El impresentable César Farías

Nuevamente el entrenador de la selección de fútbol venezolana está en bocas de todos, pero no por sus méritos como estratega, sino por el reto lanzado contra el diputado Pedro Carreño.

El parlamentarios en día pasados, luego de la derrota de Venezuela 3-0 frente a Chile, que prácticamente la dejaba sin chance de las eliminatorias para asistir al mundial 2014, dijo que Farías y el presidente de la Federación de Fútbol, hicieron de este deportes un negocio.

Una verdad que el mundo periodístico sabe, pero callan o no les interesa ahondar.

Farías ha sido uno de los peores estrategas que ha tenido nuestro seleccionado. Un hombre arrogante, sin educación, un impresentable para un cargo de tanto fuste, de tanta importancia en la representación de Venezuela en el mundo.

Con esta camada de jugadores con que cuenta el país, casi todos militando en importantes equipos europeos; con el apoyo de la empresa pública y privada, de la Federación, del público, de las televisoras, con el mayor apoyo jamás dado a un entrenador, y quedamos eliminados a faltas de tres fechas para agotar el calendario, no tiene excusas Farías.

Así estaba Colombia, y miren cómo la transformó el estratega argentino que la dirige. Lo mismo Chile, cayó en desgracia las primeras seis fechas, y atajaron el pasmo con tiempo.

Pero aquí siguieron apostando a un hombre que desdibujó al seleccionado, los hizo jugar de forma timorata en las visitas, y como locales, parecían visitantes.

Farías se peleó con la prensa, díganme si los colegas venezolanos fuera un décima parte de incisivos y críticos que argentinos, chilenos, mexicanos, brasileros, etc.

No, nuestros colegas del deporte trataron como una dama a Farías, y este les respondió como guapetón de barrio, pelándose en casi toda concentración del equipo. Gesticulando y abrumando con sus desplantes.

Un profesional que comienza una rueda de prensa respondiendo a un político, luego de un partido en el cual se ganó y quedó algo de esperanzas clasificatorias, es cuando menos, un impresentable que debe ser destituido en lo sucesivo. Así sin más.

Lo acaban de hacer los mexicanos en plena recta final clasificatorias.

Venezuela ha avanzado demasiado en muchos deportes, y este tipo de entrenadores le hace mucho daño, a las formas, a las maneras en que se debe conducir públicamente.

No debe un entrenador mostrar sus miserias humanas, dando un espectáculo deplorable en cada declaración y el mundo político, deportivo, o de otra índole, aceptarlo.

Rubén Marcano, periodista


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6473 veces.



Rubén Marcano

Periodista, graduado en la UCV. TSU en Informática, con estudios sin culminar en Sociología y Derecho en la UCV. Con maestría de Periodismo y Comunicación Institucional en la Complutense de Madrid, Autónoma de Barcelona y UPEL. Ha escrito dos libros. Es profesor universitario y articulista.

 rubenmarcano@gmail.com      @rubenmarcanob

Visite el perfil de Rubén Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: