Sindéresis

Edmundo Chirinos, un mal ejemplo de la izquierda

Entre los accesorios donde huelgan mis recuerdos personales, resalta la fotografía que testifica el momento en que el rector Edmundo Chirinos, junto al decano de ingeniería de entonces Jorge Pérez, me hacía entrega en el Aula Magna del pergamino que me facultaba para ejercer la ingeniería. Era la época de la plancha 80, surgida de los retazos que la izquierda dejaba desde veinte años atrás en un afán de recomponerse. Jamás pensé que casi tres décadas después, el mismo pergamino y la misma fotografía hube de esconderlos por una vergüenza escrupulosa que asaltaba mi pensamiento, dada las lúgubres circunstancias que al afamado academicista y otrora rector, ahora se le presentaban. Y uno lo ve como el epilogo nefasto de un viejo camarada. Porque en esa fotografía quedó también retratada, aquella osada actitud que el rector advertía cuando derrotó al representante adeco Piar Sosa en las elecciones rectorales o cuando desafió el poder comunicacional de RCTV, atacando directamente a Marcel Granier, o más atrás, cuando fundaba escuelas y departamentos ucevistas para formar expertos en psiquiatría.

Es probable y es una conclusión muy genérica que Edmundo Chirinos agravó los deslices de su comportamiento en los años próximos a su rectoría y candidatura presidencial del PCV. Pero eso no exculpa sus sombríos procederes. Era como si el ideario político que profesaba Chirinos, marcaba un claro deslinde con el comportamiento atípico de un izquierdista. Por eso todo lo que pudo achacársele al ex rector en torno al asesinato de una jovencita en su consultorio, tanta desazón causó entre la gente de izquierda de este país.

La sentencia que se produjo hace tres años en el caso, revela la gravedad del proceder de Edmundo Chirinos. Y hoy, muy deteriorada su salud, un tribunal le concede casa por cárcel. En lo físico es probable alguna mejoría del inculpado, aunque en la conciencia muy difícil será simplificar su tormento. Por eso, en el término del tiempo que me llevó a exponer este escrito, pude recomponer el argumento que les explique a mis hijos y nietos, la devastadora historia de un rector izquierdista con el epílogo más desconcertante que individuo alguno en Venezuela haya podido presentar.

nlacruzvargas@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5322 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: