Matar el mensajero

En la antigüedad existía la costumbre de azotar o matar al mensajero portador de malas noticias, especialmente cuando se trataba de derrotas militares. Cada vez que en los últimos 14 años la derecha venezolana ha sido derrotada por los revolucionarios, ha tenido una conducta similar, al pretender deslegitimar al Poder Electoral y al Sistema de Votación Automatizado que nos dimos los venezolanos con gran esfuerzo y eficiencia, para garantizar la participación masiva y el respeto irrestricto a la voluntad soberana del pueblo, de la cual el CNE solo actúa como su mensajero.

Con la automatización de la votación y de los escrutinios, mediante la aplicación de sistemas informatizados auditables, supervisados por los representantes de las fuerzas políticas, se obtuvo el reconocimiento del mundo entero por su confiabilidad y transparencia. Ello permitió pasar la página de la cultura aberrante del “acta mata votos” al darle seguridad y blindar a los procesos electorales.

Este sistema electoral es la piedra angular que le ha dado concreción al ejercicio de la democracia participativa y protagónica en construcción. A través de él se ejerce y legitima la voluntad popular y hemos avanzado en la transformación revolucionaria de la sociedad venezolana en paz y democracia, hacia la construcción del socialismo bolivariano. De ahí la importancia estratégica que tiene la preservación de nuestro sistema electoral, reconocidos por la “Fundación Carter” y la propia MUD. Esta última, a pesar de haberlo utilizado en sus Primarias (2012), nuevamente se contradice al retomar el atajo de la desestabilización, buscando preparar el terreno para reeditar el golpe del 11A, al no reconocer a Nicolás Maduro como nuestro legítimo Presidente por decisión de la mayoría.

Al desconocer la ley electoral, descalificar al árbitro, llamar a la violencia con un saldo de 9 muertos y 120 heridos con daños a CDI, cantar fraude sin pruebas consistentes, pedir la auditoria para luego decir que no reconocerá la acordada por el CNE porque es “chimba”, se le ven las patas al caballo. Detrás está la intención de destruir el Sistema Electoral Automatizado porque le tienen terror a la democracia verdadera.

gamarquez2@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1444 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a165098.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO