Carta abierta al nuevo ministro de salud Dr. Ventura

En primer lugar aplaudo la decisión de Nicolás de cambiar a Nancy que es más peligrosa para nosotros que un escualido, la decisión lamentablemente fue tardía, pero como dice el refran: Más vale tarde que nunca. Al nuevo ministro (vamos a ver si se gana la mayúscula) le deseo mucha suerte y espero que haya comenzado a trabajar. No es fácil, los hospitales ameritan decisiónes muy duras para que comiencen a prestar servicios, gracias a Dios que existen Barrio Adentro y los CDI, sino nos morimos de mengua.

Ya debe haber comenzado a visitarlos personalmente uno por uno y hacer los cambios necesarios para que funcionen, si no lo ha hecho ya empezamos mal. Igual cosa debe hacer con todos los laboratorios e importadores, no es que se va a reunir con ellos, es que los va a visitar y a inspeccionar profundamente junto con el Seniat, el IVSS y la guardía, a inspeccionar almacenes y contabilidades a ver que hicieron con los dolares que les dieron, a ver que les falta y por qué, a averiguar que han hecho los importadores con los dolares que les han dado y con las importaciones que deberían haber realizado, a sancionar al que lo amerite con sanciones muy duras porque están cometiendo un genocidio.

Debe, aunque sea a las 3 de la madrugada hablar con los Alcaldes para que se pongan a desmalezar y debe  proveer a todos los municipios de las tifas y el producto necesario para acabar con los zancudos antes de que arranque el invierno, también durante él, incansablemente para que el dengue y la chinose que cosa no nos azole como en años pasados. Debe convocar a los Consejos Comunales para que supervisen estas actividades sin descanso que para eso no necesitan dinero lo que hace falta es voluntad. Los diputados a la AN por cada Municipio deben ser convocados por él de manera pública para que se apersonen en sus Municipios (que muchos nunca visitan por ejemplo Amoroso no viene ni de casualidad a ver como estamos) para que supervisen directamente esas actividades, el chi no se que cosa fue terrible y NO debemos someter a la población a una nueva epidemia de esta muy cruel enfermedad que ocasiona tantos dolores y  hasta la muerte como también el dengue. Las farmacias, siempre bajo inspección directa, deben tener todas acetaminofe, sueros y cualquier cosa que contribuya a mejorar la enfermedad si llega a darle a alguien o a prevenirla como los repelentes. La campaña en escuelas, liceos y universidades así como en TV debe ser constante.

Tiene que trabajar 24 horas de los 7 días de la semana para poder parapetear el desaguisado que está encontrando. Tiene que hacer una importación directa de medicinas como antiparasitarios, antibióticos, eutirox, matilol, dostinex, y otros que como médico que es sabe necesarios o mejor dicho indispensables para algunas dolencias, crónicas o no. ¿Cómo es posible que no encontremos el Flegil por ejemplo y las amibas hagan su agosto con los enfermos?

Debe iniciar la campaña de vacunación para prevenir enfermedades que no necesitamos que nos compliquen más la vida.

Debe dotar a los Barrio Adentro y a los CDI de lo que les falte pues han sido olvidados y están trabajando con deficiencia en medicinas, equipos y mantenimiento, para eso tiene que visitarlos uno por uno.

Tiene que vigilar e inspeccionar laboratorios, importadores, distribuidores, droguerías y farmacias para combatir a sangre y fuego la especulación.

En fin no lo envidio y espero que a los 3 meses sea evaluada su gestión a ver si sirve o no.

Expongo estos pequeños aportes porque creo que debemos contribuir a que la gente trabaje mejor, puede ser que lo que sugiero no sea lo más apropiado, no soy médico y sólo estoy trabajando con el sentido común, el menos común de todos los sentidos. Lo que si no es posible es que inventemos que fumigar es malo para la salud cuando mucho peor son las enfermedades sin contar con el terrible paludismo, y por eso debemos calarnos a los zancudos que se reproducen en los montes, y que no es lo más apropiado porque sólo mata a los adultos, y yo me pregunto, ¿quien pica y transmite las enfermedades y quien tiene zancuditos si no son los adultos?. Pues a ellos es a los que tenemos que acabar sin dejar de lado las campañas para que la población no acumule aguas destapadas. Trabajar en todos los frentes antes de que lleguen las lluvias y con ellos lo zancudos.

Rodilla en tierra y a firmar

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2062 veces.



Victoria Elena Otero de Chacín


Visite el perfil de Victoria Elena Otero de Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: