Palabras pal pueblo

Esto es para usted, señora Autoridad y si es única, con mas razón

Desde la lamentable enfermedad de nuestro comandante Hugo hasta estos días hemos atravesado varias tormentas, algunas muy violentas por cierto y pareciera que se nos acostumbró sobre todo en los mal llamados nuestros medios y digo mal llamados porque no son nuestros en verdad, si lo fuesen, se hubiesen trasformado rápidamente en empresas de propiedad social y no corporativas como en efecto lo son, allí las decisiones no las toman sus trabajadores sino su junta directiva y en algunos casos su presidencia, todos fuertemente atados al gobierno y aquí hay que necesariamente aclarar que una cosa es el gobierno, otra el estado y otra el pueblo, para efectos mediáticos se dice que es una sola pero la realidad concreta nos demuestra que no es así, por ejemplo ¿quien decidió la salida del aire el programa la hojilla, Mario Silva? no lo creo porque si no lo hubiese dicho, el presidente del canal, no lo creo porque él recibe órdenes, entonces quien la tomó? Ese es un misterio, y ¿por qué algo así tendría que ser un misterio? No lo se, lo que si se, es que como somos un sistema clásico colonial, el presidente Maduro responsable del poder ejecutivo si no fue él, una decisión de ese calibre pasa obligatoriamente por su consentimiento.

Confieso aquí abiertamente que en días pasados hablando con un grande amigo, que ostenta una enorme responsabilidad de gobierno me reclamo amablemente y hasta en términos jocosos como es su personalidad por lo menos en el marco de una conversación casi familiar que lo emplace públicamente por este medio (aporrea.org) a lo cual replique ¿y por qué no? ¿Es que acaso te consideras intocable? Sonrió amablemente y me dijo por supuesto que no, pero analizando después el asunto como una travesura muy mía y hablando casi que conmigo mismo, es que el poder y las altas responsabilidades políticas conllevan en sí mismas una transformación profunda en el seno de la persona que la ejerce por el peso moral que tiene mas que otra cosa y quizás por el aparato que la rodea en algunos casos, oficinas inexpugnables, escoltas, permanentes reuniones con altos jerarcas, etc.

Tanto es así que un gobernador por ejemplo se mueve con un aparato tan ostentoso que impresiona a cualquiera, un inmenso contingente de policías, carros con luces escandalosas y sirenas estrepitosas, atrás el séquito de secretarios de gobierno con sus respectivos aparatos, un enjambre de periodistas y el pueblo de ultimo para completar la inmortal obra Shakespeariana y me pregunte enseguida, es que eso no ha sido siempre así porque así lo hemos aceptado culturalmente y en el fondo muy en el fondo a cualquiera de nosotros nos gustaría vivir esa experiencia en donde uno casi toca el cielo con las manos y ve a los demás no importa quien sea casi que desde muy arriba.

Quien lo niegue es un farsante, entonces viene en seguida el cuestionamiento sincero de un modesto hombre pensante creo, ¿si eso sigue siendo así, donde está el socialismo?, ¿donde está la transformación profunda? ¿De qué consolidación estamos hablando? ¿Cuál proyecto?, la igualdad ¿cómo queda en todo esto?, ¿ser iguales para ser libres? ¿Somos libres?, ¿seremos libres algún día? ¿O todo forma parte de un mal sueño del cual no queremos despertar porque no conviene a nuestros intereses, ser amigo de fulano da caché. Y si es importante tanto mejor?.

¿Es de este modo como dignificaremos nuestras vidas? ¿Y le daremos luces al mundo, cuál mundo, este el de las apariencias? ¿El del cuanto tienes cuanto vales?.

¿Por qué tendría que sentirme molesto si alguien me interpela? ¿Por qué, si esto no es acaso al decir de muchos una “revolución” o lo es en tanto y cuanto convenga a mis intereses particulares y no trastoque lo cómodo que estoy?.

La mas alta responsabilidad política ¿no es acaso comportarse como un ciudadano, con plenos derechos y deberes conquistados por un pueblo que solo ha visto desgracias tras desgracias y mil veces invisibilizado, maltratado, humillado por los imbéciles de todas las horas muy a pesar de vivir sobre un colchón de plata, llamado petróleo o ese suelo patrio hace distinciones a la hora de nacer?, búrlense de mi los que lo deseen pero a mis años creo mas firmemente que nunca que ser cultos para ser libres es el pensamiento que nos debe guiar en todas nuestras actuaciones, ser culto dije, estoy hablando de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado, puede uno no tener nada en lo material y ser culto y eso no nos lo quita nadie, ni el mas cruel de los dictadores, es mas eso es lo que se persigue hoy con mayor fuerza, se persigue a quienes lo son porque la palabra es un arma demasiado importante en este mundo donde todo lo fácil es lo que se persigue, dinero fácil, ser amigo de fulano, estar en la jugada, así sea para recibir las sobras, pero recibir, para que estudiar, para que investigar, para que fajarse si un titulo de lo que sea vale hoy poco menos que nada, abogados, doctores, ingenieros, profesores, etc., trabajando como vigilantes o taxistas porque lo otro no paga, ¿qué tal?.

Que casi nunca traigo buenas nuevas y ando en una quejadera siempre, en una peleadera siempre como dice mi mejor buen amigo de mas arriba, lo lamento hermano pero nací necio y aun cuando hago grandes esfuerzos creo que moriré necio, pero sepa una cosa mi hermano, este necio quien escribe lo que siente y lo que ve a pesar de todo ha sido leal siempre y jamás ha traicionado este proyecto de patria que nos dejo el comandante y no como muchos que se rasgan las vestiduras, gozan de privilegios como son una vivienda, empleos dignos, alimentación, pensión, misiones, barrio adentro etc., y han votado por los diablos con el agravante que lo dicen abiertamente y eso si es lamentable.

Hasta la próxima, si me lo permiten.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1355 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: