Inventar la democracia en el Siglo XXI

Medio milenio tiene Occidente desmontando la comunidad en América, siendo aquí lo extraño el capitalismo. Eduardo Galeano.

Homenaje internacional del gobierno bolivariano a Eduardo Galeano (27,28 y29 de mayo 2015)

Le cupo al filósofo Juan Antonio Calzadilla, designado por el Ministerio del ppp la Cultura, la ponencia central para adentrarnos en el mundo de Galeano, nos paseó por la república de Simón Rodríguez(quien no expulsa de su mundo a los artistas y a los poetas como lo hizo Platón y de paso nos convoca al próximo Encuentro Mundial de Poesía del Waraira Repano);también nos recordó el año centenario del Prócer César Rengifo decretado por el Presidente Nicolás Maduro y que en fecha próxima será llevado al Panteón Nacional.

º Nunca dejarnos arrebatar los sueños y las múltiples espiritualidades, que nos hace irreductibles a USA y Europa, las diversas memorias de lucha y de locura, de amor y de esperanza, inusuales y extraordinarias por otros mundos posibles hacia el socialismo del siglo XXI. Caminar con la utopía, detrás de Galeano, orientados por las estrellas más altas, con los pies bien puestos en la tierra de origen, la historia, el aquí y ahora de lo político, la continuidad de la vida y del ambiente total. Donde se encuentran el tiempo desnudo, con sudor, risas y lágrimas, trabajo y juego, derecho a la inmortalidad. Donde los pueblos de hoy encuentren en su propio rostro al soldado desconocido, saliendo del anonimato por la desmasificación, en todas las batallas y sueños de libertad con justicia. Donde los pueblos de Abya Yala, se auto-descubren como los más grandes diversificadores de la producción agroalimentaria del planeta sin destruir, en el decir de Marx "la tierra y el hombre" como lo hace el capitalismo; Abya Yala es milenaria realizadora de la libertad, la igualdad y la fraternidad, comunidad, nación, unidad y confederación, independencia; valores secuestrados después y negados -de raíz y de origen-, por la revolución francesa y el individualismo de los "Derechos universales del hombre y del ciudadano". Contrapuestos a los derechos de la vida como totalidad. Enfrentados al derecho colectivo de los pueblos, naciones y comunidades, al derecho intercultural, la democracia del consenso y la diplomacia de los pueblos. Contrapuestos a los derechos de la mujer, de los pueblos originarios de América y de todos los continentes. Antagónicos los derechos de los imperios sobre pueblos, culturas y civilizaciones diferentes. Como ya lo olfateaba –y denunciaba- el poeta Walt Whitman.

Inventamos o erramos (Simón Rodríguez)

"Sin embargo, en esa identidad (indígena) prohibida y despreciada fulguran todavía algunas claves de otra América posible. América, ciega de racismo, no las ve". (Eduardo Galeano en :"12 de octubre, nada que celebrar. Cinco siglos de prohibición del arco iris en el cielo americano".1992.

Inventamos o erramos o el derecho irreductible al sueño y la espiritualidad, el asalto al cielo, al encuentro con la luz de las estrellas, en contraste con los avisos de neón; nos dice Galeano que la utopía tiene asiento concreto en la historia, la cultura propia, la educación que nos da la familia y la comunidad en la lengua materna, los idiomas de la Madre Tierra. Por eso, la utopía nos sirve para caminar.

La anticonquista de César Rengifo como "Esa Espiga sembrada en Carabobo", no es una actitud reactiva frente a lo que nos hacen los imperios y el imperialismo, ayer y hoy: tiene anclaje en miles de años de historia, de cultura, de civilizaciones, de autonomía territorial, cultural y educativa, independencia y emancipación. Es la cantata de todos los tiempos de nuestra historia, donde resurge de las cenizas el soldado anónimo en la unidad cívico-militar que hoy construimos. Se trate del Indio Descalzo, casi totalmente invisibilizado o el Negro Primero, herido de muerte y resucitado en la memoria del campo de batalla.

"Inventamos o erramos" es, -en el decir de Artigas-, atrevernos a caminar por nuestros propios pies; a partir de nuestras propias originalidades, en la siembra fecunda de nuestras indo-descendencias, nuestro común origen indígena –de sangre o de cultura- a cada paso eclipsado por la ideología de la "cultura única mestiza" arropada en el refrito del "criollismo" rancio, como supuesta "síntesis global", que anula ideológicamente todo lo vivido anteriormente por miles de años aquí, en Abya-Yala. Esto nos lleva a descifrar otras claves, de luna llena y no de cuarto menguante. Al reclamar nuestras originalidades indígenas, reclamamos también –como irremplazables- nuestras originalidades afroamericanas, hispanoamericanas, iberoamericanas, latinoamericanas, caribeñas, asiático-americanas, mestizas múltiples. Sostener nuestra autonomía cultural y educativa, como pueblos, localidades y regiones, nación y continente, Patria Chica y Patria Grande, pies de un mismo cuerpo de geografía viva, movimiento histórico, social y eco-humanista. Es la cultura ancestral que retoma nuestro origen común con la planta y el animal y con el polvo de las estrellas. Vemos con asombro, como muchas culturas asiáticas están renunciando a ser ellas mismas en provecho de un economocentrismo eurocentrista.

Aclaremos que "inventar" no significa aceptar la pretensión colonial de que "América es un invento europeo" y en consecuencia los habitantes de aquí seríamos para siempre "los hijos de nadie", "los ninguneados", los "Don Naiden", en el decir de Eduardo Galeano, condenando todo aquello que ha pretendido inferiorizarnos. "Inventar" no es dejarnos convertir en un "cero a la izquierda" que niegue nuestra esencia y nuestra existencia en nombre de "la ciencia" y "la tecnología" occidental(y de sus "leyes generales" haciendo abstracción de nosotros, como el otro igual y diferente) proclamada a sus anchas por una ultraderecha fascista que reclama para sí esa falsa cultura del facilismo del rentismo petrolero,en la que siempre ha parasitado(como arma de re-conquista). De coincidencia fatalista en el discurso único de la ilustración, de "la razón segunda" de nuestra dislocación histórica, geográfica y cultural: USA y Europa erigidas como mono-cultura, mono-civilización, mono-arte, "monofilosofía", "monoteología" y por último "monociencia" de dominación con sus monogamias y sus endogamias de blanconazos y "mejoramientos raciales" para sólo trasmitir herencia, suelo y territorios robados, de hacienda, de saber y de poder, engendrando vientres y tierras ajenas, de conquista en conquista, de re-conquista en re-conquista.Expropiación de bienes comunales, sentido del bien común y del buen vivir. Caldo de cultivo luego, para la idiotización digital y mediática de nuestra juventud: el diálogo de civilizaciones debe pasar por el diálogo inter-generacional y el diálogo con la naturaleza, sin ocultar las contradicciones sociales y etnoculturales. De no recoger esos escombros, seríamos apenas la sombra de una sombra y nuestra única historia, la historia del capitalismo y sus unilaterales modernidades, postmodernidades y transmodernidades, acompasadas con la destrucción del planeta y sus guerras de exterminio. El Comandante Supremo Hugo Chávez advirtió, frente a las tentaciones de "pueblos nuevos" y de "pueblos sin historia":"¡Que esta América nuestra, es tan vieja y tan nueva como Europa!". Los filósofos de la liberación "descubren" tarde que "la filosofía europea no es universal" (América tiene hoy, su discurso de los pueblos, que no "discurso salvaje", ni del "buen salvaje", ni del "buen revolucionario", partiendo de las filosofías ancestrales del Buen Vivir con pleno sentido de contemporaneidad, del buen hacer, del buen sentir y del buen amor, con las virtudes y defectos, posibilidades y limitaciones de todo lo humano). En la búsqueda "de la mayor suma de felicidad posible".-

-Derrumbar esa verticalidad del conocimiento, con su pináculo en las pretensiones de una "ciencia única", "única tecnología"articulada con la cultura capitalista-occidental-dominante, la lógica y la velocidad deslumbrante del tiempo del capital. Que a veces empata también a cierta pseudo-izquierda trasnochada. Cuando el conocimiento se verticaliza en su totalidad es contrario a toda revolución cultural y educativa, a toda revolución social y del conocimiento y la supervivencia del planeta. Hay que arribar a múltiples-enfoques-interculturales-del conocimiento, abiertos a la creación colectiva, comunal y personal. En todas las vías del conocer, del hacer y del sentir: artes, filosofías, ciencias, tecnologías, espiritualidades. Olfato intuitivo y fortaleza teórico-metodológica, lo previsto y lo imprevisto desde la praxis social y personal en todos los pueblos y culturas, de todas las sociedades, de todas las Matrias/Patrias, del proceso bolivariano de integración y emancipación.

-´Las construcciones inter-culturales, inter-civilizatorias, son las vías colectivas y personales para no sincretizar, mucho menos eclectizar las múltiples fuentes del socialismo del siglo XXI: marxismo-crítico, indosocialismos, ecosocialismos,afroamericanismos,feminismos. Filosofías,teologías, antropologías y pedagogías de la liberación. El hombre vive de la arepa, pero no sólo de la arepa viviremos. ¡En cambio, Don Oso Polar vive más de la cerveza –y de las trácalas- que de la "harina-pan" y de su fama!. 30 de mayo 2015

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1453 veces.



Saúl Rivas Rivas


Visite el perfil de Saúl Rivas Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: