El show continúa

Los enredos y las ambiciones personalistas de una interminable lista de aspirantes presidenciales de las cavernas opositoras siguen siendo la comidilla y el hazmerreir del mundo político venezolano. Quienes más destacan en este circo son los integrantes del grupito autodenominado de los duros conocidos también como las viudas de Carmona El Breve y especializados en escupir hacia arriba cada vez que vociferan contra las decisiones soberanas de la AN y del TSJ en materia presidencial. Se olvidan momentáneamente de su amor fervoroso hacia el pequeño sátrapa que durante cuarenta y ocho horas disolvió por decreto los poderes constituidos y desconoció la voluntad del Soberano.

Se olvidan que Carmona El Breve se autojuramentó, en uno de los episodios más infelices que conoce nuestra atribulada vida republicana. Omiten que la jauría que plenaba el Salón Ayacucho y que los incluía a ellos firmantes y violatorios de la Constitución Bolivariana de 1999, aplaudían histéricamente cada decreto espúreo que derrumbaba la legalidad y las instituciones del Estado venezolano.

Estos personajes tragicómicos pretenden hacer creer a los millones de compatriotas que ellos son defensores de la Constitución, que son defensores del marco legal. Mentira. Tienen tan poca imaginación que consideran al pueblo como un atajo de ignorantes que pueden ser manipulados a su antojo. Y aquí vuelven a equivocarse como lo han hecho durante los últimos catorce años. No quieren comprender que el país cambió. Que el reino del bipartidismo, de la exclusión social y del poder de Fedecámaras ya pasó. Y no volverán.

Tienen que enfrentarse a una realidad distinta a la que impusieron desde 1830. Hoy son cientos los Consejos Comunales que asumen la planificación y la ejecución de las tareas locales, que piensan y resuelven en colectivo la nueva Venezuela Comunal que nace. Que los lazos y la conexión del pueblo con su líder, el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías, son cada vez más sólidos y lo demuestran las votaciones del 7 Oct. y del 16 Dic. En estas jornadas históricas el Pueblo venezolano decidió claramente que la vía adecuada para sacar adelante a nuestro país es el Socialismo del Siglo XXI. Ese Pueblo heroico y esperanzador le dijo de manera rotunda NO a la derecha, NO a los grupos trasnacionales y NO a la explotación.

La derecha pretende desconocer estos hechos, estas realidades. El chavismo se afirma y consolida como una fuerza clave y decisoria en la arena política venezolana y su ejemplo trasciende las fronteras. Somos ejemplo para los pueblos hermanos del continente y también más allá en otros continente porque estamos llevando adelante una revolución pacífica, encuadrada en un marco legal y con un carácter humanista impregnado de amor y respeto hacia nuestros semejantes. Así lo interpreta el Pueblo de Venezuela. Cada acción social, cada Misión solo busca el bienestar de todos y de todas sin exclusión. Así de simple. Así de sencillo.

La derecha sórdida y llena de trapacerías hace de la enfermedad presidencial un motivo de regocijo. Se ensañan con la familia y con los allegados al Comandante Chávez violentando los más elementales principios de ética y respeto al ser humano. Afortunadamente el Presidente Chávez nos ha enseñado a mirar de frente a dejar atrás los bajos instintos y la carroña. La vanguardia organizada de la Revolución es como el cóndor andino: se remonta majestuoso y libre por encima de los obstáculos.

Enviado a través de lucartjesus@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1271 veces.



Héctor Agüero


Visite el perfil de Héctor Agüero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Héctor Agüero

Héctor Agüero

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a158265.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO