Grito Llanero

Moviendo al partido-movimiento

“Al cierre de esta edición” como diría un engolado periodista, Raimundo y todo el mundo habrá votado en las elecciones del liderazgo en los Círculos de Lucha por El Buen Vivir. Una movilización interna sin precedentes, en medio de una gran fiesta popular y chavista, generará como resultado un mapa de lucha social que se pone hombro a hombro, como pueblo que somos, al servicio de las justas causas colectivas y hace suyos los asuntos de la vida cotidiana sin perder el rumbo, como partido político, de mantener y consolidar el poder para el pueblo venezolano.

El Comandante Chávez contó que cierta vez al decirle al Comandante Fidel que el PSUV contaba con una millonaria masa humana, este le respondió que “cualquier país en el mundo con 100.000 militantes sólidamente formados y concienciados, constituían una fuerza invencible”.

Pues héte aquí que, en un inédito ejercicio de democracia participativa, protagónica y popular, el PSUV conformará un ejército político ideológico que alcanzará casi el millón quinientas mil almas en sus distintos anillos basales. Para, ya lo dijimos, mantener y consolidar el poder y ponerse al servicio directo de los intereses del pueblo.

Recordemos que esta praxis política nace del papel de trabajo, ya doctrina psuvista y chavista, denominado las 5 Líneas de Acción Política que, completadas con la sexta línea de desplegarnos en la calle en irretornable toparquía, sincronizan históricamente el papel del partido revolucionario como vanguardia del pueblo y lo enaltecen y perfilan como instancia superior de poder ético y político.

La Segunda línea de Acción Política del PSUV es: Convertir la maquinaria en un Partido-Movimiento al servicio de las luchas del pueblo. No solamente seremos -somos- una vanguardia que traba combates políticos y conquista el poder, aún con el imperio de las formas legales-electorales de la democracia liberal burguesa, metiéndonos en la boca del lobo de los poderes fácticos del imperialismo que hegemonizan y secuestran las aspiraciones populares. También, en un salto adelante dialéctico, haremos nuestras las luchas de todos los días, de tal manera que la pobreza, con rostro-nombre-apellido, el analfabetismo (llevado al casi-cero estadístico por nuestra Revolución), los servicios públicos, la seguridad en sus distintas manifestaciones, la salud, la educación, la vivienda y pare usted de contar, se incorporan a nuestra agenda política, de poder, como asuntos inaplazables.

Por tanto atañe a nuestro partido todo lo humano, toda problemática, e incluso, la oportuna, madura, crítica y afectuosa voz de denuncia necesaria que resuelva problemas reales. Mal podríamos dejarnos quitar la denuncia que reivindica la expectativa de justicia social por los zamuros fascistas que, en su normal y miserable ejercicio de mimetismo y camouflage político, se arrogan para sí las causas populares.

“Esto es muy importante porque ahí está el MVR (Movimiento Quinta República) que terminó siendo una maquinaria sólo electoral. Esa es una derivación peligrosa, porque el MVR se alejó de las luchas cotidianas del pueblo. Eso no podemos permitir que suceda con el PSUV. Hay que atacarlo desde ahora mismo”, enfatizó en su momento el Comandante Eterno Hugo Chávez en un espacio de discusión de pedagogía política.

Así nos alejamos alegremente del fantasma que persigue a las organizaciones para burocratizarlas y ponemos un freno de pueblo a toda pretensión de cenáculos, escritorios, lujosos burós y demás parafernalia pequeñoburguesa. Así evitamos también convertirnos en un fin en nosotros mismos, dándonos la conveniente patada histórica que nos ubica a la vanguardia de la sociedad para que cumpla sus nobles y humanistas fines.

Hoy se movió el partido-movimiento. Se orientó hacia el pueblo y basa su liderazgo desde y hacia las masas como vanguardia esclarecida que promete ser. Y aunque el camino no es fácil debido a los forajidos fascistas que aguardan como salteadores de caminos, la lección que hoy el PSUV da al imperialismo y a los países civilizados, es que en Venezuela se verifica un proceso político liberador comandado por el mismo pueblo. Y contra el pueblo nadie puede porque es, sencillamente, invencible.






Esta nota ha sido leída aproximadamente 862 veces.



Pedro Gerardo Nieves

Autodidacta. Comunicador popular, coordinador de la Brigada de Agitación, Propaganda y Comunicación Florentino del PSUV Barinas, vocero de la Guerrilla Comunicacional Florentino, delegado de formación de la Escuela Nacional de Formación Socialista "Hugo Chávez" del PSUV.

 pegenie@hotmail.com

Visite el perfil de Pedro Gerardo Nieves para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Gerardo Nieves

Pedro Gerardo Nieves

Más artículos de este autor