Traición a Chávez el 4-F, es igual a la traición contra Maduro

Al Comandante Hugo Chávez lo traicionaron antes, en y después de la fallida rebelión cívico-militar del 4 de febrero del año 1992. El Comandante Chávez pudo conjurar todas las traiciones, hasta después de su muerte, únicamente, porque tenía al Pueblo, creía en el Pueblo y vivía para el Pueblo, razón por la cual pudo hacer posible la unión Pueblo-FANB, como jamás antes ningún gobernante pudo lograr en la historia de Venezuela.

Ese 4-F se hizo palpable la traición, generada en la confusión. De lado de los civiles, muchos de los llamados sectores revolucionarios estaban cundidos de traidores, que con la excusa de la "dirección colectiva" ya tenían montada la traición de la operación militar en su participación en ella, sobre todo, tenían articulada ya, otra réplica del Pacto de Punto Fijo, con otra traición al Pueblo, lo que pasaba por liquidar o al menos alejar del poder político al Comandante Chávez y a sus jóvenes muchachos militares, aprovechando el odio que nos teníamos los civiles activistas políticos y estudiantes con respecto a los militares a quienes veíamos como enemigos, porque esa FAN de la IV República era el ejército prusiano, de corte fascista, al servicio del Estado burgués, conducido por la Escuela de las Américas y con todo lo más pervertido que aprendieron de West Point. A los civiles que nos dispusimos a participar el 4-F, nos traicionaron, incluso, nuestros dirigentes, recelosos del liderazgo del Comandante Chávez.

De entre los militares, hubo oficiales de alta jerarquía que traicionaron al Comandante Chávez. Los que hemos sido traicionados políticamente, sabemos la rutina. Unos no contestaron llamadas. Otros no aparecieron, otros no entregaron los aprestos necesarios, algotros se enfermaron convenientemente y, los más cínicos, se autodenominaron "clandestinos", para esconder, no solo su cobardía, sino también, su traición, además de los soplones que delataron esta asonada.

Pero, así como estuvo presente el rostro de la traición, también hemos de recordar como un "Para siempre" que fue más allá del "Por ahora", rostros como el del Pueblo en la calle del sector 23 de Enero de caracas, que elevó la moral del resto del Pueblo venezolano, que con solo esos pocos minutos del "Por ahora" del Comandante Chávez, salió a hacer suya esa intentona, que dejó de ser fallida, desde ese instante.

También, recordamos con envidia, rostros como el de un Diputado de aquel momento, llamado Aristóbulo Istúriz, que marco un hito de lealtad política de una nueva clase que emergía y reconocía sin condiciones, ni mezquindad, el liderazgo del Comandante Chávez. En ese momento se trataba de lealtad al Comandante, en situación desventajosa y contra todo el establishment del momento, porque era enfrentar la crueldad de la institucionalidad de los adecos y copeyanos, asesinos, que no permitirían rebelión del Pueblo, para ellos tener que entregar el poder político.

Y con este rostro civil de la lealtad, se prendieron rostros de activistas políticos y líderes que si antes del 4-F guardaban recelo y desconfianza, por la confusión generada para traicionar a los patriotas de esta gesta, a partir de ese día, dedicaron todos sus desvelos y vida a la revolución y a ayudar al Comandante Chávez en esta ruta por la liberación de la Patria, jóvenes de aquel entonces, como la abogada de DDHH y las causas perdidas, Cilia Flores y Nicolás, el "ligoso" o de la Liga Socialista, que hacía un equipo de dos (2) sindicalistas de Metro de Caracas, que eran respetados y seguidos por todos esos nobles trabajadores, choferes, mecánicos, técnicos y operadores.

Hoy, la historia no es otra. Es la continuación de la misma. Ahora, como en ese 4-F, han surgido los traidores, corruptos y caballos de Troya, que desde diciembre del 2013, se irritaron al escuchar al Comandante Chávez, entregarle el fiel de la revolución a Nicolás Maduro.

Por su parte, el ahora Presidente, el obrero Nicolás Maduro, desde diciembre del 2013, no solo ha recibido los ataques de extraños, adversarios y enemigos de la República, sino que ha tenido que dominar al monstruo de la traición y, no tengo duda, Nicolás Maduro lo derrotará, porque el Presidente Nicolás Maduro tiene Pueblo y todos tenemos Patria, gracias a esa mecha corta de explosión revolucionaria, que el Comandante Chávez encendió con los patriotas el 4-F.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1676 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a202232.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO