Carlos Lanz y Roland Denis tienen razón pero deben ir presos

Carlos y Roland son de esos hombres que de cualquier modo es un honor conocerles pero si uno, trabajó con ellos el privilegio es mucho mayor y cuando digo trabajar lo hago desde el punto de vista de formar parte de un movimiento social liderizado entre otros por ellos, hace un montón de años, cuando entre otras cosas desde el sector universitario echamos para atrás el proyecto de ley de educación superior ( PLES), que no fue otra cosa que el intento de privatizar la educación universitaria en Venezuela de los golpistas que ahora dicen que la quieren defender, fueron tiempos duramente humanos como dice Silvio, la corriente histórico social, proyecto nuestra américa, movimiento 13 de Abril, líderes y compañeros que supieron sintetizar nuestra historia de lucha y proponer muchas de las cosas que hoy tenemos como toda una realidad, estoy consciente que es injusto nombrar personas porque fueron muchos y en muchas partes los que integramos este

 movimiento social en nuestros tiempos de juventud universitaria, fue un movimiento insurreccional que tuvo incluso una facción armada, que estuvo diseminado por toda nuestra geografía pero como es Carlos el que de manera magistral público por estos días unas excelentes notas en aporrea.org, denominadas “premisas para un acuerdo revolucionario” y Roland con su moral del alzado que plantean palabras más palabras menos las mismas premisas básicas de la corriente histórico social más los aportes de nuestro comandante en jefe, Hugo Chávez.

Es mi apreciación muy personal que el acuerdo que propone Carlos y Roland  son inviables, es más es precisamente lo que no se pudo concretar con Chávez en vida y creo muy difícilmente ahora que no esta físicamente con nosotros mucho menos pero no porque no sea posible no y repito es una apreciación muy personal sino visto el agotamiento absoluto del sistema colonial de gobierno que no solo aun tenemos sino que ademas hemos potenciado, la lucha se ubica ahora desde otra perspectiva.
Según mi modesto punto de vista y que me disculpen carlos y Roland por quienes siento un inmenso cariño y respeto pues fueron, son y serán mis maestros por siempre jamás, ahora la lucha se ubica en el campo de la física cuántica y la teoría del todo, cuyo máximo exponente es el científico británico Stephen Hawking.  quien recientemente dijo lo siguiente :


Según se puede leer en el blog del Museo de Ciencia esta fue su respuesta:
"El defecto humano que más desearía corregir es el del instinto de agresión. Puede que supusiera una ventaja de cara a la supervivencia cuando vivíamos en cuevas, bien fuera para conseguir más comida, territorios o parejas con las que reproducirse, pero ahora amenaza con destruirnos a todos".

Y añadió:

"Una gran guerra nuclear podría ser el fin de la civilización, y posiblemente de la especie humana".
En cambio, sobre la segunda parte de la pregunta, Hawking respondió:


"La cualidad humana que más me gustaría potenciar es la empatía. Nos mantiene unidos en paz y en armonía".
Es en este particular donde cobra un sentido casi mágico la posición crìstica de nuestro comandante en jefe, principalmente en dos ocasiones, el 4F cuando llamó a rendición “por ahora” y el 13 de Abril cuando saco el cristo, fue la empatía la que motivo a nuestro comandante, no fue el instinto de violencia y confieso abiertamente que al menos yo no le entendí en esos momentos, fue el constante estudio y los debates los que me motivaron a comprender que la solución a los problemas están en este campo y no en el campo político como es tradicional, en el campo político es donde se toman las decisiones sobre los aspectos esenciales de la vida de un sistema social y por eso comprendo exactamente el porqué nuestro comandante nos recomendó que confiamos en Nicolás, quien en resumen ha sabido preservar la empatía como política el problema radica en que los niveles del instinto de violencia que se expresan en la corrupción generalizada y
 ansias de poder que se expresa en los golpistas y en las burguesías del norte y sus lacayos son lo que no nos permiten avanzar.


Que más violencia puede haber  en quienes desde el gobierno y el golpismo desean acumular tanto poder y tanta riqueza en pocas manos dejando al resto en condiciones infra humanas, si quisiéramos una respuesta, la encontraríamos precisamente en los hechos del 27 y 28 de Febrero de 1989.


Ahora bien surge algo interesante por demás, si levantamos las banderas de la empatía como principal motor de nuestro proceso de transformación y ademas entendemos la lucha de clases no desde el punto de vista estricto del marxismo sino que asumimos la ideología de la empatía y lo colocamos en términos que es una lucha entre el bien y el mal, es decir violencia y empatía, cómo enfrentamos la desetabilizaciòn y el golpìsmo interno de sectores fascistas pero ademas las evidentes amenazas de una intervención militar mercenaria, la solicitud que hará el asesino en jefe al congreso norteamericano de pedir su autorización para invadir un pais sin decir su nombre, puede hacer parte de una fase disuasiva dependiendo de nuestra respuesta o definitivamente forma parte de el protocolo normal para invadir una nación soberana, solo obama lo sabe.
Ante estas dos situaciones por lo objetiva de las mismas no nos queda otra opción que a pesar que no estemos de acuerdo con ello que prepararnos para la guerra para defender nuestro territorio y el legado de nuestro comandante en jefe, con una visión anti imperialista por ser el imperio gringo el mayor generador de violencia y por el socialismo quien a su vez tiene fuertes dosis de empatía pero seria interesante un cambio de paradigma menos violento y más amoroso en ese sentido de acuerdo a las consignas y una vez superada la crisis rescatar con fuerza el legado expresado en el golpe de timón, entendiendo el capitalismo como la mayor expresión de violencia y socialismo como la mayor expresión de la empatìa queda abierto el derecho de palabra, ustedes seguramente tendrán más respuestas que yo.


Estas notas están dedicadas especialmente a nuestros mártires y a todos mis compañeros y compañeras de la corriente histórico social, proyecto nuestra américa y movimiento 13 de Abril, PNA- mov 13 A.


Pero también están dedicadas al Che quien dijo que a todo revolucionario lo que lo mueve es un grandioso acto de Amor y este aspecto poco se difunde.
Escribo desde un refugio y esto lo digo a riesgo de ser repetitivo porque parece que el mundo se olvido que estamos aquí pero me interesa que entiendan que se que hay gente que trabaja para que salgamos de aquí a nuestra vivienda digna pero falta más compromiso, más empatía, tanto del lado de los refugiados como del lado de las autoridades.

Chàvez vive, la empatía sigue.
Sabino vive, la empatìa sigue.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1950 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: