LOPJ resultó. Pero, ladrones con patente son mutantes

Es evidente. En muchos casos, casi en la mayoría de ellos, hay sobreprecio que, incluso supera el seis mil por ciento de lo justo (6000%). Al haber sobreprecio, estamos hablando de unos sujetos que son especuladores y usureros. Por lo tanto, esos comerciantes y prestadores de servicios, no son más que unos vulgares ladrones con patente de comercio y de servicio.

    Por otra parte, la segunda ofensiva de supervisión, coordinada por la Superintendencia de Precios Justos, ha sido efectiva. Pero no suficiente. Hace falta que el Poder Popular, expresado en las Comunas, los Consejos Comunales y los Colectivos, lideren estas jornadas de supervisión, según es de su competencia, tal y como lo establecen las leyes de estos órganos, desde el pasado año 2010, de manera continua y sin dar cuartel a tales ladrones, con las leyes como nuestro norte.

    En este sentido, a propósito del Poder Popular,  no podemos caer en el chantaje de que no es de su competencia, como pretenden hacerlo contra la Resolución 058 del Ministerio del Poder Popular para la Educación, en la que sectores, más que desinformados, están tan desquiciados o disociados que pretenden quitarle el poder al Pueblo, eliminando los Consejos Educativos, aunque, ese mismo sifrinaje disociado, cuando hace vida en EEUU, en sus respectivos condados, sí respetan y celebran la rectoría de la comunidad en el hecho educativo.

    Ahora bien, se advierte que desde hace días, sectores nucleados en torno a los tres grandes monopolios del país, entre ellos, Polar, Madeirense y Cativen, además de Fedecámaras y Venamcham, no están dispuestos a que les paren este robo colectivizado, que ha devenido en una hiperinflación artificial, durante los años 2012, agudizados en el 2013 y lo que va del 2014. Esto ha tenido su efecto devastador: arruinar al trabajador y su familia, además de inducir una irritación generalizada contra el gobierno, con apoyo de los medios privados, encargados de la intrigar con sabor a hiedra.

    Estos plutócratas no están dispuestos a que triunfe esta segunda jornada por los precios justos, por tres razones: ellos han invertido demasiado dinero en la conspiración golpista; ergo, no van a permitir que les paren esta sangría y robo al bolsillo de los venezolanos, que solo pagan los trabajadores y el Estado venezolano y; están hartos de tanto chavismo y sienten que han esperado demasiado para que llegue la coronación del Virrey al que la MUD le compone poemas de amor, además de que sienten que, ahora están mejor articulados como para derrocar al Presidente obrero, Nicolás Maduro, con una erosión de simpatía por la vía del boicot económico (Desabastecimiento Programado con inflación artificial), combinado con los parásitos de la AVERU y sus acciones criminales de calle, violencia armada y drogas, disfrazada de "protesta estudiantil", aunque cocinada desde el 2006 en las universidades controladas por dichos delincuentes y los países financistas y celestinos de esta conspiración golpista.

    Por otra parte, si nos distanciamos del hipócrita lloriqueo de algunos, en el sentido de que somos un país "monoproductor", sin reconocer que de esa monoproducción primaria, nos estamos diversificando en industrias de polímeros, aceites, gas, etc, debemos liquidar la cuna de la corrupción y de la inflación artificial: la aduanas. No hay un solo aduanero que no se haya labrado una riqueza súbita, malhabida, es decir, robando, con guisos, sobreprecios y contrabando. Pero, todo legalito.

     La solución es, indefectiblemente, desprivatizar las empresas aduaneras, con la urgencia del caso, con apoyo de los consejos de los trabajadores de esas empresas privadas, quienes serían los copropietarios de nuevas empresas de producción social socialistas.

    Además, atacando esta sangría al mayor, los tres grandes consorcios que controlan las cadenas de acopio, producción y distribución del país, deben ser objeto se severas sanciones, cuando sus productos no estén en tales o cuales regiones, simultáneamente, a manera de cuadrantes, porque ellos son los grandes causantes y artífices del "Desabastecimiento Programado" que está detrás de los "Desabastecimientos Inducidos".

    Y, al detal, en la calle, en los comercios y servicios, los acostumbrados ladrones con patente, ante las inspecciones de esta segunda ofensiva, han venido haciendo lo siguiente: doble facturación y dobles balances contables; variaciones de precios cuando pasan las supervisiones y otra después; no reposición de insumos, deliberadamente; cierres inesperados de comercios y servicios, con falsas excusas y escondiendo la materia prima; desmembramiento de un servicio en varios, para poder seguir cobrando con sobreprecio, pero atenuando el cómo (autolavados que cobran lo mismo por lavar el auto, pero ahora, cobran adicional, por secarlos, etc., o los servicios funerarios, ejemplo del desangre a mansalva); servicios de alimentos, sin la adición de algún componente que debemos pagar adicionalmente y; así sucesivamente, van trampeando para burlar al Estado y, lamentablemente, con la venia de nosotros, los ciudadanos: unos disociados que apoyan a los ladrones con patente y los otros, los pasivos, que dejan que los sodomicen con la especulación y la usura, pero que no pasan de murmurar, sin denunciar y sin enfrentar a los ladrones con patente.

     El poder Popular es el único que puede liquidar este boicot y robo económico, en defensa del salario del trabajador y en defensa de la familia venezolana. Hagamos tierra arrasada contra la especulación y la usura. Hagamos que esta segunda ofensiva económica liquide el boicot económico, que ha mutado, para agudizar el conflicto social y generar crisis de gobernabilidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1145 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a188413.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO