Dios, una Razón Suprema en Venezuela

Estudiando y analizando algunas historias de invasiones en Nuestra América, por los americanos del norte, me he encontrado con un elemento o factor común en todas ellas, solo ha bastado una acción o injerencia en cada pueblo para derrocar, destituir, secuestrar, asesinar, o violentar simplemente el hilo constitucional de las naciones intervenidas. A este factor siempre lo he llamado factor de división-perdición.

Este análisis fue para mí durante algunos años la razón de reiterados estranochos, porque buscaba en diversos lugares de mi memoria, que repuesta podía darme mi conciencia a esta gran interrogante, y por tal motivo me pregunté ¿cuál sería la diferencia entre lo ocurrido en esos países y Venezuela?

Veamos y recordemos solamente en las dos últimas décadas algunos casos -por supuesto, cada uno tiene sus características y análisis particulares-. En el año 1973 un golpe de estado en Chile y Salvador Allende fue asesinado. En el año de 2004 en Haití, un secuestro del presidente constitucional Jean Bertrand Aristide, fue llevado a Sur África, jamás volvió al poder. En el año 2005 en Honduras un golpe de estado autorizado por la suprema corte de justicia, que injusticia, el presidente constitucional Manuel Zelaya fue secuestrado y sacado para Costa Rica, tampoco volvió al poder. En el Paraguay 2012, Fernando Lugo fue sacado del poder por un golpe parlamentario y hasta la fecha que calvario. Asi nuestra América Hispana está llena de intervenciones norteamericanas con una sola acción y como dijera premonitoriamente el Padre de la Patria Simon Bolívar, plagada de miseria por los EE.UU.

Todos sabemos que sobran las historias de intromisiones gringas en Latinoamérica -no olvidemos la nuestra- y podemos traer muchas más a este artículo, pero por razones obvias, bastan algunas, sin embargo, lo que no saben muchos y deben preguntarse ¿el por qué en Venezuela se han realizado no solo una acción, sino todas las conocidas?: derrocar, destituir, secuestrar, asesinar o violentar el hilo constitucional guerra económica y más. Es por eso, que el caso de Venezuela debe convertirse en un fenómeno de disertación para los estudiosos de todas las "sapiencias" en esta historia contemporánea de la humanidad, y es aquí donde entra o donde encajo el factor común que he llamado factor de la altísima trinidad "unión-unción-bendición". Y es que este factor las une una comparación que no tiene explicación a nuestro aparente análisis, porque quizás algunos digan que se debe exclusivamente al pueblo y porque no pensar que muchos no la vean en este plano terrenal, debido a que lo material es lo que está a la vista, con lo que han convencido y han estado disociando al mundo desde siempre los imperios con los códigos sicológicos para la disociación sicótica en la segunda guerra mundial cuando se hicieron experimentos, avances y descubrimientos de la menta humana como nunca en la historia de la humanidad ¿para qué ver más alla? ¿para que buscar lo que no se ve? ¿lo espiritual, sicológico, lo esencial o fundamental?, eso es lo que siempre ha querido el demonio capitalista que veamos y seamos… la basura de su patio trasero.

A mí juicio en esta lógica no comprensible a nuestro nivel vivencial, es que "Dios tiene su brazo poderoso" metido en Venezuela, y lo empezó colocándonos al Gigante de América con su legado, ya que de otra forma existencial ¿cómo podemos demostrar que en la patria de Bolívar y Chávez, ha habido golpes duros-suaves, paros gremiales-patronales, bloqueos nacionales-internacionales, guarimbas terroristas-fascistas, satanización de la trinidad Chávez-Maduro-Pueblo?

Por las anteriores explicaciones me he preguntado muchas veces en mis estranochos ¿Que otra explicación entonces podemos buscar y argumentar? ¡Es posible otra!, esta es la mia, las verdades terrenales son relativas.

Definitivamente Dios quiere que en Venezuela ocurra el milagro del "Amor al prójimo" con el Plan de la Patria, modelo de tolerancia para alcanzar "La Paz" que se necesita en el nuestra amada venezuela y el obrero de Miraflores Nicolás Maduro ha puesto mucho Amor en ello para tod@s los que hacemos a este país grande. Él –Dios- quiere que seamos instrumento suyo y modelo de su otra "mejilla, soportando y superando locura tras locura" para triunfar sobre el demonio capitalista, porque demasiada tolerancia hemos tenido, debemos seguir la Unidad, Lucha, Batalla y Victoria que sirva de un maravilloso modelo a todas las naciones del mundo en estos tiempos apocalípticos, donde ni siquiera las diversas jerarquías religiosas del mundo y de venezuela, ya no profesan como Jesús, Amar al prójimo como a sí mismo, o ¿es que las jerarquías de diversas religiones no lo ocultan con su silencio?. Dios tiene formas sorprendentes de proteger a sus ovejas y ¡La Fe de este pueblo heredero del Bolívar que invocaba a la Divina Providencia y del Chávez que clamaba siempre al Cristo de Nazareno!… es la más excelsa de ellas, una razón suprema para que la humanidad viva en Paz, Paz, Paz

Nuestro legado… también es sagrado

ivanmendez2006@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 948 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a204176.htmlCd0NV CAC = Y co = US