La exitosa Revolución Bolivariana

No es preciso echar de nuevo el cuento del vaso medio lleno o el vaso medio vacío. Hay que asentarse sobre los logros para profundizar los criterios válidos y apretar el paso.

Caídos en las infinitas e ingeniosas trampas de los adversarios, muchas veces perdemos tiempo en justificar las carencias creadas como parte de la misma trampa. Mientras tanto, infinidad de avances y logros de un gobierno que con una mano se defiende de agresiones terroristas y con la otra entrega CANTIDADES ASOMBROSAS DE VIVIENDAS, TODOS LOS JUEVES, a ciudadanos que van incorporándose a condiciones de vida más dignas que las que históricamente tuvo su grupo familiar, pasan desapercibidos y son obviados en nuestra prisa justificadora.

Esta mañana me llamaba a esta reflexión el Presidente Correa, cuando en un noticiero lo escuchaba hablar sobre “lo peligrosas que son, para el capitalismo, nuestras EXITOSAS REVOLUCIONES”. “… ya en muchas partes del mundo, los pueblos están pidiendo las reivindicaciones populares que en nuestras revoluciones ya son Ley”, decía.

Este tema me hace recordar el fraccionamiento de aquella izquierda culta, estudiosa y tan beligerante de los años de la democracia representativa y fallida, tiempo en los cuales las diversas interpretaciones del Marxismo, el Leninismo, el Trotskismo, el Fidelismo, el Maoísmo, el centro izquierdismo, el movimiento hacia el socialismo y cualquier otra definidísima posición ideológica, nos ataban a la imposibilidad de construir un movimiento fuerte, capaz de “condicionar siquiera” al Capitalismo Salvaje.

Hoy, olvidando aún más veces de la cuenta la premisa: “O INVENTAMOS O ERRAMOS” legada por Don Simón Rodríguez y enarbolada por el Comandante Chávez, poseemos un fuerte “centro de referencia” que nos ha permitido “reunirnos” en la construcción de esta EXITOSA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA. No hay que olvidar que los grandes conductores de la historia tienen mucho qué decirnos, pero no sólo de sus postulados visionarios y exitosos, como orientación; sino también de sus errores, para no cometerlos.

Hago mención al fraccionamiento en la izquierda, porque muchas veces, en la injustificada justificación de fracciones, se cae en el recurso de visualizar en extremo el medio vaso vacío con los recursos de la trampa sobre visualizada, puesta en bandeja de plata por el capitalismo usurero; y en el seno de nuestro movimiento se obvian y hasta se minusvaloran o esconden los EXITOS DE LA REVOLUCIÓN.

Sin caer en la tentación de hacer un listado de INTENTOS, AVANCES Y LOGROS DE LA REVOLUCIÓN, hay que hacer presente el camino que hemos avanzado para sentir la brisa en el rostro en cuanto a seguridad social, educación, seguridad ciudadana, infraestructura y producción.

Seguridad Social: Recuerde usted a Teodoro Petkoff, Ministro de Planificación 1996-1999, diciéndole al país que la deuda de la seguridad social era impagable y vea hoy la cola de pensionados en todos los rincones del país, especialmente en las agencias de banco de las urbanizaciones más “guarimberas”.

Educación: Asómese en las noticias internacionales y entérese de la cantidad de movimientos, que en Nuestramérica, Europa y otros predios, se encuentran hoy en día luchando por el derecho a la educación gratuita y no discriminante, lo que hoy es un logro sólido e irreversible en nuestra EXITOSA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, dando cabida a TODOS, incluyendo aquellos reductos fascistas que en la UCV pretenden someter, imponiendo mediante el terrorismo su movimiento “estudiantil”.

Seguridad Ciudadana: Manténgase atento al avance cualitativo acelerado de los organismos de seguridad, para certificar que sus integrantes se están transformando de simples ciudadanos, “policías de oficio” a PROFESIONALES UNIVERSITARIOS con conocimientos científicos en la materia. Es como si en hospitales “de campaña” atendidos por “voluntarios”, una mano gigante convirtiera a todos los trabajadores en “médicos graduados”.

Infraestructura: Haga memoria, pasee por La Roca Tarpeya entre 1958 y 1999 (41 años) o por el “proyecto Pérez Jimenista” de las autopistas nacionales que no logró pasar de Guatire por el este ni de Pto. Cabello por el oeste, en toda esa segunda mitad del siglo XX y ahora camine un par de días al lado del Ministro Haiman El Troudi, para ver como se hace un puente para descongestionar el tráfico del este de Caracas, mientras se inauguran líneas de transporte urbano en varias ciudades (reponiendo las que queman los terroristas), mientras se van concretando obras de ampliación de Metro de algunas capitales de estado y encima restaurar las que también sabotean los terroristas…

Producción: Recuerde el plan de ensambladoras con “incorporación progresiva de partes nacionales” que inició Rómulo Betancourt, el cual perdió rápidamente la parte de “incorporación progresiva…” y finalmente fue desvencijada ante la avasallante importación de vehículos; todo eso en el lapso de sus propios discípulos, en los años de la democracia representativa y fallida. Hoy se hace un esfuerzo muy grande para recuperar, desde el estado desértico de las Zonas Industriales convertidas en depósitos y la población obrera convertida en comerciantes informales, guardianes privados y aseadores; las Escuelas Técnicas convertidas en liceíllos y toda la mentalidad popular en el perverso juego de “sálvese quien pueda”… para restaurar la Formación Técnica, regenerar una mentalidad productiva, reiniciar el movimiento industrial mediante convenios con el exterior, condicionado a la importación de la tecnología e incluso llamando a colaborar, si es su gusto, a los capitales egoístas y pro monopólicos que tan buenas migas y dinero hicieron en otras épocas. No hay que olvidar en este punto el esfuerzo que se hace por la agricultura y la cría, en un medio donde cada trocito de tierra hay que peleárselo a un “dueño” que no lo trabajó nunca, una universidad que formó Agrónomos para el empleo público o la docencia y una tradición agrícola que se quedó en el conuco y la cría de una vaca por hectárea.

Los éxitos son evidentes y si alguien los invisibiliza, hagámoslos visibles cada uno de nosotros en cada una de las oportunidades que cada día nos ofrezca.

¡LA REVOLUCION BOLIVARIANA ES, SIN DUDA, EXITOSA Y DEBEMOS CUIDARLA!






Esta nota ha sido leída aproximadamente 1469 veces.



José Claudio Laya Mimó

Profesor Universitario

 joseclaudiolaya@hotmail.com

Visite el perfil de José Claudio Laya Mimó para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Claudio Laya Mimó

José Claudio Laya Mimó

Más artículos de este autor