Aragua: El holocausto de los refugiados (Parte I)

Solo se puede abordar este drama desde su vivencia, bien sea como refugiado o bien sea como actor participante por alguna cirscunstancia en y desde un refugio, de cerca muy cerca o de lejos muy lejos, en este caso lo escribo desde cerca muy cerca por ser uno de miles que perdio todo lo material y en especifico el lugar fisico donde habite con mis tres hijos, mi esposa y mis dos perros.No se si lo que escribo realmente nos hace falta, hoy no es dia inteligente y no se ir mas allá, pero cuando puedas vuelve porque hacecha tu fantasma, jugando a las escondidas y yo estoy muy viejo ya.

En sintesis un refugio es reunir en un solo sitio el eslabon mas debil de la sociedad, el mas necesitado, el mas olvidado, el mas incapacitado por el criminal sistema capitalista en resumen "EL PUEBLO" quien lo certifica y da fe de ello, el sencillo hecho de no poder ir a otro lado, cuando esas mismas personas que hoy habitan un refugio vivian en su lugar de origen se diluían entre la multitud, llamada Barrio, allí coexistían con muchas personas de condición material distinta, muy distinta, por sus estudios, por su condición familiar, por su condición laboral etc, en los barrios, en cualquiera de nuestros barrios es común ver calles con casas muy parecidas a las casas de la clase media y algunas hasta muy parecidas a las de la burguesía, de igual modo sus vehiculos, su modo de vestir y hasta colegios privados hay, que distan mucho de las escuelas publicas y liceos, es decir un barrio termino siendo en micro un pequeño pais, con todas sus relaciones sociales y lucha de clases.

Es por ello que resulta particularmente dramático el abordaje de este grupo humano y su posterior ubicación, pero una buena pregunta sería y quien no provino de un barrio, si el barrio es la genesis de nuestra civilización o incivilización como prefieran decirlo y si no provino directamente, al menos sus padres o abuelos lo fueron haya o no haya conciencia de ello.
Con el refugio pasa algo parecido que con la pobreza material, todos la hemos padecido directa o indirectamente, eso es lo que no debemos olvidar, cuando recorro sus instalaciones aveces en las noches de insommio, por una extraña razón se me asemeja a una prisión de maxima seguridad,o a un leprosario y en mi mente me pregunto cuando miro los muros que nos separan de la sociedad, de esa sociedad a la cual nos sentimos orgullosos pertenecer, a alguien le importara verdaderamente que estemos aquí ?, harán lo mismo que yo cuando pasaba por afuera y ni siquiera sabía que aquí habían refugiados o como cuando alguien sabe que estamos aquí pero dice a ok. allí estan los que perdieron su casa por las lluvias y continua caminando como si nada.

Esta sociedad nuestra esta lejos todavía, o mejor dicho estamos lejos todavía de comprender en su exacta dimensión el drama del olocausto de un refugiado y peor aún, nadie sabe cuando y por cual circunstancia le puede tocar estar, habitar del muro para adentro.

Repito nuevamente, no se si mis palabras realmente hagan falta, solo se que debo escribir esta vivencia que jamas hubiera por mis hijos y esposa haber querido vivir................

Este relato continuará.

Chavez vive, la lucha sigue



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1760 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: