Los violentos

Las recientes declaraciones del diputado opositor España justificando la violencia y el calentamiento de calle de los sectores de la ultraderecha confirma una vez más que la desbandada en la MUD es una realidad.

El desconocimiento a la autoridad del señor Aveledo y de su estado mayor lo denominan ahora iniciativas y ya en la práctica constituyen el pan de cada día de las actividades de los micros partidos de la otrora alianza antichavista. Estas mal llamadas iniciativas son parte de una conspiración con ramificaciones complejas que cuentan con poderosos sustentos foráneos. Así vimos lo ocurrido el domingo pasado en Valencia donde los grupúsculos fascistas se empeñaron en trancar las arterias de mayor circulación y ante el repudio de la población tuvieron que echar marcha atrás. Ese mismo día los fascistas de Voluntad Popular y su combo agredieron a los deportistas de la selección cubana de béisbol, pero la rápida y oportuna respuesta de la Policia Nacional y de la Guardia Nacional Bolivarianas de Margarita permitió capturar in fraganti a los violentos que no sólo atentaron contra indefensos ciudadanos sino también causaron daños a la propiedad. El lunes siguiente intentaron repetir el mismo guión desestabilizador utilizando un grupo de estudiantes de la Universidad Metropolitana en el sector caraqueño de la Cota Mil y ante el repudio generalizado de los conductores tuvieron que replegarse y el jueves 6 de este mes de febrero un grupito de estudiantes de la universidad católica del Táchira asaltaron la casa de gobierno hiriendo a seis policías que se encontraban en funciones de custodia. Al igual que las pompas de jabón el viento se encargó de llevarse las malas intenciones de la derecha. Que como todos sabemos vive de fracaso en fracaso.

Pero no nos hagamos ilusiones. La derecha está viva y coleando y al tiempo que se agita en diversos frentes. Pretende hacer creer que están inclinados al diálogo pero en la realidad se mueven en la oscuridad y en los tenebrosos caminos que todos conocemos.

Frente a esta conspiración la conducta del movimiento revolucionario tiene que ser diáfana y firme, sin titubeos. Profundizando el proceso pero dispuesto a lograr entendimiento en áreas de interés nacional siempre y cuando no menoscaben el Poder Popular; y es a través de la unidad de las diversas fuerzas patriotas, tanto en los barrios como en las fábricas, en los centros de docencia, en el seno de la Fuerza Armada Bolivariana y del gobierno que vamos a consolidar la refundación de la Patria. No hay otra manera de enfrentar a las fuerzas de la derecha. La unidad del movimiento revolucionario sigue siendo la garantía de la continuidad del gobierno del pueblo. Las voces de disenso no pueden convertirse en islas o fracciones que resquebrajen la Unidad Popular. Las críticas y las observaciones son bienvenidas porque forman parte del equipaje de todo revolucionario. El proceso de refundación de la Patria que inició el gigante Chávez se mantiene gracias a la unidad. Es prudente y aconsejable mirar y sopesar como las fuerzas del adversario se resquebrajan para entender cuan catastrófico sería si nos antojáramos de copiar esa conducta.

Unidad, Unidad y Unidad reclamaba siempre el Padre Libertador y también el Comandante Infinito. Nos toca a nosotros honrar esta norma de quienes forjaron patria para todos.

Es una manera más segura de enfrentar a los violentos, a los que no quieren patria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 997 veces.



Hector Agüero


Visite el perfil de Héctor Agüero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Agüero

Héctor Agüero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a181647.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO