El papel de la Vanguardia en la construcción del Socialismo

La vanguardia tiene tareas históricas en la construcción del socialismo. Pero, ¿ Qué es la vanguardia, de qué vanguardia hablamos, cuáles son sus características y cuáles son las tareas concretas que debe realizar?

Respecto a la primera pregunta, una vanguardia la conforman los hombres y mujeres más comprometidos con la idea del cambio. Aquellos que dedican más tiempo y esfuerzo al proceso social de construcción de ese cambio. Lo cual supone un temprano rompimiento con el pensamiento tradicional y su alineación con el pensamiento nuevo cuya ideología se pretenden desarrollar. Son los más convencidos con el vivir y el pensar del nuevo modelo social.

Pero, ¿de cuál vanguardia hablamos? Nos referimos a la vanguardia que tiene por tarea la construcción del socialismo. Aquella que tiene por responsabilidad romper primero con la ideología capitalista; cuyo tiempo y esfuerzo está centrado exclusivamente en desarrollar la ideología socialista en el plano político, económico y cultural. Dentro de la vanguardia socialista coexisten varias vanguardias: unas dedicadas, primordialmente, al trabajo político, cuyos esfuerzos se centran en tomar el control del Estado y desarrollar una agenda política dirigida a ganar tiempo para estimular una economía y una cultura socialista. Otra vanguardia económica que centra sus esfuerzos en construir una economía endógena, sustentable y sostenible; en la que, gradualmente, se desarrollen relaciones de producción socialistas. Y otra vanguardia que promueva una cultura y recreación socialista. Si bien, la vanguardia política sirve de palanca para desarrollar la economía socialista; es la vanguardia económica la única que garantiza al pueblo el cambio político de un Estado capitalista a uno socialista.

En ese sentido, la vanguardia económica se debe caracterizar por conocer y capacitarse en el hecho productivo; deben, servir de pivote en su labor de orientar al resto de la clase trabajadora en la construcción del modelo económico socialista. Esta vanguardia debe centrar sus esfuerzos en lo económico (en la creación de riquezas) a diferencia de la vanguardia política que se debe centra en mantener la gobernabilidad. Esta vanguardia estará integrada por innovadores con competencias gerenciales que sepan organizar relaciones de producción socialistas dentro de la clase obrera.

La tarea de la vanguardia económica se restringe en hacer productivas las unidades de producción socialistas. De allí que la tarea de la vanguardia política (para el caso venezolano) sea utilizar los ingresos petroleros para apalancar la creación de unidades de producción socialistas que permitan diversificar la economía nacional y absorbe productivamente la mayor cantidad de mano de obra de la clase obrera y campesina. Sobre las manos obreras de una economía socialistas se crea un Estado Socialista.

nestoraponte310@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2900 veces.



Néstor Aponte


Visite el perfil de Néstor Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: