Aumento de salario y conciencia de clase

Como ya se hizo costumbre, el gobierno bolivariano y revolucionario protege el poder adquisitivo de los venezolanos, el pasado 1ro de Mayo decreto un aumento general de sueldo y salario. Solamente durante el año 2015, el gobierno del presidente obrero Nicolás Maduro ha aumentado en el 52% el salario mínimo de los trabajadores venezolanos.

En su mensaje anual a la Asamblea Nacional el presidente aseguro sentirse profundamente comprometido con la clase obrera y decreto 3 aumentos a hacerse efectivos durante 2015 de 10%, 15% y el 20%. El aumento del 1ro de Mayo fue por el orden del 30%. El cesta ticket o ticket de alimentación solo aumenta si aumenta la unidad tributaria.

La suma de estas dos variables ubican el salario mínimo en 9.816 bs.

Es por demás un mandato inserto en la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela: "Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales (…) Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año". Esta es otra muestra inequívoca del carácter progresista, obrerista y popular del proyecto bolivariano enarbolado por el Comandante Chávez y en la continuación de su legado por parte de Nicolás Maduro.

Pero haciendo un ejercicio de memoria histórica nuestra actual clase obrera revolucionaria progresista, nacionalista y bolivariana ha evolucionado desde una clase obrera que creció a la luz de las desviaciones de un sindicalismo que abandono su conciencia de clase proletaria y se convirtió en un fiel guardián de los intereses de la burguesía parasitaria venezolana. El sistema capitalista como un cáncer hizo metástasis en el cuerpo sindical de la clase obrera venezolana, así el cobro de comisiones, la corrupción, el ausentismo laboral, dio como resultado una clase obrera deslindadas de sus condiciones históricas de surgimiento, incapaz de desarrollar su capacidad organizativa y combativa. Desde la Economía Política marxista la clase obrera tiene su conciencia de clase propia porque "la dominación del capital ha creado en esta masa una situación común, intereses comunes (...) en la lucha, esta masa se reúne, constituyéndose en clase para sí misma. Los intereses que defiende llegan a ser intereses de clase". Esto es importante en la medida que a través del proceso de concientización social se desenmascara la dominación y el carácter anti-natural de la explotación y apropiación del trabajo social. En el caso venezolano durante años la clase obrera venezolana fue secuestrada por operadores políticos de la burguesía que la postraron en un simple reduccionismo economicista revindicacionista. El aumento del salario se convirtió en la única lucha que durante décadas llevo adelante la clase obrera.

A partir de 1998 se comienza gestar un cambio cualitativo y cuantitativo en el país en general y en los trabajadores en particular. Durante 16 años de revolución bolivariana no solo se ha aumentado el sueldo en 28 oportunidades, además los beneficios han sido integrales como bono alimenticio, política de vivienda, créditos para vehículos, posibilidades de estudio para el trabajador y su núcleo familiar, además de cuestiones relacionadas con el ambiente laboral y las capacidades de esparcimiento y recreación.

Pero a pesar que se ha fortalecida la visión estratégica de clase obrera, observamos con preocupación cómo aún no hemos logrado superar en ciertos estratos de la misma clase obrera la alienación entendida como la distorsión de la realidad por parte del modo de producción capitalista.

El estado socialista bolivariano venezolano ha recuperado fábricas, industrias y empresas de las garras de la explotación burguesa y las ha puesto al servicio de nuestros trabajadores. Pero, ¿qué ha pasado? ¿por qué no hemos logrado aumentar su productividad? , ¿es acaso que después de 16 años de revolución la clase obrera no ha entendido su papel de sujeto histórico?. Si bien es cierto que la revolución bolivariana ha estado bajo el constante ataque material e inmaterial del capital internacional, en el cual la ideologización consumista e individualista hace estragos es los sectores que son más vulnerables a sucumbir ante el lado esplendoroso de la explotación, también es cierto que necesitamos aumentar la productividad nacional, construir un sistema productivo capaz de consolidar nuestra victoria sobre la burguesía parasitaria y la oligarquía importadora y reivindicar en toda su dimensión la "apropiación positiva" de la renta petrolera por parte del pueblo venezolano su verdadero y único usufructuario.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1269 veces.



Hugbel Roa

Ministro para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología

 @hugbelpsuv

Visite el perfil de Hugbel Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Hugbel Roa

Hugbel Roa

Más artículos de este autor