Con aporreadores así, nadie necesita enemigos

Yo no se nada de filosofía, salvo la que me ha enseñado la vida, que a lo mejor es poca, pero mi intuición me dice que nadie, después de Chavez, lo habría hecho mejor que Maduro, que somos una comedia de errores, nadie lo discute. Pero en esta tormenta permanente donde todos, absolutamente todos hemos metido la pata, el barco con su capitán a bordo no se ha hundido, navega sorteando toda clase de olas de kilómetros de altura y permanece allí sobre la turbulencia y seguimos todos disfrutando de una serie de beneficios que ya quisieran los del primer mundo: gasolina regalada, Pensiones, las que queramos, canaimitas a todos, la matricula escolar más alta de nuestra historia, mercales, viviendas para los necesitados y viviendas para los que no (muchos, muchísimos nadan en dinero, el Registro inmobiliario que me queda al lado no se da abasto para tanto usuario), que un televisor cuesta 50 mil, pues sobra quien lo compre, eso si quejándose mucho por la mala situación. Un cardiológico infantil de lujo, etc. etc.

Todo esto y mucho más son cosas que perderemos de un solo golpe si triunfa el golpe, pero para algunos aporreadores (algunos de los cuales ahora les ha dado por irse porque nadie les para) escriben que el único enemigo es Maduro, que no hay peor cosa que Diosdado, etc. porque ellos no les hacen caso a su consejo que no es otro, aunque muy adornado de filosofía eso si, que le dan una patada a la mesa y boten tierrita y nos arrojamos por el barranco, no importa a que precio, que le dejemos de vender petróleo, que nacionalicemos todo, si vienen las bombas no importa, ellos estarán al frente y serán los primeros mártires. ¿De verdad lo crees?.

Hay mucho que corregir, tenemos que seguir luchando, pero si se quieren ir que se vayan. ¿Cuantas revoluciones han hecho?, ¿Donde están sus triunfos en materia revolucionaria?, ¿Además de escribir cuales han sido sus otros aportes?, ¿han descubierto una vacuna salvadora del cáncer o del sida, están día y noche en los barrios recuperando adolescentes, sacándolos de los vicios, están en los hospitales llevando consuelo y amor a los enfermos, en fin qué han hecho?, ¿qué hacen? Además, de cómo todos nosotros, criticar.

Siempre recuerdo una noche frente al televisor, cuanto dolor (ni comparable con el dolor que EL sufría): Unidad, lucha, batalla y Victoria, Unidad, unidad, unidad.

Rodilla en tierra siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2649 veces.



Victoria Elena Otero de Chacín


Visite el perfil de Victoria Elena Otero de Chacín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: