En tu nacimiento Chávez, la historia de un loco llamado Hugo

Una historia de camino refería que había un personaje en un pueblo que ocupaba su vida sembrando árboles y semillas en todas partes, y mucha gente lo llamaba loco porque nunca vería ni las flores ni el fruto, inclusive… muchos no le pagarían por ello ni se lo agradecerían, por el contrario, sería objeto de burla de algunos lugarereños, por esperar nada a cambio "un verdadero loco", por pasar su vida, poniendo semillas, plantando arbolitos ante la burla de muchos. Cuenta la historia que todos los días pasaban por esos rumbos jerarcas con diferentes cargos de diversos lugares del planeta y al encontrarse al loco le preguntaban ¿Qué haces, buen hombre? Y el loco le contestaba: Sembrando Señor, sembrando. A lo que los jerarcas indagaban nuevamente: Pero, ¿Cómo es que siembras? ¿No te cansas? ¿Seguro no verás esos árboles crecer? y el loco respondía que otros habían sembrado antes que él para que comiera y se alimentara de todas las sapiencias, y él debería hacer lo mismo. Cada gobernante quedaba admirado de la sabiduría de aquel hombre al que llamaron "el loco Hugo" y constantemente le preguntaban ¿Pero no verás los frutos, y aun sabiendo eso continúas sembrando? y el loco les respondía:

Acaso no ven ustedes los sultanes, mandatarios, presidentes, gobernadores, príncipes, emperadores, monarcas y oligarcas, escribas y fariseos del mundo ¡como ya mi semilla ha dado frutos y aún no las termino de sembrar! Veo los frutos de niños en la siembra de canaimitas que tienen mayor conocimiento de la historia de la Patria y otras ciencias de la humanidad, veo los frutos en los aplausos de pueblos y naciones en los mayores escenarios del mundo a los niños de escasos de recursos que conforman las orquestas sinfónicas juveniles, veo los frutos en las caras felices de los niños por la alimentación garantizada que ahora tienen en las escuelas públicas de todos los niveles educativos, una siembra reconocida por la Organización para la Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas F.A.O. y meta del milenio, y aún más humanoides del mundo, si muchas personas se volvieran locos como yo, para enderezar los troncos débiles de los niños de esta mi Tierra Mágica Venezuela y se dedicaran solamente a sembrar sin esperar nada a cambio, sería el más maravilloso de todos los frutos que yo hubiera obtenido.

Algunos antagonistas, enemigos, opositores, dicen que gracias a "Dios" el loco ya no está, porque vivían aturdidos con su siembra y es tanta la sombra, las flores y los frutos que ya empieza a dar su labranza, que a lo mejor en el futuro ellos tendrían que sembrar sin esperar nada a cambio y eso… los atormentó.

Otros dicen que Hugo si está vivo, que lo han visto como un gran Espíritu de Luz que los acompaña en cada día que nace la esperanza de tener las cosechas de hoy y de mañana para sus hijos, nietos y demás descendiente.

Lo cierto es que, si algunos y otros vieron de cierta forma al loco Hugo sembrando por todos los caminos que anduvo, entonces quiere decir que el loco Hugo cumplió su misión… la misión de un Loco.

Nuestro legado… también es sagrado

Ivanmendez2006@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1050 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a211417.htmlCd0NV CAC = Y co = US