Candidatos a Alcaldes del PSUV, transfieran el poder y pasen a la historia

He tenido la posibilidad de conversar con algunos precandidatos a Alcaldes en las internas del PSUV y escuchar el optimismo que tienen sobre el apoyo popular que seguro recibirán por las bases en la consulta interna que por segunda vez se realizarán desde esta estructura partidista, siendo el partido que más ha consultado a su militancia para la selección de candidatos desde su fundación. Por supuesto también recibo su enfoque, generalmente sesgado del por qué debe ser él y no su contendor, además del apoyo con que cuenta en las altas esferas, los espaldarazos de gobernadores, diputados, etc.; trato de respetuosamente escucharlos, pero la verdad es que a veces me espanto por lo que considero una bestia que no hemos podido extirpar, generalmente todos se presumen más honestos que el que está (no lo niego ni lo afirmo) y se consideran como los “elegidos” para administrar sabiamente los dineros públicos que en caso de ser electo les correspondiera.

Cuando les insinúo sobre la necesidad de construir el poder popular transfiriendo competencias y recursos a la gente de manera total, es decir, que la inmensa suma de recursos previsto para la inversión en infraestructura en los municipios, sea administrado por las comunidades directamente y las alcaldía se conviertan en instancias de acompañamiento, supervisión y apoyo; todo se comienza a enredar. Ninguno ha asumido una posición tajante sobre esa posibilidad, se comienzan a esgrimir argumento sobre relegitimación de Consejos Comunales, el “actual Poder Popular” se ha corrompido, hay que enseñar a la gente a cómo se administra, las rendiciones de cuentas, el riesgo en la calidad de las grandes obras, la desaparición de la figura del municipio, la no existencia de las Comunas, Consejos Comunales que están controlados por otros grupos, entre otras, son parte de una infinita lista de excusas que nos hablan de una nueva gobernabilidad con nuevos superhéroes que si administrarán bien “el coroto” con plenas garantías de honestidad, que no se oponen a la democracia participativa y protagónica, pero que con los cobres si no se metan, eso sí que no.

No hay remedio, o no las jugamos toda con la gente arriesgando la patria en esa partida o simplemente seremos otros administradores de la cosa pública que pasamos sin pena ni gloria, más allá de ser honestos o no, estamos hablando de construir una nueva patria, no de las acciones filantrópicas que muy humanamente cada uno de nosotros pudiera ejemplificar.

ajueves@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1194 veces.



Luis Alberto Duarte


Visite el perfil de Luis Alberto Duarte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Duarte

Luis Alberto Duarte

Más artículos de este autor