Pasado, presente y futuro

Restos del capitalismo

"Un sistema moribundo azota a Venezuela, es el cadáver del capitalismo".

Esta breve frase es un símil de aquella con que abren Marx y Engels el "Manifiesto Comunista", por allá por 1848.

La traemos hoy al debate a propósito del estado terminal en el cual se encuentra este sistema capitalista que aún, desgraciadamente hay que aceptarlo, sigue rigiendo las relaciones de "producción" en casi todo el país.

Cuesta mucho creer que a pesar del irrevertible estado de involución en que se encuentra este sistema, no solo en Venezuela sino a nivel mundial, sigan tratando algunos desvergonzados politiqueros y empresarios del país, con unas viejas vendas y unas pocas curitas en las manos, de revivirlo.

A todos ellos los oímos en esos programas de opinión que transmiten sus propios canales de televisión diciendo cosas como que: "…este modelo fracasó, hay que cambiar el sistema económico…", tratando de endilgarle toda la responsabilidad de la situación económica actual al modelo socialista que se ha planteado llevar a cabo la Revolución Bolivariana.

Pero contrariamente a esto ocultan, como siempre, la verdadera situación. Y es que realmente lo que aquí ha fracasado es ese inope e inútil modelo capitalista instalado en el país desde los tiempos en que se echaron a rodar todo ese carnaval de concesiones otorgadas por Juan Vicente Gómez.

Aquí lo único que ha fracasado es su holgazana política improductiva dedicada a vivir parasitariamente de la asignación de divisas, a fin de importar productos terminados para luego revenderlos al pueblo venezolano, obteniendo niveles de ganancias incomparables con países aun más capitalistas que el nuestro. Eso lo han hecho siempre.

Es más, ha sido tanto el nivel parasitario de esta burguesía, que cuando "gobernaron", hasta las leyes eran importadas. Era la casa Blanca quien legislaba en Venezuela.

¡Sin vergüenzas!, y con todo y eso hoy pretenden volver a instaurar valiéndose de sus arengas cavernarias todo ese conjunto de porquerías que tanto daño le han hecho a nuestro pueblo.

El Socialismo Bolivariano del siglo XXI apenas está dando sus primeros pasos. Pronto va a terminar de aplastar este incurable sistema capitalista para abrirle camino a un modelo verdaderamente productivo con lógica humanista y socialista.

Pero de algo debemos estar seguros, y es que todos los males que estamos sufriendo como consecuencia de esta sucia guerra económica, son el reflejo de esos restos del capitalismo.

hectorabache@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 917 veces.



Héctor Abache

Escritor. Trabajador socio-comunitario.

 hectorabache@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Abache para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: