Binóculo Nº 187

El Poder Popular y la izquierda protozoaria

Al menos para quienes leen los medios de comunicación y medio se informan de las cosas que ocurren en Venezuela y en el mundo, debe estar claro que vivimos una crisis. Y que además no se ven caminos para resolverla, y que además la reciente gira de mi camarada Nicolás por Vietnam y Rusia, fue más o menos un saludo a la bandera, para no decir un fracaso, un rotundo fracaso. Ya tenemos una deuda con los chinos que pasa los 60 mil millones de dólares, y, más allá del petróleo y el gas, no tenemos nada que ofrecer, pero tampoco mucho que recibir.

Y uno de los elementos preocupantes del gobierno, de mi gobierno, es que nadie dice nada de la crisis y mucho menos la verdad, una verdad que tiene una relación directa con la ausencia de políticas económicas, y con la incapacidad del gobierno para superarla. Pero es real y debería preocuparos más de lo normal para impedir que nos estalle en la cara.

Siempre quiero estar equivocado en muchas de las cosas que he dicho, aunque el tiempo me dé la razón. Esta vez quiero estar más equivocado que nunca con lo que voy a decir, pero creo que estamos tantico así de acudir al Fondo Monetario Internacional. Puede alguien imaginar que Nicolás tenga que dar esa noticia al país. Pero aún más, puede alguien imaginar que Nicolás tenga que darle esa noticia al chavismo. Y me parece que es la última salida, pero por allá vamos. El continente tuvo la iniciativa por diez años en una bonanza que debió aprovecharse al máximo, pero no lo hizo. Salvo los procesos de Bolivia y Ecuador, creo que toda la región va en picada libre, con una embestida del imperialismo que jamás en su historia había hecho. Con la distancia debida, está haciendo lo mismo que hizo Ángela Merkel con Alexis Sypras en Grecia, pidió su cabeza, porque no es posible perdonar una osadía como la del partido Sirisa y su líder; y además, hay que darle una lección a Podemos en España.

Nuestra derrota continental tiene dos denominadores comunes: una incontrolable, colectiva y amoral corrupción que ya incluso cultural; y un cada vez mayor proceso de ineficacia, que ineludiblemente tiene una relación directa con la corrupción. El funcionario deja de hacer las cosas si no le pagan.

Y aquí entran el papel de los otros dos supuestos actores importantes en los procesos políticos que vive el continente, sobre todo el venezolano. El poder popular y la izquierda protozoaria.

El poder popular por el que tanto lucho Chávez para que fuera el actor fundamental en este proceso político, es una especie de estado de ánimo al que se recurre para el discurso y obviamente para el voto, pero luego no tiene ninguna incidencia en los escalones del poder. Sobretodo no entendiendo que en una coyuntura de tal complicación, el poder popular debería ser un actor clave en los pasos que debemos seguir en el proceso. Se está utilizando al poder popular como una supuesta arma con la que cuenta el gobierno para soportar la batalla política. Quizás eso sea cierto hasta cierta medida, pero qué ocurrirá cuando ese poder popular exija respuesta a sus graves problemas y a erigirse en poder para resolver él mismo su crisis. Qué pasará cuando ese poder popular comience a enfrentarse al poder represivo, expresado en policías y militares, supuestos aliados de la "revolución". Porqué no se ha permitido que ese poder popular sea el que resuelva el problema del bachaqueo y las colas, humillantes e inhumanas que se hacen todos los días frente a los supermercados. ¿O será que se avecina un enfrentamiento entre el poder popular y el Estado y no nos hemos dado cuenta?

El otro actor es la izquierda protozoaria. Una izquierda que ha terminado por no entender cuál es su papel dentro del proceso y la enorme responsabilidad que debe asumir, antes de que todo esto se caiga. Sigue asumiendo sus mismas características de izquierda atomizada que encontró Chávez cuando asumió el poder: prepotente y al mismo tiempo autosubestimada, conformada con las migas que le da el poder, pero sin entender que la realidad impone posiciones y acciones realmente firmes y decididas para encontrar el camino.

Esta izquierda debería entender que es microscópica en comparación con el poderoso Estado en esa peligrosa dualidad con las Fuerzas Armadas. En consecuencia, es una izquierda que debe sumar y no restar, que está obligada a buscar cuáles puntos los unen y debatir en torno a ellos, en aras de salvar el proceso que no es otra cosa que salvar al pueblo.

Todo el que medio lea, medio analice y medio observe, sabe de sobra que vamos camino al despeñadero y que si esto se cae, pasarán 400 años para que vuelva a existir la posibilidad de construir un proceso revolucionario, porque lo único que tiene claro la oposición es que nada parecido a esto debe regresar, por lo que no tendrán problema en asesinar a 200 mil dirigentes y líderes populares en todo el país. Ya vieron de lo que es capaz un tipo como José Pérez Venta, que en un gobierno dirigido por Leopoldo López, podría ser hasta ministro. Pero es que lo hemos hecho tan mal que un tipo como Leopoldo López es la primera opción para la Presidencia de la República.

Es la izquierda protozoaria la que está llamada a salvar esto, en estrecha relación con el poder popular organizado. Ya nos trajeron al despeñadero y la vuelta atrás no está tan fácil. Y debemos reaccionar antes de que lobo siga soplando…

Caminito de hormigas…

Hubo en el gobierno gente que estaba de acuerdo en la liberación de Leopoldo López. Alguien puede creer eso. Fue incluso motivo de serias discusiones… También hay serias discusiones entre políticos y jueces por la posible encarcelación de María Corina Machado… 160.000 pollos murieron en el sector Sabana Arriba en el municipio Miranda de Carabobo por falta de alimentos… Están a punto de decretar el cierre de El Nacional y el encarcelamiento de Miguel Enrique Otero. En el mejor de los casos, habrá un embargo… Una modesta empresa venezolana es la que fabrica los silenciadores para los tanques de guerra. Adivinen qué, lo cobran a Bs.50.000 cada uno y al Estado llega una factura por Bs.250.000 cada una. Quién se gana ese bojote de real en esa facturación… Casi con lágrimas en los ojos, un camarada profesor me dijo que él creía que Misión Sucre estaba muriendo. Irónicamente le pregunté "cuándo te diste cuenta"… Recomiendo el video "Libérate de tus antepasados". Es una maravilla



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1028 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a213549.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO