Comandante, sigues derrotando la ignominia y la mentira

21 años continuos de desprecios, mentiras, ofensas, calumnias, insolencias y demás; fueron institucionalizadas por la canalla mediática de la ultraderecha transnacional y local en nuestra patria, todo eso desde el mismo momento de hacer su primera aparición pública nacional aquel 04 de febrero de 1992, pero nada de eso hizo mella en la imagen y el prestigio de nuestro adorado líder Zambo; quisieron borrarlo y descalificarlo con los más soeces señalamientos, buscando aislarlo internacionalmente y del corazón de su pueblo, pero “ni coquitos”, esos carajos nunca entendieron lo que era hacer visible a un pueblo que habían intentado también borrar del protagonismo natural que siempre ocupó, pero que en estos siglos simplemente ignoraron.

21 años resistiendo junto al pueblo, conectado y marchando junto él, interpretándolo e interpretándose con él; nuestro Zambo Comandante venció la miseria humana de la extrema derecha y su oligarquía financiera-mediática; con su fallecimiento los más insolentes y bestiales no han cesado, los otros insolentes y temerosos a un pueblo enardecido han tratado vanamente de moderarse, los menos insolentes han guardado silencio y de verdad que así se ven más bonitos, y por último, la población opositora que lo adversó ha reflexionado sobre este gran hombre, se de algunos que hasta lo han llorado en este breve lapso y unos muy pocos se han arrepentido de haberlo adversado ferozmente, para finalmente enfrentarse a esta realidad que hoy nadie puede tapar; éste Zambo era un grande, admirado por millones dentro y fuera de la patria.

Alrededor de 20 países con decreto de duelo nacional por un hombre no nacido en esas tierras, 30 jefes de estado, 60 países con delegaciones oficiales de alto nivel para este funeral bolivariano, centenares de actividades en todo el mundo en reconocimiento al indiscutible líder continental, millones de hombres del mundo y en nuestra patria lloran la partida de este calumniado hombre, nuestro despreciado Zambo. Así se volvió el hombre que quisieron aislar y derrotar, aquí está gigante, imponente, reconocido por todos, hasta por los miserables que más lo odiaron y conspiraron interna e internacionalmente.

Los miserables insolentes sonríen en silencio y creen que lo ha logrado, los atrevidos escriben sobre el marginal funeral de camisas rojas y pantuflas baratas; siguen sin entenderlo, pero el Zambo amado se hizo millones y marcha victorioso al lado de su pueblo, preparándose para las nuevas batallas, dando instrucciones pues no hay tiempo que perder, tomarnos todos los cielos por asalto, para construir nuestro socialismo bolivariano y ahora también chavista.

ajueves@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1370 veces.



Luis Alberto Duarte


Visite el perfil de Luis Alberto Duarte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Duarte

Luis Alberto Duarte

Más artículos de este autor


Notas relacionadas