La merienda de negros de Ibsen

Ibsen, parece que se convirtió en tu obsesión la de “iluminar nuestras mentes” con tus artículos, ahora en el pasquín de Teochoro.


La verdad es que con tu artículo “Fandango de locos” has hecho una mezcla explosiva.


Creo que has producido una mescolanza inigualable de tus autores favoritos. Has sacado lo mejor del adequismo de Manuel Caballero y sus loas a la democracia puntofijista. Te has convertido en un Guillermo Morón para proclamar, sin el menor empacho, diciendo que a El Libertador nadie lo mandó a llamar al Perú para que ayudara a libertarlo. Es decir el Mariscal Sucre fue a perder el tiempo en Ayacucho.


Y según tú, de acuerdo al epistolario entre María Antonia Bolívar y El Libertador, hay que concluir que nuestro Libertador dejó a Venezuela sumida en una despreciable “pardocracia” de ignorantes e igualados.


Claro saltas por encima la traición de la oligarquía colombo-venezolana, la continuación de la esclavitud, nada menos que hasta 1854, y menudencias como la Ley de Libertad de Contratos de 1834, más neoliberalismo imposible.


Pero todo ese tinglado que preparaste fue para decirle al pueblo que acompañó al Comandante, que lo que hicieron fue armar un desorden sin precedentes. Eso después de lanzarte una explicación lexicográfica (palabras tuyas) para poder explicar la traducción de “fandango de locos” a “merienda de negros”.


La merienda de negros que se armó o el zurriburri tuyo, déjame traducirte del diccionario, como a ti te gusta: "conjunto de personas de ínfima plebe o de malos procederes", que desfiló por horas para dar su último hasta luego y opinó con una "oratoria analfabeta", esos mismos a quienes desprecias, serán los que derrotarán a tu infeliz candidato perdedor el 14 de abril.


Y por ende, tu llamado “imperioso” a derrotarnos, se quedará esperando, porque sigues sin entender < parafraseando a Benedetti> que Enriquito Capriles, tu mantuano favorito, te está usando como peón en un ajedrez que no comprendes y que en tu caso nunca te convertirá en protagonista, así que medio rabioso te seguirás lamentando del medio del que comen los otros (como Marcel Granier, ¿te acuerdas?) a quienes no alcanzas a entender ni medio.



luisortega69@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2293 veces.



Luis Ortega


Visite el perfil de Luis Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Ortega

Luis Ortega

Más artículos de este autor