El Conde del Guácharo, El Conde del Guácharo, última esperanza de la escualitud

Un pitazo matutino me informa de reuniones, regadas naturalmente por 18 añeros y de buena marca, de lo más selecto de la escualitud caraqueña con el personaje cómico conocido como El Conde de Guácharo, el señor Benjamín Rauseo, empresario el cual a través de su compañía Guacharo's Enterprise Corporation se ha diversificado hacia el área hotelera, de producción de discos y videos y, más recientemente, consolidó un joint venture con socios extranjeros para comercializar tarjetas telefónicas prepagadas en dólares, y quien últimamente lanzo “El Reino de Musipán en la Isla Margarita” que busca perfilarse como el Disneyland latino; es de notar, que el señor Rauseo, además de una buena educación (aunque su personaje televisivo explota lo contrario) tiene una esposa de nacionalidad gringa, y según dicen de billetes.

Anoche, entre brujas y medias noches empresarios y hombres de negocios venezolanos, en su propia casa, hicieron un sobre humano esfuerzo para convencer al controversial personaje para que aceptara la candidatura única que le ofrecerá la oposición y así ser el contendor del presidente Chávez en las próximas elecciones. Para la oposición representa el candidato perfecto: Culto (quien esto escribe no puede negarlo), empresario (y de éxito además), producto de los medios, y, por vínculo matrimonial, fiel lacayo del Imperio.

La aceptación de la candidatura por parte del cómico, está en veremos; es indudable que un hábil negociante cono el “Conde del Guácharo” sabrá elaborar su pliego de peticiones.

La escualitud por su parte no cabe dentro de sí demostrando una alegría anticipada… dicen haber encontrado el elemento perfecto… popular… dócil… digno exponente de la mediocridad que han tratado de imponer los medios televisivos al pueblo venezolano pero sobre todo con una mujer gringa que tiene suficiente poder y dinero para guiar al díscolo Conde “por los derroteros correctos” y la salvación de la patria de este rrreeegiimeeennn…

Una vez más se equivoca la oposición venezolana… este Frijolito, adornado con su disfraz de chabacanería es, y seguirá siendo un cómico de los medios conspiradores; su única preocupación ha sido la de ganar dinero, pero esto no es aval para convencer al pueblo… la escualitud sigue pensando que con circo van a tapar realidades; al quitarse la careta el señor Rauseo caerá en el aprecio del pueblo, quien ya ha aprendido quien está con él y quien no. Están pensando, que con la re-edición de una candidatura como la de Renny Ottolina es la solución; y con el perdón de los señores de la oposición, y aún cuando el personaje nunca me gustó, bastante distancia hay entre el animador Renny Ottolina y el chabacano personaje cómico del señor Benjamín Rauseo.

De todas formas, dejo acá esta advertencia para que mis amigos en la dirección y liderazgo de las agrupaciones que apoyan al proceso tomen sus previsiones tácticas ante este nuevo Frijolito que despunta en el horizonte; y el cual vendrá a la carga con toda la contundencia que saben infringir los medios golpistas venezolanos. Y al finalizar, no dejo de reconocer que el lanzamiento del Conde del Guacharo pareciera ser más inteligente que el de TeoChoro Pecón… y por lo menos, la mejor idea que se le ocurre a nuestra oposición en muchos años… y no por mejor, quiero decir que sea buena, sino que es idea y significa, que por lo menos, dentro de la escualitud hay gente que aún piensa.

Mosca pues con el Frijolito de sombrerito… y…

¡¡¡ADELANTE Y A FONDO CON LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA!!!

JotaDobleVe
JWekker@GMail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 16034 veces.



Jota DobleVe

Activista venezolano-holandés. Alias Jota Dobleve.

 jotadobleve@gmail.com      @JWekker

Visite el perfil de J.W. De Wekker Vegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



J.W. De Wekker Vegas

J.W. De Wekker Vegas

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a20465.htmlCd0NV CAC = Y co = US