De "guerras" hemos estado hablando, pero hacemos un taim para considerar otros escarceos

Cuando iniciamos esta serie (increíble, pero ya van 8 artículos emparentados; la relación exacta, con breve resumen, la haré en Historia para Fundamentar) nos fijamos como objetivo el "desarmar en sus componentes esa magnífica campaña opositora, para que no vuelva a ser mella en el pueblo", recalcando en el siguiente que "es esta campaña que continúa viva la que hay que desarmar para detener definitivamente sus erosivos efectos". Desde luego que el análisis de las razones de la pérdida de votos que he venido haciendo lleva despliegue de algunas medidas, a manera de "recomendación", para revertir la situación y pasar a la ofensiva.

Ya se tuvo la oportunidad de aplicar medidas del tipo de las "recomendadas", y efectivamente se asomaron, pero fueron muy tímidas y con errores de concepción, lo que anuló u efecto. Con esta afirmación no estoy contradiciendo la posición expresada en los dos primeros artículos, de preferir la crítica de la estrategia opositora, a la de privilegiar la “responsabilidad” del gobierno y el partido; tampoco me declaro mejor que nadie, menos que quienes tienen en el PSUV regional la responsabilidad de las medidas que se tomaron a medias… circunstancias habrá. Pero como ya que se había expresado algunas medidas necesarias, la ausencia de ellas pueden demostrar la validez de lo hasta ahora expuesto y la posibilidad de que se le pare en lo sucesivo.



Y es que, lectores, Coproles estuvo en Mérida en una visita que alguien podría considerar extemporánea, pero que se trata sólo de la continuación lineal de la campaña electoral, como expresé y continuo creyendo que se está produciendo.



No se había debilitado al enemigo con la estrategia propagandística planteada en http://www.aporrea.org/actualidad/a164864.html que no puede aplazarse más. Ni siquiera se había hecho desaparecer la “plataforma” comunicacional que Coproles continúa teniendo en muros y postes merideños; es más, sólo ha habido indicios de la necesaria desaparición o modificación de la que apunta directamente contra el candidato, el Presidente y el Gobierno en general, sustentada en consignas coherentes con el bombardeo mediático por medios nacionales.



Pero no sólo en http://www.aporrea.org/actualidad/a165116.html se había recomendado medidas obvias, sino que en ese afán que puede surgir por no ver reacciones obvias frente al ataque enemigo, recurrí a las redes sociales. Por tuiter envié, a quienes yo sé que tienen responsabilidad en el tema, unas medidas publicitarias urgentes para recibir a Coproles. Y por esta vía, porque no tengo comunicación con nadie con poder y ya viví una experiencia maluca cuando tuve una responsabilidad que me obligó a acercarme a sus predios. Pero es que correos-e y tuiter de los altos organismos oficiales y de los dirigentes, son unidireccionales, de ellos hacia los “compañeritos”. Únicamente si aceptan seguirte se puede enviar "menajes directos", no públicos, pero esto es misión imposible, ni rogando te siguen. Por ser imposible atenderlo debidamente, el manejo del tuiter se lo dejan los funcionarios y dirigentes a secretari@s, muchos de los cuales no tienen ni mínima idea de cuál es la verdadera utilidad y los recursos derivados del medio.



Los correos-e son otro cantar. Se trata del limbo donde van a vagar quejas, reclamos etc., pues correos oficiales, colocados en las web como de un funcionario, ni por educación responden; ni siquiera tienen una respuesta automática programada para reconocer la recepción del mensaje. Y hay colmos, como el de correos-e "contáctanos", que devuelve el mensaje porque el servidor no autoriza su entrada. Ah, no lo digo por decir, porque por un vicio de historiador documento y archivo todo, "para cuando pueda ser útil".



Aparentemente me desvié del tema, pero continuaré por aquí con otro inciso pertinente: en Mérida se constituyó oficialmente, con anuncio público y demás, un "comando tuitero" con un número considerable de personas, que, lamentablemente, no tienen ninguna presencia en esta red social. No se hacen notar en el esfuerzo por los objetivos que actualmente se plantearon los tuiteros revolucionarios. Quizá no se conformó un “grupo” o tal vez no están conectados entre si, se desperdigaron tempranamente o no tienen un líder.



Recopilando:

–Coproles estuvo en Mérida, visita que corrobora la hipótesis (¡!) de que la estrategia de la campaña electoral opositora continúa en Mérida, con la erosión de votos que se puede esperar.

–Que esa visita corroboró la necesidad de una estrategia elemental de publicidad, cuyos elementos más globales fueron expresados en sucesivos artículos de esta serie; que hubo indicios de aplicación, pero parciales y con fallas de concepción.

–Que no hay manera de hacer llegar “ideas” a los responsables oficiales y del partido, porque ignoran portales como aporrea o usan de manera mediocre las redes sociales.



Lo que vendrá en el artículo siguiente:

–Evaluación de la visita de Coproles desde perspectivas que se han expuesto en los artículos anteriores.

–El error mayúsculo cometido por un organismo de gobierno, con consecuencias gratuitas muy negativas, dignas de estudio y medidas administrativas. Todo, documentado con fotografías en el blog Historia para Fundamentar (http://www.frontinoo2.blogspot.com)



Hasta muy prontico, quizá mañana, con el favor de Aporrea (110513/0005)

osoriof@cantv.net

osorioc@gmail.com



https://twitter.com/FrontinOso


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1143 veces.



Fermín E. Osorio

Historifabulador socialista y antiimperialista.

 osorioc@gmail.com      @FrontinOso

Visite el perfil de Fermin E Osorio C para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a165847.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO