El Eseuibo y algo más

A la diplomacia venezolana le toca actuar con mucha agilidad, prudencia y firmeza para desmontar el plan del Departamento de Estado que busca sacar fuera del ámbito diplomático, del Acuerdo de Ginebra (1966), de las negociaciones bilaterales facilitadas por el "buen oficiante" designado por la ONU, el diferendo limítrofe venezolano-guyanés sobre el Esequibo. Para lograrlo, quiere provocar un conflicto entre Guyana y Venezuela en el cual actuaría como doliente y aliado del gobierno de Mr. Grange, porque estaría comprometida "su seguridad nacional" al afectarse los intereses de la ExxonMobil. A esta le fue asignada ilegalmente una concesión petrolera (Bloque Stabroek), en un área marítima correspondiente al territorio en reclamación, extendida hacia la plataforma del Delta del Orinoco, invadiendo la fachada atlántica venezolana.

En su afán de recuperar el terreno perdido en Latinoamérica y El Caribe con el debilitamiento de la OEA y el fortalecimiento del bloque regional en construcción, el imperio avanza para romper los eslabones articuladores de este. Pretende utilizar a Guyana como pivote para desbaratar a PETROCARIBE, buscando herir de muerte la CELAC y debilitar la UNASUR mientras impulsa la Alianza del Pacífico -Chile, Perú, Colombia y México- como antesala para resucitar el ALCA.

Al tiempo que intenta imponer su agenda de guerra en la región, continúa moviendo sus tentáculos nauseabundos para desestabilizar los gobiernos progresistas y de izquierda de Argentina, Brasil, Ecuador, Bolivia y Venezuela, mientras contradictoriamente le "tiende su mano" al gobierno de Cuba. Detrás del telón están impacientes las transnacionales frotándose las manos, ansiosas por concretar jugosos negocios con la venta de armas y el acceso preferencial a un vasto yacimiento petrolífero.

En el impasse con Guyana, está en juego algo más que el rescate del Esequibo, del cual fuimos despojados a través del laudo arbitral írrito (1899). Se decide también si preservamos la salida del Orinoco al Atlántico, el proyecto de la Patria Grande y la paz en la región. En este contexto, el respaldo unánime de la AN a las acciones que viene adelantando el Presidente Maduro convoca a la unidad de todos en defensa de la soberanía nacional.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1094 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a211055.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO