Ahora, por la vida y por la paz: se acabaron los berrinches

Quienes han visto fracasados sus intentos por derrocar al Presidente Obrero, Nicolás Maduro, ahora también, empiezan, como a preocuparse, porque esa patente de corso que tenían como mampara, llamada "Protesta Estudiantil", quedó al descubierto y ellos quedaron desnudos, lo que los aleja de su acostumbrada impunidad.

      Pero, lo anterior afirmado no es motivo para solazarnos, sino, para actuar férreamente, con determinación. Implica entonces, pasar el trago amargo y doloroso de nuestros muertos a manos de ellos, resistir expulsiones, despidos, sanciones de criminales como esos rectores atornillados de la AVERU, ubicar y desarmar a los asesinos y violentos, con el estandarte de Paz y vida, desde la justicia, sin ponernos eufóricos y sin distraernos.

     Hemos de saber que del lado del golpismo, sus huestes, un grueso minoritario, aunque significativo, va a pasar a acciones más terroristas, más violentas y más inusitadas, razón por la cual, debemos activarnos, monolíticamente, bajo un solo mando y con suficiente liderazgo, en consonancia con el mando único y supremo del Presidente Nicolás Maduro. Que ningún revolucionario se desespere.

     Ahora bien, desde el exterior, Jhon Kerry hará sus berrinches y pegará sus alaridos, cual loba herida, lo que derivará en que sus tarifados harán una y mil locuras, en Venezuela. María Machado pisoteará el nombre de Panamá, porque el Presidente lacayo, súbdito de Obama está pagando viejas y nuevas deudas al imperio. La OEA es un cascarón vacío y ya Insulza se dio cuenta de que no tiene el liderazgo suficiente, como para seguir conspirando abiertamente y pedir sanciones contra nuestro gobierno. Volverá a su viejo estilo, hipócrita y con buenos modales. Pero, aquí hay Patria.

     El que haya Patria, enferma a quienes banalizaron las palabras del Comandante Hugo Chávez. Aquí, está ese Comandante, rebelde cantor de Elorza, hijo irreverente de Sabaneta y amantísimo de su Pueblo, en cada rostro y en sus obras. Nada de berrinches, pues.

     Aquí, hay una vanguardia revolucionaria, liderada con ese obrero, que se echó en caldo'e ñame a los que lo han subestimado. Nicolás Maduro, ahora profundiza esta revolución y a pesar de las tragedias, de las guarimbas y sus berrinches, ahora, más que nunca, valoramos y apreciamos, la vida y la paz.

     Por estas razones, estamos empezando a ver que se está haciendo justicia, sin impunes. Todo, en una revolución, desde el alma, por la paz y por la vida.

     Un puñado de alcaldes golpistas y asesinos, no nos van a arrinconar. Una piara de rectores asesinos y fascistas de la AVERU no nos van a sitiar las calles y universidades. Una secta se asesinos de la plutocracia criolla, apoyados por paramilitares, no se van a secuestrar el poder. Ahora, vamos contra la impunidad. Se acabaron los berrinches.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1121 veces.



Luis Alexander Pino Araque


Visite el perfil de Luis Alexander Pino Araque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a184697.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO