Pasado, presente y futuro

"Bachaquero" no es pueblo

La guerra sin cuartel que le está aplicando la burguesía "chupasangre" al Gobierno Bolivariano descarga su destructivo arsenal en los estadios económicos, políticos, mediáticos y psicológicos, cuyos efectos repercuten directamente sobre el humilde pueblo venezolano. ¡Claro! ese es el fin último de su vil y asesina "estrategia".

Visto esto desde un enfoque marxista podemos entender que evidentemente tal salvajada obedece a la inacabable lucha de clases: burgueses vs. proletarios.

Es por ello que distintos sectores de la sociedad "acomodada" venezolana se han sumado a tales acciones criminales. ¡Están defiendo sus interés de clase!

Ahora, lo que no tiene explicación alguna es ver como parte de este "pueblo", que es quien está siendo mayormente afectado por estos ataques, se preste y colabore en seguir golpeado, por ejemplo en el plano económico, a tantos compatriotas.

Me refiero especialmente a los llamados "bachaqueros". Que no son más que un grupo de personas, muchas veces miembros de una misma familia, que se han dado la "jugosa" tarea, entre muchas otras, de realizar día tras día largas e innumerables colas en distintos supermercados, a fin de adquirir los productos de primera necesidad a precios regulados por el Gobierno nacional, para luego revenderlos a precios que, por la medida bajita, quintuplican su precio real.

Claramente se observa por medio de estas acciones que son unos vulgares aprovechadores. Actúan en consonancia con una lógica capitalista: egoísta, codiciosa, especulativa, mal intencionada, ladrona, etc. Es decir, no tienen el menor grado de conciencia de clase. Porque si son ellos -los "bachaqueros"- parte de ese pueblo trabajador al igual que muchos de nosotros, carente de medios propios de producción, ¿cómo es posible que se comporten de esa manera con sus semejantes? De verdad que actúan peor que el más burdo y "malandrín" burgués.

Pero lo más lamentable aún es que la reventa de esos productos la hacen en las "narices" de los efectivos de seguridad del Estado, a lo cual hacen caso omiso, siendo permisivos con estos actos especulativos tipificados en nuestras leyes como un delito.

Visto esto, la única presunción que se le puede dar es que "bachaquero" no es pueblo, porque el pueblo no subyuga a su propio pueblo.

Como buen bolivariano soy de los que piensa que hay "…que ser severo […] con aquellos que pretenden destruirnos". Por eso, a estos estafadores inescrupulosos hay que castigarlos con todo el rigor de la ley.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1305 veces.



Héctor Abache

Escritor. Trabajador socio-comunitario.

 hectorabache@gmail.com

Visite el perfil de Héctor Abache para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: