Biboculo Nº 144

Los genitales del gobierno

Reza el refrán “no es culpable el ciego, sino quien le da el garrote”.

He dicho en reiteradas oportunidades que la oposición no existe. Ni siquiera una organización que tenga un proyecto y lo ponga como una alternativa para el país. Eso al menos sería algo que le daría un halo de credibilidad a esos grupos que se hacen llamar partidos políticos, o gremios o sindicatos, etc. Mucho menos hablar de oposición como en tiempo de la Cuarta cuando AD en oposición hablaba mal de los copeyanos y viceversa. Comparsa a la que posteriormente se incorporó el MAS, una cuasiesperanza de la izquierda que terminó siendo una pandilla de delincuentes de baja monta que hacían el trabajo de la derecha.

Nada de eso existe. Primero Justicia, una aventura de la ultraderecha, llegó a tener el 12 de la intención electoral. Hoy día, dicen las encuestas, escasamente llega al 3%. Y un partido regional que alguna vez tuvo intenciones nacionales, Proyecto Venezuela, es un cascaron que solo funciona cuando sus jefes regresan de su apartamento de BrickellKay en Miami, a decir cosas absurdas del gobierno y su proceso.

Es decir, y como me gustaría que se entendiera: la oposición no existe.

Existe sí un montón de oportunistas, de cuasipolíticos, de terroristas y de lumpen que se hacen llamar políticos de oposición, donde la barbarie llegó a los niveles de que un Ramón Guillermo Aveledo reciba órdenes de un Leopoldo López, que en lo único que pueden parecerse es en el odio que le tienen al chavismo a los chavistas, es decir al pueblo.Y es la razón por la que desde un principio dijimos que desaparecerían, porque la estupidez es como la mentira, tienen patas cortas.

Es por ello que también he insistido en la elaboración de estrategias para profundizar el proceso, antes de que el descontento chavista por las malas políticas del Estado, termine convirtiéndose en el propio enemigo de la revolución. Que de paso es lo que permite que estropajos nacidos en Venezuela, pero que no son venezolanos, digas barbaries cargadas de sandeces y de imbecilidades, pero encuentran eco en un sector de la población descontenta.

Esa nueva embestida contra el proceso, que nunca se ha detenido, sino que adquiere modalidades, hoy la vemos expresadas en la trama que montaron unos médicos con la supuesta contaminación y mortandad en el Hospital de Maracay. Y llegaron a niveles tales que el portal Ahora Visiónpublicó el sábado una foto de un supuesto cerco epidemiológico en el aeropuerto  Internacional de Maiquetía. La foto es cierta, pero no corresponde a los hechos de ahora, sino a una coyuntura del 2012. De nuevo los dólares de USAID y la CIA financian a los laboratorios mediáticos.

Esa nueva modalidad también se expresa en personajes como Eleonora Bruzual, una oscura periodista, muy bien pagada por los ministros de la Cuarta que en suvida visitó un barrio, diciendo que: “Maduro es simplemente una marioneta que Chávez designó cuando estaba a punto de morir precisamente por ser el hombre de los Castro... Maduro está en medio de los militares y los Castro, acatando órdenes y sin realmente tener poder de decisión”. Incluso, estoy absolutamente seguro que hasta una persona de escasa visión como Eleonora, pudiera creer semejante barbaridad. La Cuba de hoy no tiene nada que ver con la Cuba de los Castro, como ella dice. Y Bruzual lo sabe. Es decir, esa afirmación es estúpida por sí misma.

Y quién podía creer de El Puma, José Luis Rodríguez, tuviera la desfachatez de decir que Chávez “era el traidor más grande” y que Maduro es “inseguro”. Un nadie que salió del edifico Cerro Grande en El Valle en Caracasy luego negó su extracción social, que por 30 años apenas viene de visita a Venezuela. Un hombre que habla del “espíritu del señor  y del amor”, pero llama alos estudiantes, la iglesia y el pueblo para que se unan cuando llegue el momento del cambio en Venezuela, es decir, cuando las guarimbas triunfen, no importa los muertos.

No sé si peor es un tal Elías Sayegh, coordinador de Primero Justicia en El Hatillo que suelta a los medios esta perla: “el régimen despilfarró nuestras inmensas riquezas petroleras durante más de 15 años y ha dejado al país a la banca rota y ahora andan como locos buscando dinero por todas partes para poder asumir sus inmensos compromisos”. Que puede decir uno cuando lee esto, sino ¡coño que bolas! Imagínense a ese ignorante como ministro de un gobierno de la derecha.

Y que me dicen de Richard Mardo, el diputado que se robó todo y gracias a nuestra incompetente Fiscal General no está preso, quien declaró que “nadie puede ser obligado a vivir en pobreza como muestra de fidelidad al proceso revolucionario…  Quienes están en el poder quieren a nuestro pueblo pobre”. Cómo puede ser tan cínico un hombre que es responsable de lo que precisamente viviera el pueblo venezolano en tiempos de la Cuarta, uno de los autores de lo que precisamente está afirmando.

Me traje esos ejemplos por ser los más relevantes en estos días de parte de una supuesta clase política que asume el papel de oposición y que si se pudieran juntar todos, no se sacaría uno completo que valiera la pena, o sea, un líder coherente, con razonamiento, un mínimo de formación, por lo menos que sepa leer y escribir, que tenga unas quinientas palabras en su discurso; y sobre todo que tenga el más mínimo sentido de la ecuanimidad. Alguna vez he dicho que el más balurdo de los líderes nuestros –y mire que los hay- es infinitamente superior al mejor de ellos.

El Tío Miguel, de quien aprendí a no calificar ni usar epítetos contra alguien, algunas veces se arrechaba y soltaba expresiones  muy cargadas de ironía y procacidad. Recuerdo que en una oportunidad hubo una votación en el Congreso de  la que el país estaba muy pendiente, en la que el MAS se bajó los pantalones como era su estilo. Analizando los hechos, Miguel –cuya voz era muy tenue- dijo en un tono muy ronco “cuanta mierda puede caber en un séptico”.

Ciertamente desde el punto de vista mediático, es necesario desmontar las estupideces que a diario dice cada estropajo de estos. Es una tarea del Ministerio de Comunicación, pero que la hace la ministro, que es el Ministerio de Comunicación, porque ese monstruo de mil cabezas y monstruoso presupuesto, no existe. Estoy repitiendo a Chávez.

Pero además de ello –una vez más lo digo- es menester entender que el enemigo no quiere otra cosa que acabar con el gobierno y matar a Nicolás. Es lo único que les interesa, lo demás son excusas. En consecuencia, es una necesidad que el gobierno muestre su equipamiento genital y actúe en serio. Claro eso pasa por tener una Fiscal que sirva. Pero por ejemplo los detenidos por el vandalismo del Saime en Barquisimeto ya debieron estar imputados, así como los detenidos por el vandalismo en Bello Monte. Para esta semana, tiene en planes incendiar las calles nuevamente. Si se les permite que llegue a los niveles anteriores, 50 muertos serán poquitos y las guarimbas de febrero y marzo parecerán una fiesta comparado con lo que viviremos.

Caminito de hormigas…

Los terroristas tienen todo listo para arrancar de nuevo. Pretenden incendiar las calles para generar caos. Ojalá y los cuerpos de seguridad actúen antes de que eso ocurra…  A la desaparición de la MUD, tenemos que sumarle que personajes como María Corina, Leopoldo y Daniel Ceballos, se niegan a que haya acuerdos para las parlamentarias… Vean lo que es el Alquilato y sabrán por qué los gringos nos tienen agarrados por las b…  Recomiendo el video El Poder curativo del limón, y póngalo en práctica.

 

rafaelolmos101@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1341 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a195027.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO