Alimentación: victoria y revolución

El hambre en el mundo es producto de las injusticias del sistema económico desigual que lesiona los derechos fundamentales de los seres humanos. La lucha contra este flagelo debe movilizar no solo la conciencia sino hacerse efectivo con políticas planes y proyectos. En el mundo hay actualmente 795 millones de personas hambrientas, de acuerdo con último informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO), y la proyección estima 1 de 6 personas está amenazada por el hambre. Durante el primer decenio del presente milenio la humanidad ha reaccionado contra este mal, por primera vez en su historia, a pesar que el aumento de los alimentos es un fenómeno a escala mundial. Existe una relación significativa entre los altos precios experimentados por el petróleo y el alza mundial del costo de los alimentos. Venezuela, lamentablemente es un país importador de alimentos el alza del precio de los productos agrícolas en los mercado mundiales incide en el aumento de la tasa de inflación doméstica. Pero también hay otros condicionantes del hambre a nivel mundial como:

a) los cambios climáticos que afectaron la producción

b) el alza de los costos de producción agrícola y de los fletes, debido al aumento del precio de los fertilizantes y de los combustibles derivados del petróleo

d) la utilización de tierras y la desviación de la producción agrícola (maíz, caña de azúcar, soya, yuca, girasol, aceite de palma etc) de alimentos para producir etanol y biocombustibles.

c) el crecimiento de la demanda de alimentos en algunos países emergentes de alto crecimiento económico y demográfico (por ejemplo, India y China), con elevada elasticidad ingreso de la demanda de alimentos.

Pero en Venezuela desde 1998 con la promulgación de la revolución bolivariana se había establecido el marco jurídico y el escenario político que permitirá lograr avances impresionantes en la materia. Se establece el Derecho a la Alimentación como política fundamental de Estado. El respeto, la protección y garantía del acceso a los alimentos nutritivos para toda la población, sin discriminación de ninguna índole social, económica o cultural. Se creó el Ministerio del Poder Popular para la Alimentación con la Misión Alimentación como punta de lanza para la consolidación de la Seguridad y la Soberanía Alimentaria.

Venezuela ha superado y cumplido con los objetivos del milenio, establecidos en el año 2000 y ratificado por 189 países. Esto para el presente año se traduce en un esfuerzo gigantesco que ha permitido que en sólo 29 países, entre ellos Venezuela, han cumplido el objetivo de reducir a la mitad la cifra absoluta de personas subalimentadas para este 2015. Este accionar ha permitido que la FAO haya reconocido la labor del gobierno bolivariano. El primero en 2012, por la reducción del hambre y la pobreza extrema en más de 50 % y luego, en junio de 2013, fue reconocida por reducir los índices de población con hambre en el país de 13,5 % a 5 %.En 2014 fue anunciado un nuevo reconocimiento por parte de la FAO, esta vez para la Misión Alimentación y ahora en 2015 por la reducción de la pobreza extrema. Desde la Asamblea Nacional, nosotros, los diputados de la PATRIA asumimos con plena responsabilidad un apoyo irrestricto e incondicional para la Misión Alimentación y cualquier política y proyecto elaborado y puesto en práctica por el gobierno nacional.

 

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1519 veces.



Hugbel Roa

Ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología

 @hugbelpsuv

Visite el perfil de Hugbel Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugbel Roa

Hugbel Roa

Más artículos de este autor