Un ejemplo chino para la ultraderecha venezolana

Hace algunos días al salir de mis labores en PDVSA, conducía como de costumbre hacia mi hogar familiar. En ese recorrido cotidiano encuentro alrededor de 10 negocios chinos, imagino que en todas partes es igual. Lo curioso en ese día al retornar fue que me encontré los primeros negocios cerrados, aun cuando solo eran las 5:30 pm y al instante pensé que como estábamos en la segunda ofensiva económica en la región oriente, los establecimientos habían sido cerrados. Continué el viaje hacia mi lar pero pude constatar que los otros negocios también estaban cerrados, entonces me dije ¡esta es una gran ofensiva y esta dando excelentes resultados! Proseguí el viaje imaginando que en los próximos días encontraríamos muchos productos gracias a este operativo e inclusive a precios regulados, una mirada final y todos los negocios chinos estaban cerrados, bueno, ese día supuse que dicho operativo estaba dedicado a este tipo de supermercados.

Al siguiente día de marcha a mi trabajo mi duda había sobrepasado todo lo pensado el día anterior y busqué como debe ser la información en algunos medios de comunicación para tener la certeza de lo que realmente había acontecido. La duda había sido despejada, un joven asiático había sido asesinado, el hecho ocurrió en un sector populoso e importante en la ciudad de Maturín. La colonia china había decidido cerrar todos los establecimientos de la ciudad por el hecho ocurrido a un miembro de la comunidad china victima de este flagelo que acontece hoy día más que nunca a escala planetaria, ya que la inseguridad se ha convertido en una variable propia de la sociedad global.

Debido a este evento inusual de cierre, converse con algunos amigos allegados a estos comerciantes y me dijeron que mas que por duelo el mismo obedecía a una manera de protestar, y recordé en ese momento que en una oportunidad leí que los japoneses cuando en las fabricas de vehículos no logran recibir aumentos salariales hacen huelga generando una superproducción de vehículos para inundar el mercado, porque esta acción no solo tiene un impacto económico en la industria, sino también sicológico sobre la sociedad, y me dije ¡que increíble son estas culturas, que gran forma de protestar!. Mis amigos me dijeron que era algo parecido, luego pensé ¡claro que si tiene sentido cerrar estos negocios chinos! cuando más de la mitad de la población de una ciudad o pueblo compran en estos establecimientos asiáticos, esta acción tiene realmente un impacto en nuestra sociedad en lo económico y sicológico también, no es cualquier cosa aunque lo parezca, porque estos negocios están ubicados en nuestros entornos cotidianos, cerca de nuestros hogares, allí se compra todo lo necesario para cada día, desde el bebe hasta la abuela.

Todo este acontecimiento me llevo a grandes reflexiones, las cuales considero que debemos internalizar para administrar con sabiduría y ver de qué forma o manera le hacemos comprender a la oposición ultraderechista en Venezuela este ejemplo. Ojala la oposición fascista-terrorista tomara este modelo de protesta, porque tanto los chinos como los venezolanos padecemos de la misma inseguridad y problemas que tiene el país, pero ellos no acuden a incendiar el país o asesinar los que hacemos vida en esta Gran Nación llamada Venezuela.

Nuestro legado… también es sagrado

ivanmendez2006@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 993 veces.



Iván Méndez


Visite el perfil de Iván Méndez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Méndez

Iván Méndez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a190916.htmlCd0NV CAC = Y co = US