La invencibilidad histórica exitosa del chavismo socialista bolivariano

Al decir José Rafael López Padrino (JRLP) en “Las Misiones Sociales. Instrumentos de control social” (Soberanía.org 02-09-2014) que “la mayoría de la población venezolana padece de “una crisis económica, política y social” creeríamos que Venezuela está colapsada por una crisis general, en todo caso sabiendo que no realmente está colapsada sino que damos credibilidad a una crisis que tiene raíces de la herencia histórica del capitalismo venezolano, es decir producto de las políticas públicas y privadas que históricamente creó el capitalismo de estado venezolano a lo largo de un siglo. En todo caso qué tenemos hoy a 15 años de revolución bolivariana, de acuerdo a JRLP: “Una inflación galopante, escasez de alimentos y medicamentos, empleos precarios o informales, inestabilidad laboral, inseguridad generalizada, crisis de vivienda, deterioro acelerado de los servicios básicos (agua, electricidad, salud y educación) son algunos de los rasgos que caracterizan la situación que vive la mayoría de la población”.

¿Son fenómenos económicos sociales y políticos nuevos en la vida nacional venezolana? No, no lo son, podríamos mirar retrospectivamente que son fenómenos frecuentes y reiterados en el país, se le atribuye a la naturaleza dominante a su economía, el capitalismo, y es así por cuanto de la inflación es un fenómeno de carácter empresarial, quien fija los precios en el mercado es el capitalismo empresarial privado, el estado simplemente trata de ejercer un control sobre los precios en el mercado, procurando mantener los precios justos de la canasta básica, esencial para la mayoría de la población. Así mismo; “la escasez de alimentos y medicamentos” no responde al interés del estado acaparar medicamentos ni alimentos, son productos de mafias, de delincuentes económicos (capitalistas) que procuran jugar con “la escasez”, acaparar productos para jugar con los precios hacia la alza, tal como lo demuestras los hechos recién del bachaqueo y la inescrupulosidad de comerciantes de racionar las ventas al consumidor.

En relación a los empleos precarios o informales, el capitalismo venezolano privado tiene la particularidad de que es un capitalismo rentístico, no genera empresas industriales, sino comercio importador, eso quiere decir que no ensancha la base industrial del empleo, todos sabemos que ha fracasado el rentísmo petrolero, no hace depender de los vaivenes del mercado externo, eso quiere decir que el capitalismo privado ha fracasado no solo porque es inflacionario sino también porque no es generador del empleo, ahora bien ¿Qué papel debe jugar el estado frente a estos sujetos económicos aun cuando le acusen de “intervencionismo económico”’, crear nuevas empresas económicas, ampliar la base industrial, invertir en desarrollo industriales, por ejemplos como la empresas del Tuy, la empresas en convenios con China, producir automóviles ecológicos, electrodoméstico de bajo consumo eléctrico, y en general, potenciar la independencia soberana del país en ciencia, tecnología e industria para alcanzar la soberanía.

Así pues seguimos negando que la política pública se oriente a crear esas crisis heredadas del capitalismo de estado y neoliberal venezolano de las últimas décadas del siglo XX, puesto que otro factor lo corrobora ha sido la defensa del empleo, la eliminación de la tercerización muy usual durante el neoliberalismo aplicando “las técnicas de outsourcing” de servicios a las empresas, la eliminación de la flexibilidad laboral como mecanismo perverso del capitalismo para generar inestabilidad laboral y precariedad del salario y de los puestos de trabajo. Si a esto añadimos el decreto de inamovilidad laboral podemos decir que el señor JRLP tiene una visión prejuzgada, catastrofista, pretende “abultar la crisis” con fines políticos, quiere decir que adolece de una visión miope del fenómeno de la crisis venezolana del cual habla. De igual modo, al señalar la vivienda como componente de esta crisis, cuando ha sido el estado de la revolución bolivariana quien ha recuperado a “los refugiados”, aquellos que viven al borde de los cerros, a expensa de las consecuencias ambientales, quien ha dado una esperanza de vivienda real, y no precisamente “las casitas de chocolate” ni “las casitas de choricero”, ni cucuruchos de casas que se le parezca, sino viviendas dignas.

Pero el compatriota JRLP no se conforma con apuntar algunos rasgos de la crisis, sino que para complicar su visión, termina diciendo del “deterioro acelerado de los servicios básicos (agua, electricidad, salud y educación) son algunos de los rasgos que caracterizan la situación que vive la mayoría de la población”. Aunque es verdad se ha tenido perturbaciones en los servicios públicos, nadie niega que el porcentaje de cobertura de estos servicios es uno de los mayores en América Latina, pese a “los contrabando de servicios particulares y privados”, los servicios públicos son uno de los menores en precios, por ejemplo el agua potable. En cuanto a los servicios de salud y educación, JRLP debería “darse con una piedra en los dientes”, pese a las dificultades presupuestaria gozamos de tales servicios, que deberíamos mejorarlos gerencialmente es otro asunto, pero la mayoría del pueblo venezolano goza de tales servicios sin discriminación económica o social alguna, asunto público que pocos país en el mundo goza de esos derechos humano, mejor dicho JRLP no podrá hablar de “exclusión social y pobreza” como tal, menos que el estado de la revolución bolivariana “institucionaliza la miseria” puesto que levanta un acusación criminal contra el estado venezolano.

Siguiendo con el análisis de la crisis, “producto de los errores e improvisaciones cometidos por parte de la banda de forajidos que han desgobernado al país en los últimos 15 años”, según JRLP, podemos apreciar su acusación a los gobernantes, calificando de “forajidos que han desgobernado el país”, cómo vemos su actitud es prejuiciada al evaluar lo hechos, debemos siempre partir de la presunción de la inocencia del gobernante, de su buena fe de hacer las cosas, pero aun cuando los hechos diga lo contrario, veamos que hace el gobernante como política pública para revertir la situación negativa, en todo caso, quien ha coexistido con los fenómenos de crisis toda la historia del país desde el siglo XX, es el capitalismo venezolano, esta figura social, responsable de una gestión que no da respuesta a los problemas sociales económicos y políticos. Fíjese que nos habla de una : “Esta severa crisis, que afecta fundamentalmente a los sectores más desposeídos, le ha permitido al régimen bolivariano profundizar perversamente la dependencia económica de esos estratos (C, D y E) con respecto al Estado, es decir le ha permitido aumentar el control social que ejerce sobre esos sectores a través del uso de los sobrantes de la renta petrolera en programas sociales, rebautizados con el nuevo argot militarista como “misiones sociales”.
“Una severa crisis” , siendo severa no pudo gestarse en los 15 años de la revolución bolivariana, se necesitaría mucho más tiempo para crearse, sin ir muy lejos a los días de la dependencia colonial, remitámonos a los días del inicio del capitalismo petrolero en Venezuela, cuando cambio el modelo agrícola por el minero, donde se crearon los campos petroleros, y esa masa laboral marginada periférica que giraba alrededor de la industria, ya que era quien pagaba mejores salarios en comparación con el resto de la economía nacional, como se creó la desigualdad social, “la rancherización de la Costa Oriental del Lago”, “ los cerros de Caracas”, “los barrios populares de la República”, ¿para que sirvió la explotación petrolero desde la dictadura de Juan Vicente Gómez hasta la IV República? La respuesta ha sido crear la miseria en Venezuela, esa crisis severa que nos indica JRLP y que no quiere ver, prefiere ignorarla.

Pero sucede que el señor JRLP nos habla que “los sobrantes de la renta petrolera”, es decir parte del presupuesto nacional ha servido para crear “programas sociales, es decir a través de Misiones Sociales” y nos da entender que se destina como gastos social público hacia lo sectores de la población C,D y E creado una “dependencia económica” que la califica de “perversa”, es bueno recordarle que ese “sobrante no ninguna dádiva” es un derecho, el petróleo venezolano es del pueblo venezolano, es su propietario, ha de servir por tanto a las necesidades sociales del país y los fenómenos sociales de crisis tales como servicios, vivienda, empleo son precisamente espacio que responderle, por lo tanto no es ninguna perversidad, tampoco servirse de esta respuesta como manipulación electoral, pero no olvidemos que un buen gobernante sirve al pueblo, y quien le da la mayor suma de felicidad social, no puede eludir, que sea el pueblo quien decida quién debe ser su gobernante sino aquel que cumpla sirviendo en el gobierno.

Pero no contento con calificar de perversidad política revertir el petróleo hacia el pueblo y sus necesidades, mirándolo más bien como “instrumento de control social” del gobierno bolivariano, dizque “por la urgente necesidad de aumentar el apoyo electoral (número de votos) de cara al referéndum revocatorio del 2004 y las elecciones del 2006, que podían comprometer la continuidad del proyecto hegemónico bolivariano” al parecer los opositores no entiende de política social, prefieren hablar de filantropía o tal vez de populismo, pero en su mente no cabe, el amor social, creen que es simple manipulación electoral, no son capaces de entender los valores de solidaridad social con los pueblos, el internacionalismo, creen que la lucha por la nueva sociedad es simple demagogia, por tanto no creen que “Programas sociales” que surgieron responde a la finalidad de acabar con el flagelo de la pobreza y la exclusión social, o como producto del amor que profesaba el difunto Tte. Coronel por los pobres”, (El comandante, Hugo Rafael Chávez Frías) creen que el discurso revolucionario son palabras “como falazmente se ha repetido en estos últimos años”, dizque para salvar el proyecto hegemónico. En resumen el discurso escuálido opositor espiritualmente es muy pobre en la comprensión de la humanidad.

Precisamente; una de las fases de este socialismo del siglo XXI es que para su construcción se plantea rescatar de la miseria a millones de personas antes de proceder cambiar las bases estructurales del sistema, para ello es la política de inclusión social, no se puede construir el socialismo con el analfabetismo, enfermos, con seres hambrientos y desamparados de viviendas, la tarea es compleja y profunda, para ello el rescate de millones de seres humanos marginados para incorporarlo de manera inteligente en la obra magna del socialismo, de erigir al hombre en la historia, devolviéndole su dignidad, su capacidad de hacer historia conscientemente, esto no ,lo entiende JRLP prefiere decir que con el gasto social de los programas sociales “se trataba de comprar con recursos del Estado la voluntad electoral de una buena porción de la población -subyugada por el hambre y la miseria- a fin de garantizar la continuidad del proyecto facho-bolivariano”. Se trata de descalificar las políticas públicas y sociales del gobierno bolivariano, de restarle credibilidad social. Lo cierto es que el pueblo a esta argucia, ha respondido “amor con amor se paga”, por eso la hegemonía chavista.

De la misma forma, en el espíritu de la descalificación JRLP, --dado que no es capaz de sostener y demostrar su discurso--, no solo de los programas sociales, sino también de su autor que llama el vocinglero de Miraflores” niega que los programas sociales “ se trataba de estrategias masivas orientadas a garantizar los derechos fundamentales a la población, con énfasis en los sectores más excluidos. Esas fueron las razones políticas que llevaron al régimen del fallecido vocinglero de Miraflores, en colaboración estrecha con el gobierno de Cuba, de establecer las tan cacareadas misiones sociales”. Si es cacareada es demagógica, puesto que no es demagógica ni cacareada sino una realidad que duele a la oposición, entonces lo que duele es que tanto amor del pueblo ha permitido, no una dependencia sino un seguimiento, una devoción a la hegemonía del pueblo bolivariano, que los más excluido han sentido en carne propia, la garantía de sus derechos fundamentales, por tanto “el vocinglero de Miraflores” para el pueblo fue un “Gran Lider”, como lo llaman “el Libertador del siglo XXI” que termina reconociendo el autor de las Misiones Sociales como instrumento de control”, JRLP que “La penetración de las misiones (Robinson, Barrio Adentro, Alimentación, Ribas, Sucre, Piar, Zamora, Negra Hipólita, vivienda, Agro Venezuela, entre muchas otras) alcanza entre un 45-53% de los hogares venezolanos, es decir que casi la mitad de la población obtiene algún beneficio de esos programas”.

Que no se “la solución estructural” es otro asunto pero al menos penetra la sociedad, la mayoría más marginada del pueblo venezolano, la que subyugada por el hambre, la miseria del capitalismo ha sido excluida por este y rescatada por la revolución bolivariana, lo que le da garantía de continuidad del proyecto bolivariano, que le ha permitido afirmarse al vocinglero de Miraflores primero, y al chofer después, afianzarse en el Poder de Miraflores y esas son las razones de la hegemonía. Según JRLP “un porcentaje por demás importante de la población vive de alguna manera de las “gratificaciones” que proporciona el Estado, que en muchas ocasiones no van acompañadas de contraprestación de trabajo por la ayuda que reciben, el sujeto beneficiado se transforma en rehén político al servicio de los intereses del régimen, a merced de los criterios que le imponga el mecenas de turno en el poder”.

Se ha comprobado que el pueblo venezolano “no es un rehén político”, es soberano, es libre de ejercer el voto, la ventaja que tiene el chavismo es que su obra reivindicativa del pueblo, no se puede borrar de la conciencia social, de la conciencia política, sus gratificaciones son un derecho negado por la oposición conservadora, ellos prefiere que cada quien se gane el derecho con trabajo, con contraprestación de servicio como solución estructural, si bien no deja de ser cierto, el asunto que los derechos no se reducen a simple derecho al empleo, existe también en esta crisis, el derecho a los servicios, am la salud, a la educación, a la vivienda, a la recreación, el trabajo es fundamental y no da el resto de los derechos, pero el Estado existe para garantizar precisamente todos esos derechos que únicamente el empleo no da, menos el sector capitalista concentrado en hacer ganancia sin importarle sin el trabajo comió, se viste apropiadamente, estudia, descansa o se recrea.

Pero el caballero, José Rafael López Padrino | M.D. Ph.D. / Profesor Molecular Biosciences – School of Veterinary Medicine, U.C. Davis, CA., ya terminando con su artículo, señala: “Las misiones han sido utilizadas por el régimen facho-bolivariano a fin de lograr que los individuos que integran la sociedad actúen conforme a los intereses del proyecto, es decir de imponer una uniformidad en la intención del voto a favor de la revolución”. Claro, el proyecto político de la revolución bolivariana es el proyecto del pueblo, como no se va a identificar si es su propio sujeto, no se dice que ¿el gobierno debe server al pueblo? ¿Las misiones no son acaso una manera de servirlo? ¿o tiene la oposición un proyecto de contraprestación de empleo privado mejor que las misiones sociales? Dado que el señor no tiene respuesta, termina diciendo “Ello ha quedado demostrado en lo sucesivos éxitos electorales del fachochavismo, a pesar del rotundo fracaso social y económico de las manoseadas misiones sociales. A pesar de haberse malgastado millones y millones de bolívares en estos programas los resultados de este gran fracaso están a la vista: hoy hay más familias pobres en el país que en los pasados 15 años”.

A ver señor profesor Phd, JRLP, ¿Cómo es eso que ha quedado demostrado, éxitos políticos y fracasos económicos y sociales? ¿No ha dicho que existe un rehén político que sigue al chavismo? ¿si ese rehén, imagino que según JRLP, seguidor, manipulado por el chavismo, resulta que es devoto del vocinglero de Miraflores y no de quien le ofrece otro proyecto, el neoliberal, el del empleador, el obrero patronal, como modelo estructural?, no hay duda si has éxitos sociales y económicos por tanto hay éxitos políticos, el pueblo ha madurado políticamente tanto que la oposición venezolana no se ha dado cuenta, del éxito en vivienda, en salud, en educación, en empleo, en general del mejoramiento de las condiciones de vida, que JRLP se alarma, a lo mejor porque eso representa una crisis social, económica y política para la clase burguesa. El capitalismo está en crisis. Por tanto; no es que la revolución bolivariana ha “malgastado millones y millones de bolívares en estos programas los resultados de este gran fracaso están a la vista: hoy hay más familias pobres en el país que en los pasados 15 años”. Vaya; pese a la guerra económica, cosa que el señor JRLP no reconoce como parte de la crisis que habla, prefiere decir que “se malgasta millones de bolívares” en las necesidades del pueblo en estos programas sociales, Las Misiones Sociales.

Lo que está a la vista es la crisis política de la oposición venezolana si bien ve en todo la crisis de la sociedad, no ven su propia crisis política, en 15 años no han vuelto al poder de Miraflores, el vocinglero bolivariano ha sido más eficiente, más eficaz con sus programas sociales, prefiere decir que JRLP que “Estas políticas domesticadoras del régimen no representan una solución estructural a la problemática de la pobreza y la exclusión social. La prolongación en el tiempo de estas limosnas sociales, lejos de erradicar sus causas, por el contrario las han exacerbado y además han estimulado el surgimiento de un sujeto social eunuco con mentalidad parasitaria que pretende vivir indefinidamente de ingresos que no son fruto de su trabajo, sino de dádivas del Estado las cuales tiene que mendigar a cambio de su voto”. Vale decir; que los programas sociales que derivan del gasto del petróleo, son “limosna sociales”, “instrumento de manipulación del voto”, que el pueblo electoral es “un sujeto social eunuco con mentalidad parasitaria”, que pretende vivir de “las dádivas del estado”, ¿Quién sino es el pueblo el soberano de las riquezas petroleras?, ¿Para qué son las políticas públicas sino para responder las necesidades sociales?.

Quiere decir que el modelo venezolano ampliando sus capacidades, debe ser un modelo de político, económicos social de carácter socialista, equivale a decir de poder popular, debe responder al pueblo, el alama de una nación, es decir una economía pública debe hegemonizar mediante un pueblo que se empodere de los instrumentos sociales, económico y político, la economía de responder a la necesidades sociales, como “solución estructural” dado que gracias a Bolívar los recursos de substrato venezolano son de propiedad pública, por tanto no son dadivas ni limosna, empoderar al pueblo del Estado no es ninguna mentalidad de eunucos, ni castración política, ni tampoco parasitismo, el empoderar al pueblo de las políticas públicas, de crear en la sociedad como decía Bolívar en el Discurso de Angostura, “un gobierno eminentemente popular”, para generar empresas sociales, públicas con pericia, experticia gerencial para exitoso el modelo de desarrollo del país.

El pueblo venezolano debe apoderarse del estado, del gobierno orientar el gasto hacia la construcción de empresas industriales, de servicios, agrícola, como fuente empleo, estimulando un sujeto económico para que aprenda vivir de su trabajo, del fruto de su esfuerzo social, colectivo, pero también, en correspondencia al interés nacional del desarrollo de una empresa al servicio del país, y no de intereses particulares que solo saben jugar con el desempleo para deprimir los salarios, deterioro la calidad del salario y del empleo, tampoco así se puede construir un país, con rehenes económicos valiéndose de la miseria y la pobreza como gusta especular al capitalismo. Por otra parte, las misiones sociales han sido efectivas creando empleo social, gasto social, y no son ninguna “tantas ignominias del difunto de Sabaneta, de las tantas fraudulentas gestadas durante su gobierno” como gusta decir JRLP, por el contrario el dicharachero de Sabaneta aún moribundo ganó hasta el último proceso electoral, y no solo eso, ganó con Maduro, como testamento político a cumplir, pero duele a la oposición venezolana, a la ignominia política del país, que a sabiendas que “Las misiones sociales representan medios institucionalizados de control social (….) que ejerció el régimen del comandante galáctico en el pasado y que el ungido de Miraflores continua aplicando…”. No hay duda; “el comandante galáctico” triunfó electoralmente no solo en 19 procesos electorales, continúan gobernando aún después de muerto, se afianzó en la conciencia popular, consolidando su proyecto popular, la misión de construir el socialismo, no a la manera del modelo capitalista de desarrollo, con autoritarismo reaccionario, castrante representativo y además represivo, sino con revolución social, con participación y protagonismo del poder popular, alma de la revolución democrática socialista que institucionaliza el control social del pueblo.
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1585 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a195518.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO