Sindéresis

Aristóbulo y las Verdades de Miguel

Solamente algún ser superior o el mismo Aristóbulo, podrán saber los motivos de los incesantes ataques que Miguel Salazar urdiera por meses, en sus comentarios semanales contra el hoy juramentado gobernador de Anzoátegui. Hasta la última semana previa al 16-D, el semanario de Miguel, daba por seguro perdedor “a ese adeco vestido de rojo”. Y más atrás, en una oportunidad no hace mucho, le dedicó Miguel un despaturrado festín de comentarios, donde lo mal ponía desde abandonado por Chávez hasta devenido en desgracia política. Y nada más equivocado. Porque hoy los hechos, desbancan los leídos comentarios de Miguel. Es probable, Miguel, que no exista vanguardista de la revolución que haya ganado en el más duro trajinar cada espacio en la lucha y cada incremento en la conciencia revolucionaria como lo ha hecho Aristóbulo. No ahorita nomas. Sino desde aquellos difíciles momentos de la lucha magisterial en los liceos del Catia y San Martín, hasta su llegada a la Alcaldía de Caracas, desde donde con fuerza impulsó, los primeros centellazos de revolución al pueblo caraqueño. Y si Aristóbulo, fue vencido posteriormente en esa misma Caracas, que como influjo iracundo en aquella oportunidad lo hizo alcalde, fue porque las mañas adecas de esos tiempos le acorralaron desvirtuando con saña la excelente gestión comunal que Aristóbulo venia construyendo. Por eso hoy el pueblo anzoatiguense le brinda en el nombre de Chávez, esta otra oportunidad. Y por eso también, con un discurso sencillo pero cargado de compromiso ideológico, Aristóbulo asume con mucha discreción y humildad la prosecución de la revolución y el mandato del líder de la revolución en Anzoátegui. Así que Miguel, te pelaste de patín a pedal. La presencia de la más alta representatividad del poder popular en el poder comunal, en los trabajadores petroleros y en los indígenas ya dicen de la aceptación general de Aristóbulo en el gobierno desde la histórica Barcelona. Y en su discurso y los subsiguientes, se pudo extraer la profusa forma que el gobierno de Aristóbulo dará a la cultura como elemento enaltecedor de la revolución. Entonced, así como en Caracas, hace casi dos décadas Aristóbulo inició un proceso que aún incipiente quedó, hoy Anzoátegui con otros escenarios de grandes fortalezas, tendrá esa oportunidad gloriosa de impulsar desde oriente la gran revolución cultural por la que Mao hizo su mejores victorias.


n_lacruz@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6318 veces.



Neri La Cruz


Visite el perfil de Neri La Cruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: