La erratica campaña de Winston Valernilla

No solamente es responsabilidad absoluta de él, sino que las altas autoridades del partido socialista tienen un altísimo saldo en esa angustiosa derrota. En términos cuantitativos ha sido para el socialismo que tímidamente merodea el este de Caracas, una derrota atroz, descalificadora y atosigante. Durante la campaña de Winston se cometieron por todos los ámbitos, los más estremecedores errores. Un vecino de Baruta solidario con las políticas del gobierno revolucionario, pudo hacer una crítica contundente con tan solo una dramática frase, no es concordante la ostentosidad con el socialismo sentenciaba. Y es verdad. Porque por supuesto sí es aceptable una módica manera de vivir en un socialista, pero aquello de pivotear en la cara de las gentes, sean conservadores o no, las propiedades costosas que se tienen en vehículos, viviendas onerosas y oropeles, no cabe ni siquiera entre algunas mentalidades conservadoras que por lo menos usan la discreción en sus modos de vida. Así sean obtenidas con dineros del bien. Mucho menos una mentalidad proclive a la izquierda puede aprobar tal cosa. Y allí está el meollo donde se explica que un alto estrato socialista baruteño se inhibió en el voto a favor de Winston. Por eso y eso es definitivamente cierto, es que el Psuv se equivocó en esa propuesta. Y después que la concreto no direccionó con lógica socialista, aquella campaña. Se olvidó de aquello y dejó en manos de un comandito errático e ineficiente la campaña en Baruta. Por eso ambos, partido y candidato se proyectaron entonces, como el gran fiasco de Baruta que redundó en el resultado tan abrumador en contra. Y si las autoridades del partido están pensando que con esa pérdida aún se ha ganado. Vaya craso error. El socialismo llega en las clases más acomodadas con propuestas de alta claridad y con las teorías más circunspectas desde ese legado teórico con amplio sentido de justicia para todos. Sin duda que nada halagador es el resultado socialista en el este de Caracas. Ni siquiera en las zonas donde la pobreza ha sido un látigo demoledor de los más humildes se pudo avanzar. Porque es que si se quiere difundir socialismo desde equivocadas signografías mercantilistas, en tiempos electorales no se ganará más que una confusión ideológica con un final dispuesto a abonar nutrimentos al sembradío obsceno del capitalismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4808 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: