracaibo, haciendo el mismo recorrido. Una vez llegada al Mercado Las Pulgas, tomé un carrito de ziruma hasta la Facultad de Ingeniería, inscribiendome en el Departamento de Electromecánica. A pesar de todas las dificultades y de estudiar algo que no estaba en mis planes, me gradué de Ingeniero Mecánico. Recuerdo, que Maracaibo era una ciudad limpia y era difícil, ver depósitos de basuras en las calles, con deficiencias en la disposición y se podía caminar en las noches; muchas veces se observaban camiones con cepillos en la parte inferior, limpiando las calles.

Solo con el incremento de la conciencia política, se puede comprender y entender, las diferencias entre la Maracaibo de ayer y la presente. El sistema político de la IV República, tenía como estrategias ganar las elecciones. Para eso, cultivaban los sitios donde tenían máxima aceptaciones. Y los que no les favorecen, solo se preocupaban por desplazar electores para lograr la mayoría. Era algo común, donde los partidos mayoritarios competían según los recursos que disponían. Originándose una gran población excluida, que se les invisibilizaba. Como vivía en un campo petrolero, a espalda de la Venezuela excluida, que solo logre sentirla, cuando llegue la Universidad.

A pesar de no ser marabino, el tiempo que tengo en el Zulia y las vinculaciones personales, consideraba a Maracaibo, como una gran ciudad, digna de apreciarlas. Y más cuando escuchaba fuera de Maracaibo, hablar con orgullo de este rincón de Venezuela, me sentía involucrado. En el presente, cuando veo muchos rincones de la ciudad, con grandes depósitos de basuras, filtraciones de aguas negras, huecos en calles y avenidas, y llena de arena. Se hace la siguiente pregunta: ¿Que paso con el orgullo del marabino? Lo cual se puede inferir: que lo dicho al hecho, hay mucho trecho. Entre los gobernantes regionales del Zulia, los marabinos no han logrado un buen gobierno y continuamente, justifican los desaciertos; pero el pueblo de Maracaibo sabe la verdad. Razones, por el cual, votan por candidatos nacidos en otras regiones.

Sin ánimo de criticar y con la voluntad de ayudar a mejorar los servicios en Maracaibo. Y convencido que las complejidades, es consecuencia de malas estructuraciones conceptuales. Son muchos los líderes, que creen, que las complejidades se resuelven, con grandes recursos. Expongo, en una forma sencilla, cómo mejorar los servicios, no solo en Maracaibo, sino también en toda Venezuela, desarrollando las siguientes etapas:

  • Revisar y reestructurar el concepto de Sociedad e implementarla. Conscientes que los gobiernos pasan y la sociedad permanece.

  • Revisiones de los conceptos de servicios, para implementar conceptos integrales.

  • Reestructurar las funciones de los gobiernos regionales, donde los servicios sean los más significantes.

  • Una comisión de servicios regionales creada por la Sociedad, con las siguientes funciones:

- Listar por sector, todos los problemas de la ciudad o pueblo.

- Establecer con la comunidad, las prioridades.

- Planear, programar y presupuestar las actividades.

- Someterlos aprobación de las disponibilidad financiera.

- Asignar responsabilidades de ejecución y control.

- Presentar informe anual de los resultados, antes la Asamblea

Legislativas regionales.

La estrategias, es, que la comisión de servicios regionales seleccionadas por La Sociedad; sean los responsables de los servicios públicos. Por lo tanto, es necesario reestructurar las funciones de liderazgo, con la finalidad de evitarles responsabilidad financieras; para eliminar la corrupción, propia de las necesidades electorales por ansias de poder. Sitios donde el pueblo con seguridad pueda quejarse y que les resuelvan los problemas. Instalar fábricas de equipos para servicios públicos, que sean sostenibles con actualizaciones tecnológicas; es darle posibilidades a los venezolanos, de tener facilidades para que no sean letras muertas lo que se aprende en los centros educativos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 800 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: