Binóculo Nº 116

Al que no hace, le hacen: La agenda está montada

Debo hacer un alto en mis críticas sobre los serios problemas por los que atraviesa este proceso que algunos llaman revolución, pero que ni siquiera se acerca a la liberación nacional. En efecto, atravesamos por una situación extremadamente complicada, cuya responsabilidad principal es del gobierno y no de cuatro pendejos de la oposición a los que dejaron llegar demasiado lejos. Y en este momento, -siempre será así- mi pluma va a al servicio de este proceso y al respaldo de mi camarada Nicolás, pese a todos los peros que tengo acumulados.

El tío Miguel decía siempre una frase que recuerdo con frecuencia: “el que no hace, le hacen”. Era su síntesis de la pugna feroz de los 60 entre la izquierda con el Estado represor de la Cuarta República; y entre la izquierda contra la izquierda. Ese estigma que arrastró siempre la izquierda, según el cual, todos tenían la razón, razón por la que nunca tomaron el poder (gracias a Dios) Una izquierda que nunca discutió en torno a coincidencias, sino a diferencias. Ya conocemos los resultados, hasta la aparición del gran visionario. “Es imposible que el enemigo ceda por la vía pacífica –decía Miguel- si usted no tiene los pantalones puestos. Usted tiene que demostrar que es fuerte para poder hablar duro. Pero cuando hable duro, debe tener presente dos cosas: una, la advertencia se hace una sola vez, no más. Dos, cuando comience a avanzar no puede ni siquiera mirar atrás porque el enemigo lo agarra saltiao y termina usted siendo el débil”.

Chávez tenía claro que la batalla contra la burguesía no era una mamadera de gallo. Por ello les advirtió, otra y otra vez, porque como buen militar y estratega sabía que una vez comenzada la ofensiva, no había vuelta atrás. Recuerdo el caso de la banca por allá en el dos mil, cuando comenzaron a sembrar la matriz de opinión en torno a la nacionalización de la banca. Matriz se dice que dispersada por Oscar García Mendoza, uno de los banqueros más pérfidos que haya tenido el país, incluso tomando en cuenta que todos los banqueros son pérfidos. Recuerdo que en esa oportunidad Hugo les advirtió varias veces, “paren la campañita”. Hasta que un día retiró la mitad de los activos del Estado de todos los bancos y los depositó en el Banco Industrial. Y como los banqueros no son seres humanos, sino que solo piensan en el dinero, acusaron el castigo de inmediato. “Era jugando pana, no te arreches”. “Coño estos llaneros no tienen sentido del humor, se arrechan de nada”. Se fueron por debajito. Después los vimos a todos como Celestinas riéndole los chistes a Chávez y hasta se dormían en las reuniones. En ese momento, esa burguesía financiera entendió que al Arañero de Sabaneta no lo iban a joder por esa vía.

Desde hace diez meses, vengo escuchando una frase a Nicolás que ya me resulta desagradable, chocante, mentirosa: “ya está bueno, ya”. Y como yo me muevo entre las comunidades, desde octubre vengo advirtiendo –al igual que muchos- que el enemigo, que no es tal, venía teniendo éxito en el sabotaje económico, sumado a una cómplice derecha endógena que actúa a sus anchas. Pues ahora comienza a aplicar la violencia y para ello han lanzado algunas pruebas a manera de medir cuál es la capacidad de respuesta del gobierno.

No es casual entonces que se hayan agredido a los peloteros cubanos como si tuvieran la culpa de algo más allá que de jugar beisbol. No fue casual la protesta de grupitos de estudiantes de colegios y universidades privadas. Tampoco fue casual la concentración y obstrucción de la autopista el domingo pasado a la altura del puente El Trigal en Valencia, donde nació la Guarimba que se esparció por todo el país. Allí los provocadores intentaron arremeter contra la Guardia Nacional y ésta respondió con los resultados de algunos lesionados. Tampoco es casual la arremetida contra la casa del Gobernador del Táchira. Y por si fuera poco está convocando a la gente a la calle para el 12 de febrero. Sí. Es una agenda montada y en pleno desarrollo. Mientras escribo esta columna, las redes sociales están sumamente activadas denunciando actos de violencia para el lunes diez de febrero. Por cierto, es el día que Nicolás le dio plazo a los empresarios para que cesen en la agresiva campaña contra la economía del país. Mis fuentes me aseguran que intentarán incendiar las calles este lunes diez que incluyan la quema de autobuses y camiones de distribución de alimentos y detención de los transportes de Pdval y Mercal.

A eso se refería el Tío Miguel cuando decía que si dabas el paso no podías detenerte. Tenías que seguir avanzando. El enemigo no entiende si no es por la fuerza, y es con la fuerza que se debe actuar. ¿Cómo dejaron revivir a un inhabilitado político que tenía prácticamente un pie en la cárcel? Cómo es posible que Leopoldo López tenga ahora el poder que tiene, 12 alcaldías que le están acercando muchos aliados porque el manejo de esas chequeras sin duda que genera poder. Y no habrá forma de poner freno a esta espiral que comienza, si no hay aplicación de la justicia. Leopoldo López debe estar preso, como también lo debe estar María Corina; y al menos unos 50 empresarios poderosos. Es la única forma de demostrar quién tiene los pantalones y quién es el poder. Lo demás es paja. Falta de bolas le dicen en mi pueblo.

Esas medidas van a traer problemas sin duda, pero quién dijo que esto no era una guerra. Vayan al barrio y le preguntan a la gente si no se siente agredida por los precios, por la ausencia de atención, por la burla en los hospitales y por tantas reivindicaciones que comienza a perder.

Hace poco un camarada me decía que había que actuar, a costa de lo que fuera. O ganábamos o perdíamos, pero en algún momento habría un desenlace. Y esta es la oportunidad de oro para demostrar que se cree en el pueblo y en el poder popular. Nicolás y ese partido que se llama revolucionario deben llamar al pueblo a la calle a defender esta vaina contra quien sea. Porque cuando Chávez creó las milicias es porque sabía que esta situación vendría. Tarde o temprano, pero vendría. Cuando esta columna salga al aire, habrá comenzado una nueva fase del proceso. Ojalá y no sea violenta, pero sin duda será convulsiva.

Caminito de hormigas…

Tal como lo advirtió esta columna, la MUD se desintegró. Los históricos como Ramón Guillermo Aveledo y Omar Barboza, consideran que es muy peligroso generar una espiral de violencia que no se sabe dónde pararía. Aunque lo hacen con timidez porque el nuevo poder político es de Maricori y Leopoldo. Henrique está de acuerdo con éstos, pero mantiene un discurso antibélico…

Los servicios de inteligencia están tras la pista de un grupo vinculado a Robert Alonso que tiene la misión de disparar en las manifestaciones que se hagan esta semana, intentando provocar una masacre…

Caracas, Zulia, Monagas, Bolívar, Táchira, Valencia y Maracay, serían las ciudades por donde intentarán generar violencia a partir de esta semana. La intención es crear la sensación de que el país es ingobernable…

El principal enemigo del agro en el país, es la derecha endógena que no solo sabotea el desarrollo, sino que negocia con todo. ¿No me creen? Vayan a Agropatria para que vean… Vean en You Tube el video “La tierra sin habitantes”. Los sorprenderá


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1677 veces.



Rafael Rodríguez Olmos

Periodista, analista político, profesor universitario y articulista. Desde hace nueve años mantiene su programa de radio ¿Aquí no es así?, que se transmite en Valencia por Tecnológica 93.7 FM.

 rafaelolmos101@gmail.com      @aureliano2327

Visite el perfil de Rafael Rodríguez Olmos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a181659.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO