La inseguridad, solución con la mano de hierro (parte III)

Hermanos de Patria....

En la primera parte de este artículo hice mención al gran esfuerzo humano, económico y ambiental impulsado en nuestro país en materia de seguridad, donde surge uno de los planteamientos de lucha más importante propuesto por el PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, HUGO CHÁVEZ y que constituyen hoy un ejemplo a nivel internacional, específicamente el tema de la destrucción de armas. En este sentido, una interrogante importante a plantearse es: ¿Qué debemos hacer para acabar de una vez con esta enfermedad social?, opino que tenemos que fortalecer en primer lugar la educación en el antecedente histórico actual sobre la seguridad y que fueron y son los cuerpos de seguridad durante la aparición en nuestra sociedad, el desarrollo académico de los niños, niñas y adolecente que son los más vulnerables a ser manipulados por el “sospechoso habitual” palabra contundente de un amigo profesor del diplomado en Saberes Africanos, ya que es necesario que la sociedad participe en la SEGURIDAD ambiental, alimentaria, política, cultural, militar, policial, intelectual, tecnológica, histórica, humana del país y del mundo, tal y como se viene realizando en el “nuevo modelo policial de Venezuela” que en teoría, documentos y discursos esta excelentemente estructurada, pero en la praxis esta como la mayoría de nuestros médicos privados, que no actúan si no existe el bendito papel moneda y la clave activa para ser atendido el paciente, olvidándose del Juramento en cumplir y hacer cumplir la constitución y las leyes de la República, “esos son oposición apátrida como revolucionarios oportunistas”.

No existe cero riesgos en este mundo y por tal motivo todos nuestros ciudadanos y ciudadanas debemos manejar y participar en el tema de seguridad en asambleas, foros, seminarios, escuelas, colegios, universidades, como darle la oportunidad a nuestro presidente en hacer una enmienda constitucional del Articulo 332, para unificar las policías en un solo bloque institucional de seguridad, ya que por tantas policías no terminan de unificar criterios estratégicos, entre ellas, para acabar la inseguridad. Como lo dijo el líder: “Republiquitas dentro de una República”, si todos contáramos con un conocimiento impuesto de que es y para qué es la policía, no siguiera sucediendo lo mismo que en el pasado, porque ya basta que exista una cantidad de servidores de seguridad y prevención ciudadana como muchos que dicen saber, sigan manipulando, mintiendo al pueblo y al presidente sin aún conseguir la solución, ya que siempre estamos justificando la necesidad económica personal y no por ejecutar acciones por un bien al colectivo, con sentido de pertenencia al país, dedicación y eficiencia. “BRAZO DE HIERRO” para esos grupitos, que desde que el presidente llego al poder pide ética, moral y contraloría, pero como ya todos vemos esperamos que sea él quien haga todo por el país, como si nada mas él viviera.

Las irregularidades observadas a diario y que por falta de gerencia, supervisión, control e inspección y sanciones aún persisten como por ejemplo: Patrullas de instituciones policiales ya con años de fundadas y entre ellas nuestra y nueva PNB aun sin placas, policías jugando con los implementos policiales en la vía pública, las manos ocupadas con el BlackBerry, exceso de velocidad durante su patrullaje vehicular y motorizado, evaden los procedimientos, no cumplen con la Constitución, violando las leyes, reglamentos, resoluciones con acciones que ni favorecen a las personas, sociedad, y ni a la institución, la falta de cuidado de sus estructuras físicas, implementos y herramientas de trabajo, el descuido de sus funciones en el lugar de servicio por su propia seguridad y de terceros, aplicación de las técnicas y conocimiento policiales la cual hace un sacrifico, gastos enormes de recursos económicos y humanos por el Estado para la UNES, la falta de respuesta inmediata a la hora de ser un llamado al 171, la falta de control y supervisión del personal que abandonan el servicio injustificadamente, el respeto a los derechos del ciudadano como el de ellos mismo, que se puedan defender sin ser amenazados (as) o perseguido (as), “todavía esperamos el reglamento de actuación policial”, ojo son estas las minorías que hacen que el PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA tome las acciones que ya todos sabemos por la misma ineficiencia, negligencia, falta de ética profesional y responsabilidad de sus acciones, que daña al proceso revolucionario. Debemos evitar que el líder vuelva a repetir aquellas palabras del 4 de febrero de 1992, dijo: “Por ahora, los objetivos que nos planteamos no fueron logrados”, no desearía ser partícipe y mucho menos repetir el pasado, ya que sería un caos para nuestra rescatada historia, independencia, soberanía y proyecto de país que queremos.

Continuara…


“No somos iguales. Somos diferentes, pero somos lo mismo”
Antropólogo y facilitador de la 1 era cohorte del diplomado en Saberes africano
Nelson Aboy

enriquevivas1981@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1452 veces.



Nelson E. Vivas


Visite el perfil de Nelson Vivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a154341.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO