¿Cómo olvidarnos de Ormuz?

Un grupo de panas nos pusimos a pintar unas franelas para el desfile del día de la juventud en La Victoria, estado Aragua, por allá en febrero de este año. Alguien llamó la atención con estampar la palabra Ormuz, acompañada de una estrella roja. El miércoles, tuvimos la oportunidad de presenciar una conferencia sobre geopolítica petrolera, con el politólogo Miguel Jaimes, profesor invitado del postgrado en ciencias políticas de la ULA, quien se encargó de refrescarnos y posicionar la palabra Ormuz nuevamente en nuestras reflexiones -agradecidos con el Movimiento Cultural José Esteban Ruiz-Guevara por programar su visita-.

Ormuz es el nombre de un estrecho ubicado por allá en el oriente medio, cerquitica de Irán, tanto, que por un pedazo de sus aguas territoriales navegan todos los buques llenitos de petróleo que bajan desde los países árabes, algo así como el 40% del petróleo que consume el mundo. Estados Unidos y su poderío bélico-comunicacional amenaza con invadir Irán, con el pretexto de evitar la producción de armamento nuclear, y así cumplir con su meta de dominar todo el territorio árabe; la guerra de los recursos pasó por Irak, Afganistán y Libia, faltando nuestros compañeros de Irán y Siria -5 son los objetivos-. Irán responde con otra amenaza, el cierre del estrecho, que estratégicamente afectaría el transporte de crudo en la zona. En La Victoria nos preguntaban ¿qué es eso de Ormuz? Entonces venía la explicación dada. “Venezuela se juega su destino el 7 de octubre” decía nuestro Presidente Bolivariano mientras se inscribía en el CNE, a veces uno no le para mucho a eso, o si, pero no con la importancia que requiere. 297.570.543 Millones de barriles en nuestro subsuelo, así salió en gaceta oficial, de pana y todo que hasta cuesta leer la cifra.

Es entonces en donde cabe preguntarnos ¿cómo olvidarnos de Ormuz?, ¿sabemos lo suficiente sobre el tema petrolero? Irán posee menos reservas probadas de crudo en su territorio que nosotros, clarita la cosa, sin ganas de asustar a nadie, después de Irán y Siria, el objetivo más inmediato somos nosotros –es más descabellado no creer que creerlo-. La reflexión extendida sobre el asunto petrolero se hace cada vez más necesaria, tan importante para nosotros, tan esencial, que mientras Chávez habla de agricultura o música llanera termina con petróleo.

Por ahí escuché que intentaron hacer una Misión Ideología hace un tiempo, más que nunca es necesaria, pero eso sí, con un puñal de geopolítica petrolera, de como funciona el principal sostén energético de nuestro país y el mundo. Porque todo joven cuadro, todo ciudadano no puede permitirse interrogantes en el asunto petrolero. Porque todas y todos estamos en la obligación de recorrer –a través del conocimiento- los 917 mil kilómetros cuadrados que dibujan nuestras fronteras, teniendo presente que este juego por nuestro futuro no se gana por azar, sino por compromiso.

miguel.contacto@gmail.com

| @miguelgvra


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1444 veces.



Miguel Antonio Guevara


Visite el perfil de Miguel Antonio Guevara para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Antonio Guevara

Miguel Antonio Guevara

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a145503.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO